Ley Nº 21.133 modifica las normas para la incorporación de trabajadores independientes a los régimenes de protección social

Con fecha 2 de febrero de 2019 se publicó en el Diario Oficial la ley Nº 21.133 que modifica las normas para la incorporación de trabajadores independientes a los regímenes de protección social. Cabe destacar que es el primer hito legislativo al transformarse en la primera Ley impulsada por el Ministerio del Trabajo y Previsión Social bajo la nueva administración del Presidente de la República, Sebastián Piñera.

El objetivo de la ley consiste en solucionar las deficiencias de la normativa vigente para la incorporación de los trabajadores independientes, del sector público y privado, a los regímenes de seguridad social, iniciativa que fue impulsada en la Reforma Previsional de 2008 y cuyo principal fin fue obligar a los independientes a cotizar para pensiones. Esta obligatoriedad fue aplicada gradualmente desde 2012, permitiendo renunciar a la cotización en cada operación renta. En 2016 debía partir la obligatoriedad sin opción a renuncia pero, finalmente, esto se postergó para 2018.

El texto legal establece un nuevo mecanismo gradual de cotización para los trabajadores que mantiene la obligatoriedad del pago de las cotizaciones a través de la Declaración Anual de Impuesto a la Renta de cada año, a partir de 2019, con cargo a la retención del 10% de impuestos. Pero, a diferencia de la normativa vigente, establece el incremento gradual de la retención de impuestos en 0,75 % anual, hasta alcanzar el año 2026 un 16%; y el noveno año se incrementará en 1%, para llegar a 17% en 2027.

Los obligados a cotizar son los trabajadores independientes que emiten boletas de honorarios por un monto bruto anual igual o mayor a 5 ingresos mínimos mensuales ($1,3 millones totales en el año), excepto hombres de 55 años o más, y mujeres de 50 años o más, al 1 de enero de 2018.  Se estima que estos sumen unos 577 mil trabajadores, la mitad de los obligados bajo la ley que estaba vigente.

Con los montos retenidos cada abril se pagarán, en un nuevo orden que deja pensiones al final:

1. Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS);

2. Seguro Social contra Riesgos de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales (ATEP);

3. Seguro para el Acompañamiento de Niños y Niñas (Ley Sanna);

4. Licencia médicas y subsidios, pre y post natal, y post natal parental, y

5. Pensiones.

La fórmula permite a los trabajadores independientes acceder a los subsidios monetarios (pago de licencias médicas) otorgados por estos regímenes, calculados sobre el 100% de la base imponible, lo que corresponderá al 80% del conjunto de rentas brutas obtenidas por el trabajador independiente en el año calendario anterior a la declaración de impuesto.

El ahorro para pensiones, en tanto, aumentará gradualmente y se calculará como la diferencia entre la retención y el pago realizado a los diferentes regímenes previsionales de seguridad social mencionados.

El nuevo mecanismo no sólo otorga seguridad social desde el primer año, sino que además acaba con los saldos insolutos o deudas previsionales que se generaban cada año para estos trabajadores, debido a que con el 10% de la retención de impuestos no se alcanza a cubrir la totalidad de las cotizaciones previsionales, que alcanzan al 17% de los ingresos brutos en un año.

Por otra parte, la nueva ley contempla también una alternativa transitoria para quienes no estén en condiciones de destinar desde el año 2019 el total de su retención de impuestos al pago de cotizaciones previsionales.

Esta consiste en la posibilidad de cotizar para pensiones y salud por un porcentaje menor de la Renta Imponible, el que subirá anualmente, partiendo con cotizaciones sobre el 5% de la renta imponible el primer año, 17% el segundo, e incrementándose paulatinamente hasta llegar a 100% el décimo año, contados desde la publicación de la ley.  De esta manera, el primer año se retendrá para pagos de seguridad social el 2,69%, devolviendo el 7,31% al trabajador. Cada año aumentará la cotización conforme aumente la retención y el porcentaje devuelto irá bajando. En este caso, para la determinación de los subsidios de salud y ATEP a los que tenga derecho, se calcularán  sobre la base de la renta que efectivamente cotizó.

Modificaciones legales:

Con el fin de realizar las adecuaciones anteriormente señaladas la ley modifica las siguientes normativas:

-En primer lugar modifica  el Decreto Ley Nº 3.500 de 1980 que establece nuevo sistema de pensiones de la siguiente manera: modifica sus artículos 90, 92, 94 A y 92D; y reemplaza sus artículos 92 B, 92 E, 92 F y 92 G.

-En segundo lugar modifica la ley 20.255  que establece la reforma previsional, en sus artículos 88, 87, 89 y trigésimo primero transitorio.

-En tercer lugar modifica el Decreto con Fuerza de Ley Nº 1 de 2005 del Ministerio de Salud, en sus artículos 149, 152 y 164 y reemplaza su artículo 148.

-En cuarto lugar modifica la ley Nº 21.063 que crea un seguro para el acompañamiento de niños y niñas que padezcan las enfermedades que indica, en sus artículos 5, 16 y 28.

-Por último modifica la Ley de Impuesto a la Renta en sus artículos 50, 74, 84.

La ley tiene vigencia inmediata excepto por las modificaciones al artículo 92 E del decreto ley N° 3.500, de 1980, las cualesentrarán en vigencia el 1 de julio de 2020.

Consulte texto completo de la ley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s