Corte de Apelaciones de Santiago anula ordenanza que restringe horario de expendio de alcoholes

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió reclamo de ilegalidad y anuló la ordenanza municipal de Lo Barnechea que estableció un nuevo horario de funcionamiento de locales de expendio de alcoholes en el sector de la Plaza San Enrique.

El fallo señala que  el Alcalde recurrido, hace uso de una facultad discrecional que la ley no le ha otorgado para reducir de manera arbitraria, al carecer de motivos, los horarios de funcionamiento de los establecimientos de expendio y/o consumo de bebidas alcohólicas de la recurrente.

Agrega que es más, de la letra c) del Decreto 168, en que se hace una alusión genérica a una afectación a la normal tranquilidad de los habitantes y vecinos del sector San Enrique provocadas por el funcionamiento y concurrencia de los consumidores a diversos establecimientos comerciales que expenden bebidas alcohólicas el lugar, alterando con ello la sana convivencia y normal desarrollo de vidas, cuestión que califica de pública y notoria, tanto para las autoridades como para los dueños de los establecimientos comerciales, sin explicitar de qué forma ello se ha producido o materializado en la práctica, sin que puedan establecerse tampoco de la documentación acompañada la efectividad de tal aseveración.

Asimismo indica que tampoco aparece el debido fundamento de las Actas de Sesiones del Consejo en relación a la exigencia legal, desde que ni el Director Jurídico ni el Alcalde en la sesión se refirieron a algún caso concreto, lo que no se complementa en el acto reclamado o en el Acta de las sesiones del Concejo que supuestamente sirvieron de fundamento a aquél, siendo que los únicos partes y denuncias de establecimientos comerciales del sector San Enrique lo habían sido en contra del ‘Teatro Alicia’, que sólo tiene patente de turismo y bar, y ello debido a no contar con recintos cerrados que aíslen el ruido producido. Deficiencias todas que, dejan a la Ordenanza cuestionada como arbitraria e Ilegal.A

Agrega que tampoco se cumplió con el mandato del artículo 8 de la Ley 19.925, en atención a que no precedió una solicitud a Carabineros de Chile, no existiendo antecedente alguno –ni en el acto reclamado ni en las sesiones del Concejo Municipal- que compruebe la existencia del mismo, añade.

Por otro lado se vulnera también, el artículo 50 de la Ley 19.880, al darle a la Ordenanza aprobada un carácter indefinido, incumpliendo con ello el acuerdo expreso del propio Concejo Municipal que le sirvió de antecedente, ya que lo aprobado fue que su extensión sería solo por seis meses conforme se advierte de las intervenciones de los Concejales, lo que no fue respetado por el mismo acto.

Fuente: PJUD.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: