Cámara de Diputados despachó a ley proyecto que da reconocimiento legal al pueblo afrodescendiente chileno

En condiciones de pasar al Ejecutivo para su promulgación como Ley de la República quedó el proyecto (boletín 10625) que otorga reconocimiento legal al pueblo tribal afrodescendiente chileno, luego que la Cámara aprobara los cambios realizados por el Senado al texto ratificado en el primer trámite, por 119 votos a favor y una abstención.

La iniciativa, conforme al texto aprobado hoy, otorga el reconocimiento legal al pueblo tribal afrodescendiente chileno y a su identidad cultural, idioma, tradición histórica, cultura, instituciones y cosmovisión.

Se define como «afrodescendientes chilenos» al grupo humano que, teniendo nacionalidad chilena en conformidad a la Constitución Política de la República, comparte la misma cultura, historia, costumbre, unidos por la conciencia de identidad y discurso antropológico, descendientes de la trata trasatlántica de esclavos africanos traídos al actual territorio nacional entre los siglos XVI y XIX y que se auto identifique como tal.

La propuesta destaca el necesario respeto y promoción por parte del Estado, como patrimonio cultural inmaterial, de los saberes, conocimientos tradicionales, medicina tradicional, idiomas, rituales, símbolos y vestimentas de este pueblo, al tiempo que promueve la creación de una unidad programática que posibilite a los educandos el conocimiento de la historia, lenguaje y cultura de los afrodescendientes.

El proyecto también avanza en otorgarles a este grupo de chilenos el derecho de consulta, conforme al Convenio OIT 169, cada vez que se prevea dictar medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente; y procurar su inclusión en los censos de la población nacional.

Reconocimiento al genocidio Ona y Tehuelche

La Sala de la Cámara de Diputados también dio su aprobación a una propuesta nacida en moción que reconoce el genocidio ocurrido con las etnias Selk´nam (Onas) y Aónikenk (Tehuelches) y que autoriza a erigir un memorial en la comuna de Porvenir (boletín 5203).

La iniciativa, conforme al texto planteado por la Comisión de Cultura, cuyo informe rindió el diputado Amaro Labra (PC), da el citado reconocimiento al genocidio que afectó a las etnias selk’nam y aónikenk durante el poblamiento de la zona austral del país.

Luego, permite erigir un memorial destinado a recordar sus principales rasgos culturales y perpetuar su memoria para las futuras generaciones.

Las obras se financiarán por erogaciones populares, que serán obtenidas mediante la realización de colectas públicas en las fechas y lugares que determine la comisión especial que se conformará para estos efectos y que estará integrada por un senador y un diputado y por un representante del alcalde de la municipalidad de Porvenir, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, del Consejo de Monumentos Nacionales y de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena.

La comisión especial tendrá como funciones establecer la fecha, forma y lugares en que se efectuarán las colectas públicas y realizar las gestiones destinadas a que estas se efectúen; administrar el fondo respectivo; convocar a concursos públicos para la elección del diseño del memorial y para la posterior ejecución de las obras, fijar sus bases y decidirlos; y resolver el destino de eventuales excedentes del fondo.

La propuesta, despachada a tercer trámite al Senado, fue aprobada en particular por 114 votos a favor, uno en contra y una abstención.

En concreto el proyecto de ley a continuación:

PROYECTO DE LEY

“Artículo 1.- La presente ley otorga el reconocimiento legal al pueblo tribal afrodescendiente chileno, y a su identidad cultural, idioma, tradición histórica, cultura, instituciones y cosmovisión.

Artículo 2.- Se entiende por afrodescendientes chilenos al grupo humano que, teniendo nacionalidad chilena en conformidad a la Constitución Política de la República, comparte la misma cultura, historia, costumbre, unidos por la conciencia de identidad y discurso antropológico, descendientes de la trata trasatlántica de esclavos africanos traídos al actual territorio nacional entre los siglos XVI y XIX y que se auto identifique como tal.

Artículo 3.- Los saberes, conocimientos tradicionales, medicina tradicional, idiomas, rituales, símbolos y vestimentas del pueblo tribal afrodescendiente chileno son y serán valorados, respetados y promocionados por el Estado, reconociéndolos como patrimonio cultural inmaterial del país.

Artículo 4.- El sistema nacional de educación de Chile procurará contemplar una unidad programática que posibilite a los educandos el adecuado conocimiento de la historia, lenguaje y cultura de los afrodescendientes, y promover sus expresiones artísticas y culturales desde el nivel preescolar, básico, medio y universitario.

Artículo 5.- Los afrodescendientes chilenos a que hace referencia el artículo 2 de esta ley tienen el derecho a ser consultados mediante el Convenio N° 169, de la Organización Internacional del Trabajo, sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, cada vez que se prevea dictar medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente.

Artículo 6.- El Estado procurará incluir en los censos de la población nacional al pueblo tribal afrodescendiente chileno de acuerdo al Convenio N° 169, de la Organización Internacional del Trabajo, sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, desde la publicación de esta ley.

Artículo 7.- Lo dispuesto en los artículos 4 y 6 podrá ser ejecutado mediante uno o más reglamentos dictados en el plazo de un año, contado desde la publicación de la presente ley.”.

Consultar boletín N° 10625 aquí.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: