Corte de Santiago ordena a banco y empresa de cobranza cesar acoso por cobro de deuda hipotecaria

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió recurso de protección y ordenó al Banco BBVA y a la empresa de cobranza Fsatco detener las llamadas telefónicas, mensajes de texto o correos electrónicos por el cobro de deuda de mutuo hipotecario que se encuentra judicializado.

En fallo unánime (causa rol 84.037-2018), la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros María Soledad Melo, Jessica González y Rafael Andrade– acogió la acción proteccional y ordenó a las recurridas abstener de ejecutar cualquier tipo de gestión de cobranza extrajudicial.

«Que de los antecedentes acompañados a la causa, analizados en conformidad a las reglas de la sana crítica, se tiene por acreditado que el recurrido inició contra el recurrente la respectiva acción ejecutiva para perseguir la obligación incumplida con la institución financiera, según demanda interpuesta con fecha 24 de mayo de 2018 y pese a ello, mantuvo las gestiones de cobranza extrajudicial a cargo de una empresa dedicada a ello. El recurrido acompañó comunicación dirigida a Liliana Zambrano (Fastco) con fecha 10 de diciembre de 2018 para suspender las gestiones con el señor Altamirano, lo que hizo únicamente como efecto del inicio de esta acción y además, pese a que tal actividad debía cesar, ello se ha mantenido en el tiempo por cuanto los llamados de cobranza han continuado hasta enero de este año», sostiene el fallo.
La resolución agrega que: «por lo antes razonado, los elementos de convicción dan cuenta de una situación de hostigamiento contra el recurrente por cuanto se advierte un abuso desde que la cobranza se encuentra judicializada y es en ese procedimiento donde las partes deben acordar soluciones de pago, si ello es procedente. No a otra conclusión se puede arribar si se tiene presente que en un día sábado el recurrente recibió diecisiete llamadas telefónicas de cobranza».
Por tanto, concluye que: «nnnnnnnnnnnnSE ACOGE el recurso deducido en estos autos en favor de Ricardo Altamirano Castro y se dispone que el Banco recurrido deberá tomar todas las medidas tendientes a hacer cesar o abstenerse por sí o a través de la empresa de cobranza Fastco, de ejecutar cualquier tipo de gestión de cobranza extrajudicial al recurrente, tales como llamadas telefónicas, mensajes de texto o correos electrónicos».

(Fuente: pjud)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: