Estadio La Portada: 3º Juzgado de letras de la Serena condena a municipio, gobierno regional e IND por incumplimiento de contrato

El Tercer Juzgado de Letras de La Serena condenó a la municipalidad local, al Gobierno Regional de Coquimbo y al Instituto Nacional de Deportes (IND), a pagar conjuntamente a Sociedad Anónima de Obras y Servicios, una indemnización de perjuicios de $610.265.141 (seiscientos diez millones doscientos sesenta y cinco mil ciento cuarenta y uno pesos), y por los gastos derivados de los aumentos de plazo del contrato la suma de $2.812.799.174 (dos mil ochocientos doce millones setecientos noventa y nueve mil ciento setenta y cuatro pesos), en la ejecución de las obras de demolición y reposición del estadio La Portada de la ciudad.

La sentencia señala que evidentemente este incumplimiento contractual causó al contratista el daño emergente que refiere, pues su patrimonio resultó efectivamente disminuido en una determinada cantidad de dinero a raíz del actuar negligente del mandante, quien encargó estas nuevas obras y no las pagó la circunstancia de tratarse de un contrato a suma alzada, esto es, aquél por el cual se conviene la construcción de una obra determinada dentro de un plazo y precio prefijado, no significa que el contratista asuma dentro del precio acordado los efectos de los incumplimientos del mandante de la obra. Al efecto, la Corte Suprema ha sostenido que la circunstancia de ser un contrato a suma alzada no puede conllevar que el contratista deba asumir los riesgos o mayores costos cuando ellos sean imputables al actuar negligente del mandante.

Asimismo señala que las partes estipularon que cuando el mejor cumplimiento de las finalidades institucionales lo aconsejaran, la Municipalidad podía modificar el programa de trabajo indemnizando al contratista los mayores gastos generales, proporcionales al aumento de plazo en que se incurriera, pagaderos al tiempo de practicarse la liquidación del contrato. A su vez, de acuerdo al punto 12 de las Bases de Licitación, las obras contratadas sólo podían ser modificadas con aprobación previa del Director Nacional o Regional del Instituto Nacional de Deportes o del Gobierno Regional, según correspondiera, sobre la base de una proposición del Municipio con informe de la Inspección Técnica de la Obra.

Fuente: PJUD.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: