Juzgado Laboral de Concepción ordena a empresa indemnizar a funcionario despedido con vulneración de derechos

El Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción  acogió la acción de tutela laboral, tras establecer la vulneración de derechos fundamentales, condenando al demandado pagar una indemnización total de $31.354.841 (treinta y un millones, trescientos cincuenta y cuatro mil ochocientos cuarenta y un pesos) por prestaciones adeudadas.

La sentencia establece que según el mérito de oficio recibido por la Mutual de Seguridad las entrevistas semiestructuradas realizadas a los testigos tanto del trabajador, como de la empresa, arrojan información sobre una alta exposición, quedando de manifiesto que dentro de la organización existía una situación de menoscabo por parte de la jefatura hacia los trabajadores, manifestándose esto mediante malos tratos que incluyen insultos y amenazas, incluso agresiones física

Asimismo señala que se agrava la responsabilidad del empleador si trabajador tenía una condición de salud previa desmejorada, ya que el gerente de operaciones, don CV declaró en el juicio que le era conocido que las licencias médicas previas del actor eran de tipo psicológica. Por ello, es mayor el grado de diligencia que se le debe exigir al empleador.

Que, de esta forma, establecida la enfermedad profesional por la exposición al riesgo de malos tratos del actor por parte de la jefatura, y los hechos concretos ejercidos por el supervisor en el mes de febrero, se configura la afectación a su salud psíquica constitucionalmente protegida en el artículo 19 N°1 a causa de los cuales ejerció su despido indirecto, la cual ha tenido lugar con ocasión del término del contrato y da lugar a la responsabilidad de la empresa conforme al artículo 489 del Código del Trabajo».

Además, se ordena a la empresa realizar un estudio de puesto de trabajo sobre el menoscabo a que están expuestos los trabajadores por parte de la jefatura. Definiendo  su exclusión de contratar con el Estado en los términos del artículo 4° de la Ley 19.886.

Por tanto, se concluye que el despido indirecto del demandante se produjo por haber vulnerado la demandada, la integridad psíquica consagrada en el artículo 19 N° 1 de la Constitución Política de la República, del trabajador.

Fuente: PJUD.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: