Corte de Apelaciones de Santiago autoriza cambio de nombre y sexo registral

En fallo unánime, la Sexta Sala del tribunal de alzada, revocó la sentencia apelada y, en su lugar acogió la solicitud de cambio de nombre y sexo registral de solicitante  teniendo en consideración fallos anteriores y la propia vivencia de la solicitante.

La solicitud se funda en que dada su apariencia y comportamiento femenino, el nombre que consta en su partida de nacimiento es absolutamente equívoco respecto de su condición sexual psicológicamente asentada y diagnosticada médicamente y por ente, resulta risible generándole un menoscabo mora. y en cuanto a la rectificación del sexo esamapado en su partida de nacimiento, refiere que se permite el cambio de nombre, ello no puede sino acarrear el cambio del sexo anotado en su i partida

La sentencia señala que como han sostenido en reiterados fallos diversas Cortes de Apelaciones y, en el último tiempo, la Corte Suprema, el asunto planteado en esta gestión voluntaria no se constriñe a un mero trámite administrativo de cambio de nombre, sino que dice relación con la situación de identidad de género, la que ha sido definida como la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, pudiendo corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento. En consecuencia, se está en verdad frente a una situación que puede importar vulneración de derechos fundamentales asociados con la descrita identidad de género de la parte requirente.

Añade que esta discordancia entre la identidad de género de una persona y su sexo biológico -que es en lo que consiste el transgenerismo-, deviene, tal como lo sostiene la solicitante, en una grave angustia al no contar con documentos de identidad que sean coherentes con su apariencia externa y su vivencia de género, lo que puede conllevar significativas dificultades en el ámbito social, laboral y otras áreas de desarrollo de la persona humana.

Fuente: PJUD.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: