Corte Suprema determina que límite del Código del Trabajo, para embargar remuneraciones, se aplica a las percibidas por profesional de municipio en juicio ejecutivo tributario

Recientemente, la Tercera Sala de la Corte Suprema, acogió un recurso de apelación interpuesto contra la sentencia que desechó una acción de protección interpuesto por un profesional quien prestaba servicios en un municipio, contra el actuar ilegal y arbitrario de éste y de la Tesorería General de la República, consistente en embargar, dentro de un juicio ejecutivo de cobro de obligaciones tributarias, la parte de sus remuneraciones que excedan de 5UTM de conformidad al Código Tributario, infringiendo lo establecido en el inciso 1° Artículo 57 del Código del Trabajo, en cuanto a que tratándose de remuneraciones, son embargables las que excedan de 56 UF. Cabe hacer presente que la sentencia de primera instancia  rechazó el recurso de protección dando aplicación al artículo 170 del Código Tributario por tratarse de una norma especial y considerar ajustada a derecho el actuar del municipio por obrar en cumplimiento de una resolución judicial. Consulte fallo analizado por Microjuris.

Voces: RECURSO DE PROTECCION – DERECHO TRIBUTARIO – LABORAL – EMBARGO SOBRE REMUNERACIÓN – IGUALDAD ANTE LA LEY – DERECHO DE PROPIEDAD – COBRO EJECUTIVO DE OBLIGACIONES TRIBUTARIAS – TESORERIA GENERAL DE LA REPUBLICA – MUNICIPALIDADES – PRINCIPIOS DEL DERECHO LABORAL – PRINCIPIOS DEL DERECHO TRIBUTARIO – RECURSO DE APELACION – RECURSO ACOGIDO

Partes: General Acuña, Francis c/ Tesorería General de la República y otra s/ Embargo sobre remuneración

Tribunal: Corte Suprema

Sala: Tercera

Producto: Municipalidades – Microjuris – Tributario

Es ilegal la actuación del Servicio de Tesorería al decretar, en procedimiento de cobro ejecutivo de obligaciones tributarias, el embargo de las remuneraciones del actor contraviniendo el límite establecido en el artículo 57 del Código del Trabajo. Al respecto, en la especie, se trata de una cuestión de conflicto entre principios (del derecho laboral y tributario), más que de reglas, debiendo prevalecer el artículo 57 del Código del Trabajo, por estar directamente enlazado con el derecho a la vida e integridad física y psíquica del actor y su familia, los que constituyen los derechos más importantes garantizados por la Carta Fundamental; pues son un presupuesto necesario para el ejercicio de todos los demás.

Doctrina:

1.- Corresponde revocar la sentencia apelada y acoger el recurso de protección deducido en contra de la Tesorería General de la República por decretar el embargo de las remuneraciones del actor, en procedimiento de cobro ejecutivo de obligaciones tributarias. Al respecto, la actuación del Servicio de Tesorerías resulta ilegal y arbitraria porque ha decretado el embargo de las remuneraciones del actor contraviniendo el límite establecido en el artículo 57 del Código del Trabajo, lo que afecta las garantías constitucionales establecidas en los numerales 2 y 24 del artículo 19 de la Constitución Política de la República.

2.- Uno de los principios que informa al Derecho del Trabajo es el denominado principio tuitivo o protector, que para el caso supone que, en caso de existir contradicción entre dos normas legales de la misma jerarquía, debe preferirse aquella que favorezca al trabajador. En la especie, el artículo 57 del Código del Trabajo está inserto en un capítulo que protege la remuneración del trabajador, no distinguiendo el agente respecto de quién pueda originarse dicha amenaza; y que si se le analiza más a fondo, esta disposición no impide el embargo de remuneraciones de manera absoluta, sino que el monto del embargo que permite es superior al indicado en el Código Tributario. Lo anterior es trascendente, pues la remuneración del trabajador tiene carácter alimenticio y, por consiguiente, constituye de ordinario la fuente principal de subsistencia del trabajador y de su grupo familiar -en ocasiones, la única-, de modo que, en última instancia, la protección de las remuneraciones está encaminada a la tutela de las garantías constitucionales del derecho a la vida y a la integridad física y psíquica, protegidas en el artículo 19 N° 1 de la Constitución Política de la República.

3.- Para dilucidar qué código debe tener preferencia, deben considerarse los bienes jurídicos que cada uno busca proteger. Resulta evidente que para el Código del Trabajo, más allá de su tenor literal, la remuneración es algo más que la mera contraprestación en dinero y especies avaluables en dinero, a que tiene derecho el trabajador producto de su contrato. En último término, el trabajo del empleado no es una mera mercancía, es el aporte que el trabajador realiza como persona al colectivo al que pertenece llamado empresa, y, consecuentemente, a la sociedad. En suma, el esfuerzo del empleado se suma al de muchos otros en el proceso de producción de bienes y servicios que han de ser útiles a la comunidad. De allí que el propio Código del Trabajo establezca importantes mecanismos de protección para el amparo de las remuneraciones del trabajador. Por su parte, las obligaciones tributarias encuentran su causa, como regla general, en el incremento de patrimonio del deudor, y en el principio de que aquel que recibe más, debe pagar más y contribuir a la redistribución de la riqueza por medio del pago de los impuestos. A su turno, la obligación tributaria está destinada a satisfacer las necesidades financieras de toda la sociedad en aras del bien común, conforme al inciso 4° del artículo 1 de la Carta Fundamental. De lo dicho se desprende que se trata de una cuestión de conflicto entre principios, más que de reglas, que se resuelve a favor de aplicar el artículo 57 del Código del Trabajo, por estar directamente enlazado con el derecho a la vida e integridad física y psíquica del actor y su familia, los que constituyen los derechos más importantes garantizados por la Carta Fundamental; pues son un presupuesto necesario para el ejercicio de todos los demás.

4.- La interpretación sistemática de diversas disposiciones de nuestro ordenamiento permite arribar a la conclusión de que éste se orienta a la protección de las remuneraciones de los trabajadores a través de la inembargabilidad de las mismas, siendo, por tanto, la embargabilidad una situación excepcional que debe ser interpretada de manera restrictiva. Por otro lado, acoger la interpretación de la recurrida dejaría al Servicio de Tesorería y, por tanto, al Fisco de Chile, en una posición de privilegio injustificado frente a otros acreedores, situación que no puede ser justificada apoyándose en meras razones de interés general, toda vez que los mecanismos de protección de la remuneración de los trabajadores constituyen, igualmente, normas de orden público, que miran no sólo al interés personal del trabajador, sino, especialmente, al beneficio que tales resguardos irrogan a la sociedad en su conjunto.

5.- Debe acogerse el recurso de protección respecto de la Municipalidad por haber materializado el embargo, reteniendo de la remuneración mensual del recurrente en una suma que excede la limitación contemplada en la legislación laboral.

Consulte texto completo de la sentencia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: