Abogado Iraní de derechos humanos es condenado a 30 años de prisión y 111 latigazos

Amirsalar Davoudi, abogado iraní de derechos humanos fue condenado a 30 años de prisión y a recibir 111 latigazos por su trabajo en favor de los derechos humanos, y en especial por denunciar violaciones de derechos humanos a través de un canal de la aplicación de mensajería móvil Telegram y por conceder entrevistas a los medios de comunicación.

Amirsalar Davoudi fue detenido el 20 de noviembre de 2018 y se encuentra recluido en la prisión de Evin de Teherán con acceso limitado a su familia y su abogado.

El 1 de junio de 2019, su esposa, Tannaz Kolahchian, anunció en Twitter que la Sección 15 del Tribunal Revolucionario de Teherán lo declaró culpable de múltiples cargos y condenó a 30 años de prisión y a recibir 111 latigazos. La pena de flagelación contraviene la prohibición de la tortura y otros malos tratos establecida en el derecho internacional. De acuerdo con las normas de Irán sobre ejecución de condenas, Amirsalar Davoudi tendrá que cumplir al menos 15 años de pena.

Entre los cargos de los que Amirsalar Davoudi ha sido declarado culpable figuran: “insultar a funcionarios”, “insultar al Tribunal Supremo” y “difundir propaganda contra el sistema”. De acuerdo con el artículo 134 del Código Penal —que estipula que, cuando una persona sea declarada culpable de tres o más cargos, cumplirá soló la condena más larga, impuesta por el cargo más grave— el tiempo real de condena que deberá cumplir son 15 años. El cargo por el que se le ha impuesto la condena más larga es “formar un grupo con el fin de perturbar la seguridad nacional”, que guarda relación con su canal de Telegram.

Amirsalar Davoudi es un abogado conocido por representar a activistas de los derechos humanos y a otras personas detenidas por sus actividades sociales y políticas.

En los últimos años, los tribunales iraníes vienen imponiendo condenas cada vez más severas a los abogados y abogadas de derechos humanos. El también abogado Mohammad Najafi fue condenado a un total de 17 años de prisión y 74 latigazos en tres causas distintas. Desde enero de 2018 se ha detenido o procesado también a otros abogados y abogadas, entre ellos Arash Keykhosravi, Ghassem Sholeh-Sa’di, Farokh Forouzan, Mostafa Daneshjoo, Mostafa Tork Hamadani, Payam Derafshan y Zeynab Taheri.

En respuesta a dicha condena, el director de Investigación y Trabajo de Incidencia de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África, Philip Luther, ha manifestado:

“Esta condena terriblemente severa es una injusticia indignante. A Amirsalar Davoudi se lo está castigando de manera flagrante por su trabajo de defensa de los derechos humanos.”

“Crear un canal en Telegram para denunciar violaciones de derechos humanos no es delito. Las autoridades iraníes deben dejar a Amirsalar en libertad de inmediato y sin condiciones.”

“Amirsalar Davoudi es la víctima más reciente de la feroz campaña de represión a la que las autoridades iraníes vienen sometiendo a los abogados y abogadas de derechos humanos durante los últimos dos años y en el marco de la cual los tribunales iraníes les han impuesto condenas cada vez más severas para impedirles realizar su trabajo.”

“Con esta condena, las autoridades iraníes han demostrado que, en la práctica, a los abogados y abogadas de derechos humanos se les está tratando actualmente en Irán como a enemigos del Estado y que las autoridades harán lo que sea para negar a las personas detenidas el acceso a la justicia.”

(Fuente: Amnistía internacional)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: