Crisis en urgencias públicas: Comisión de Salud oficia a la cartera ad hoc demandando un trato digno a los pacientes

Con las bajas temperaturas y las enfermedades respiratorias causadas por el virus de la influenza y el sincicial, los centros de urgencia se han visto repletos de pacientes. Ahora con la llegada del invierno, lo más probable que el fenómeno se incremente y se vean especialmente afectadas las postas del servicio de salud público.

Con el fin de conocer de voz de los profesionales que deben atender esta cantidad de enfermos con escasos medios, los integrantes de la Comisión de Salud recibieron a dirigentes del Hospital San José, el Centro Hospitalario San José, la Asociación de Profesionales Universitarios de la Salud (APRUS) y de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (FENATS).

Éstos relataron las deplorables condiciones en que deben atender a los pacientes, considerando la falta de camas, medicamentos e insumos. En virtud de aquello, los senadores decidieron oficiar al Ministerio de Salud (Minsal), solicitándole dar solución a las carencias en materia de funcionamiento de los establecimientos mencionados, para asegurar a los usuarios una atención digna, especificando medidas de corto, mediano y largo plazo que se adoptarían.

A su vez, los legisladores requirieron información sobre la ubicación definitiva que tendrá el nuevo Hospital para la Zona Norte de la Región Metropolitana, sobre la estrategia prevista para enfrentar la próxima crisis provocada por las enfermedades respiratorias, solicitando dar pronta solución al encasillamiento de los funcionarios que conforman la Confederación Nacional de Profesionales Universitarios de Servicios de Salud (FENPRUSS) e informando las compras de prestaciones en el sector privado de salud.

Los dirigentes pusieron énfasis en la crisis que vive el Hospital San José, ubicado en la comuna de Independencia, cuyos funcionarios se encuentran movilizados  desde el 29 de mayo. Los íconos de esta crisis ha sido la hospitalización en sillas o pasillos del servicio de urgencia, la reanimación de pacientes en el suelo, y la muerte de otros tantos por falta de equipos. Por ejemplo, los trabajadores reconocieron que cuentan con dos reanimadores para mil personas.

G.P. del servicio de urgencia de este recinto, agradeció la oportunidad de ser escuchados por los parlamentarios planteando la urgencia de vestir de mejor manera 40 camas que provienen del hospital antiguo, concretar los convenios que se tienen con el Hospital J.J. Aguirre respecto a la entrega de camas de mediana y alta complejidad, y lo mismo respecto a los centros de salud de las fuerzas armadas como es el caso del Hospital de Carabineros y el Hospital Militar.

La dirigente solicitó que se decrete alerta sanitaria, de manera que se agilicen todos los trámites necesarios para descongestionar las urgencias. “Además tenemos un grave problema de gestión interna. La dirección del hospital y los representantes del Servicio de Salud Metropolitano Norte no se han hecho presentes. Sólo el jefe de urgencia del hospital y nosotros como trabajadores, hemos dado la cara. Somos un hospital base que atiende a ocho comunas, eso habla mucho del colapso que estamos viviendo”, reveló.

Fuente: Senado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: