Corte de Apelaciones ordena a municipalidad pagar indemnización a empresa excluida de licitación

La Corte de Apelaciones de Santiago condenó a la Municipalidad de Huechuraba a pagar una indemnización total de $313.945.300 (trescientos trece millones, novecientos cuarenta y cinco mil trescientos pesos) a empresa de Gestión Ecológica de Residuos apartada sin justificación de proceso de licitación de tratamiento y disposición de  residuos.

El fallo señala que según la mencionada licitación se presentaron cuatro empresas, a saber, P, GE, KDM y SM y es un hecho no discutido que GE hizo la oferta más económica y que cumplía con todos los requisitos de la ‘oferta administrativa’ y de la ‘oferta técnica y ambiental’, es decir, satisfacía todas las exigencias para haberse adjudicado la licitación pues, su oferta era más baja que la de las demás y, en específico, de la de KDM, que fue la empresa que se adjudicó la licitación. Consecuentemente, GE no tenía una ‘mera expectativa’ de que se le adjudicara la licitación, como lo señaló el fallo en alzada en el motivo que esta Corte ha eliminado, sino la certeza de dicha adjudicación, certidumbre que, al igual que en el ejemplo del taxi, deriva de hechos ciertos y comprobables, que permiten hacer una estimación real y certera, aunque con certidumbre relativa, de lo que habría percibido de no mediar el acto ilícito cometido por la Municipalidad de Huechuraba. Razón lleva entonces la persona jurídica apelante al afirmar que, de acuerdo con las Bases de Licitación, puede concluirse que la empresa oferente que cumpliera con las exigencias, debía tener el puntaje máximo y no hay duda que GE sí cumplía con dichos requisitos, por lo que, al ser su oferta económica más conveniente para la Municipalidad, de no haber sido ilegalmente apartada del proceso licitatorio, se habría adjudicado, con un alto grado de certeza, la tantas veces mencionada licitación», expone el fallo.

La resolución agrega que la suma pedida por lucro cesante corresponde a una que se obtiene en forma objetiva de simples cálculos aritméticos y no a un cálculo probabilístico, lo que, sumado a lo reflexionado anteriormente, esto es, que con un altísimo grado de certeza, el ‘curso normal de los acontecimientos’ habría llevado a la Municipalidad de Huechuraba a adjudicar la licitación a GE, la ganancia que ésta habría obtenido del contrato adjudicado es, cierta e inequívocamente lucro cesante, en los términos del artículo 1556 del Código Civil y no meros sueños de riqueza».

Fuente: PJUD.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: