Caso Nibaldo: Corte de Valparaíso rechaza recursos de nulidad y confirma condenas por homicidio calificado y parricidio de profesor

La Corte de Apelaciones de Valparaíso rechazó  los recursos de nulidad presentados por la defensas de Francisco Silva Ales y Johanna Hernández Vicuña, condenados en calidad de autores de los delitos consumado de homicidio calificado y parricidio a las penas de presidio perpetuo y presidio perpetuo calificado, respectivamente. Ilícitos perpetrados en agosto del año pasado, en la comuna de Villa Alemana.

El fallo señala que tal como se explicó en extenso en la motivación pertinente, se acreditó que ambos agentes -Silva y Hernández-, al menos desde el día 8 de agosto de 2018 acordaron y procuraron dar muerte a la víctima poniéndola en un estado de indefensión que asegurara el resultado típico de consuno buscado. Silva se hizo de Clonazepam y Hernández sedó a la víctima con la misma sustancia, que fue encontrada en el organismo conforme a las pericias, dándole muerte ambos cuando se encontraba con su sistema nervioso central suprimido o disminuido, es decir, sin capacidad de reacción defensiva. Cuenta de ello, es que fue apuñalado, muerto y desmembrado.

Asimismo, el tribunal indica que dados los motivos en virtud de los cuales la sentencia niega a ambos acusados la concurrencia de la circunstancia atenuante de responsabilidad penal prevista en el artículo 11 Nº 9 del Código Penal, ninguna objeción puede merecer la conclusión alcanzada, por lo que como ya se dijo, solo cabe compartir las conclusiones de los sentenciadores, toda vez que ha de recordarse que éstos afirman: los hechos y la participación de los acusados fueron establecidos, única y exclusivamente con el mérito de la prueba de cargo.

Todo el razonamiento del tribunal se fundamenta en ella; los acusados, desde los orígenes del procedimiento han intentado sembrar dudas sobre la forma de ocurrencia de los hechos y han negado su participación; entregaron información que luego de ser cotejada con sus flujos de llamados, previa autorización judicial, fue corroborada como falsa ;  Los acusados nunca han ayudado; los acusados desconocen los hechos centrales de la acusación, su participación en el asesinato, y -en lo que se refiere a Johanna Hernández Vicuña-, se afirma que en su declaración policial y la prestada en el juicio oral, culpa exclusivamente a Silva, pese a que la evidencia también la incrimina. Por consiguiente y atento a lo expuesto, no habiendo colaborado la acusada al esclarecimiento de los hechos, y menos sustancialmente, no es posible estimar concurrente en su beneficio la circunstancia atenuante de responsabilidad penal que fuera alegada en juicio, y con ello, la sentencia no ha incurrido en la errónea aplicación del derecho que se denuncia.

Fuente: PJUD.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: