Corte Suprema calificó como ilegal y arbitraria negativa de Municipio a reincorporar funcionarios conforme lo dictaminado por Contraloría

La Corte Suprema acogió un recurso de apelación interpuesto contra la sentencia que rechazó un recurso de protección deducido contra la negativa de un municipio de reincorporar funcionarios de Cesfam de acuerdo a lo ordenado por la Contraloría General de la República. Consulte fallo analizado por MIcrojuris a continuación.

Voces: RECURSO DE PROTECCION – LABORAL – MUNICIPALIDADES – ATENCIÓN DE SALUD MUNICIPAL – FUNCIONARIOS PUBLICOS – FUNCIONARIOS A CONTRATA – DICTAMEN ADMINISTRATIVO – CONTRALORIA GENERAL DE LA REPUBLICA – REINCORPORACIÓN DEL FUNCIONARIO PÚBLICO – PAGO DE REMUNERACIONES – RECURSO DE APELACION – RECURSO ACOGIDO

Partes: Herrera y otros c/ Ilustre Municipalidad de Calle Larga s/ Reincorporación trabajadores – Contraloría

Tribunal: Corte Suprema

Sala: Tercera

Producto: Municipalidades – MJ – Laboral

La negativa de la recurrida a reincorporar a los recurrentes a sus labores en el Cesfam, con las remuneraciones correspondientes devengadas desde su incorrecta separación, constituye un acto arbitrario e ilegal. Ello, pues la recurrida estaba legalmente obligada a dar cumplimiento inmediato a lo ordenado por la Contraloría y, consecuentemente, debió reincorporar a los recurrentes enterando las remuneraciones que les hubiera correspondido percibir, sin perjuicio de lo que la ley pudiera disponer en torno a la permanencia en el empleo y a la compatibilidad de dichas remuneraciones con aquellas que, conforme al informe evacuado por el Servicio de Salud, hubieran recibido por servicios prestados a otra repartición pública durante el periodo en que estuvieron indebidamente separados de sus cargos, o de la decisión que los actores pudieran adoptar al momento de reincorporarse en orden a permanecer en sus nuevos cargos o reincorporarse a los antiguos.

Doctrina:

1.- Corresponde revocar la sentencia apelada y acoger el recurso de protección interpuesto en contra de la municipalidad por su negativa a reincorporar a los funcionarios recurrentes del CESFAM y a pagar sus remuneraciones. Esto, debido a que, la negativa de la recurrida a reincorporar a los recurrentes a sus labores, con las remuneraciones correspondientes devengadas desde su incorrecta separación, constituye un acto arbitrario e ilegal. En efecto, la recurrida estaba legalmente obligada a dar cumplimiento inmediato a lo ordenado por la Contraloría Regional y, consecuentemente, debió reincorporar a los recurrentes a sus puestos de trabajo enterando las remuneraciones que les hubiera correspondido percibir, sin perjuicio de lo que la ley pudiera disponer en torno a la permanencia en el empleo y a la compatibilidad de dichas remuneraciones con aquellas que, conforme al informe evacuado por el Servicio de Salud, hubieran recibido por servicios prestados a otra repartición pública durante el periodo en que estuvieron indebidamente separados de sus cargos, o de la decisión que los actores pudieran adoptar al momento de reincorporarse en orden a permanecer en sus nuevos cargos o de reincorporarse a aquellos de que se viene tratando.

2.- En la especie, la Contraloría ordenó el reintegro de los funcionarios recurrentes en virtud de que aunque fundados, los actos administrativos por los que se determinó no renovar sus contratos, se emitieron después del 30 de noviembre de 2016, motivo por el cual la Contraloría Regional ordenó la reincorporación de los recurrentes. De este modo, en lo relativo a la excepción de imposibilidad en el cumplimiento invocada por la recurrida originada en su falta de atribuciones para disponer un aumento de plantas en el CESFAM, procede resaltar que las resoluciones, abordaron precisamente ese tópico expresando, en síntesis, que al no haberse comunicado a los interesados la decisión de no renovar sus contrato dentro del plazo señalado por el artículo 10,inciso 1° de la Ley N°18.834 sobre Estatuto Administrativo, se había generado en ellos confianza legítima en que sus contratos serían renovados, por lo que procedía su reincorporación así como el pago de las remuneraciones correspondientes al periodo en que estuvieron indebidamente separados de sus labores. Asimismo, la autoridad contralora hizo presente a la recurrida que, sin perjuicio de lo decidido quedaban a salvo sus facultades generales de poner término anticipado a dichos contratos, lo que la recurrida no hizo y persistió, en cambio, en la omisión denunciada. Todo ello aunque, huelga decirlo, consta que los recurrentes no eran funcionarios de planta ni han pasado a serlo en razón de la decisión de la Contraloría, de lo que se sigue que la excusa presentada por la recurrida para haber dejado de cumplir las resoluciones de su institución contralora, carecen de sustento normativo.

3.- Si los actores han sido designados para cumplir funciones en otro órgano de la Administración de Estado durante el tiempo en que se vieron impedidos de ejercerlas en el CESFAM de la Municipalidad por acto de autoridad que no les es imputable, les asiste el derecho a las diferencias de rentas que pudiesen existir entre las percibidas y aquellas a las que tenían derecho si no hubieran sido indebidamente separados. El Oficio indicado, termina recordando a la recurrida la obligatoriedad de los Dictámenes de Contraloría y advirtiéndole de la responsabilidad administrativa en que pudiere incurrir en caso de persistir en el incumplimiento.

Consulte sentencia a texto completo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: