Juzgado de Chillán acogió denuncia por tutela laboral interpuesta por profesora en contra de municipio

Recientemente el Juzgado de Letras del Trabajo de Chillán, acogió una denuncia por tutela de derechos fundamentales con ocasión del despido interpuesto por una profesora tras existir indicios suficientes de haber sido afectadas sus derechos a la integridad física y psíquica. Consulte fallo analizado por Microjuris a continuación.

Voces: LABORAL – PROCEDIMIENTO DE TUTELA LABORAL – MUNICIPALIDADES – ACOSO LABORAL – DERECHO A LA INTEGRIDAD PSIQUICA – INDICIOS – PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN – SUMARIO ADMINISTRATIVO – DESPIDO – MEDIDAS DE SEGURIDAD – DEMANDA ACOGIDA

Partes: Álvarez c/ Ilustre Municipalidad de Chillán s/ Sumario administrativo

Tribunal: Juzgado de Letras del Trabajo de Chillán

Producto: Municipalidades – Laboral

Corresponde acoger la tutela de derechos fundamentales por cuanto el incumplimiento que se atribuye a la denunciante en el sumario realizado no resulta apto para provocar efectos en la relación laboral con la demandada y consecuentemente, tampoco es adecuado para generar sanciones, especialmente una tan grave como el cese de la relación laboral.

Doctrina:

1.- Corresponde acoger la demanda de tutela de derechos fundamentales con ocasión del despido interpuesta por la profesora municipal. Esto, dado que, en la especie, la actora comenzó a prestar sus servicios el día 15 de abril del año 2009 con el cargo de monitora de canto, contrato que se renovaba todos los años, hasta que el 1 de marzo del año 2011 pasa a ser indefinido. Al respecto, a la denunciante se le efectúa un sumario, en el cual se le formula los siguientes cargos: No haber rendido cuenta de los gastos hechos con los dineros entregados por el gobierno regional del fondo nacional de desarrollo regional, del proyecto conciertos en la región , adjudicado a la escuela artística, dentro del plazo establecido para dichos efectos, con lo cual impidió que este establecimiento cultural y educacional pudiese postular proyectos a dicho fondo en año 2016, señalando que aquello constituye una omisión que configura incumplimiento grave de las obligaciones del contrato. Sin embargo, la demandante se hizo cargo del proyecto de la Institución de un tercero distinto de su empleador, aunque estrechamente vinculado al ente municipal, situación que no implica directamente el incumplimiento de las obligaciones del contrato de trabajo celebrado con la Municipalidad. Además, la cuenta se rindió finalmente y lo que faltaba era un saldo pendiente. Cabe señalar que el proyecto no estaba adjudicado a la Escuela Artística y, el incumplimiento que se atribuye a la denunciante no resulta apto para provocar efectos en la relación laboral con la demandada y consecuentemente, tampoco es adecuado para generar sanciones, especialmente una tan grave como el cese de la relación laboral. Por lo anterior, no hay una conexión lógica suficiente entre las imputaciones efectuadas a la demandante y la consecuencia de dar por terminado el vínculo laboral con la demandada.

2.- El empleador estuvo en conocimiento de las diferencias y conflictos surgidos entre la demandante y el Director de la Escuela de Difusión Artística y Cultural, sin que interviniera pese a la solicitud en este sentido la denunciante, contraviniendo así el empleador lo preceptuado en el artículo 184 del Código del trabajo, al no adoptar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la salud de la trabajadora. De esta manera, la invocación de una causal de despido puede ser considerada como un antecedente para contextualizar la vulneración del derecho a la integridad física y psíquica de la trabajadora.

Consulte fallo a texto completo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: