Comisión de Constitución sesionó con el propósito de tratar proyectos sobre una Nueva Constitución

El día  martes 29 de octubre, sesionó la comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, con el propósito de tratar los proyectos de reforma constitucional que “Modifica el Capítulo XV de la Constitución Política de la República” (boletín N° 11.173-07) y el de “Reforma Constitucional para establecer una Asamblea Constituyente”. (boletín N° 7792-07).

1.  El proyecto de reforma constitucional que “Modifica el Capítulo XV de la Constitución Política de la República” (boletín N° 11.173-07), tuvo su iniciativa como un mensaje de la ex Presidente Michelle Bachelet Jeria, cuyo contenido consta de un artículo único que introduce a la Carta actual un nuevo Artículo 130 y una Disposición Transitoria 29, que se podría sintentizar de la siguiente manera:

I. La convocatoria a una Convención Constitucional
El proyecto faculta al Congreso Nacional para convocar a una Convención Constitucional para la elaboración de una Nueva Constitución, con el acuerdo de las dos terceras partes de los diputados y senadores en ejercicio. La reforma entrega, a una ley orgánica constitucional la convocatoria a la Convención, la forma de integración de la misma, el sistema de nombramiento y elección de sus integrantes, su organización, sus funciones y atribuciones, como también los mecanismos de participación ciudadana que sean adecuados.
La forma de integración de la Convención Constitucional, así como el sistema de nombramiento y elección de sus integrantes, requerirá el voto conforme de las tres quintas partes de los Diputados y Senadores en ejercicio. En cuanto a su oportunidad, debe ser presentada por el Presidente de la República dentro de los sesenta días de aprobada la presente reforma constitucional. La aprobación de esta ley orgánica es condición previa de la convocatoria que puede hacer el Congreso Nacional.

II. El trabajo de la Convención
Enseguida, la Convención ha de avocarse a estudiar una propuesta de Nueva Constitución. Asimismo, conocerá de todo otro proyecto que tenga por objeto la sustitución del actual texto constitucional.
En cuanto a los acuerdos necesarios para aprobar la propuesta de Nueva Constitución, la reforma no innova en lo actualmente dispuesto en el artículo 127. Con todo, las materias no previstas en la actual Constitución deberán ser aprobadas con el voto conforme de las dos terceras partes de los miembros de la Convención.

III. Plebiscito
Una vez aprobado el proyecto de Nueva Constitución éste será remitido al Presidente de la República para que éste convoque a un plebiscito que se pronunciará sobre la aprobación o rechazo del texto aprobado por la Convención.
Es importante notar que en este plebiscito el sufragio será obligatorio, de modo de otorgar la mayor legitimidad democrática.
Con los resultados del respectivo plebiscito, el Tribunal Calificador de Elecciones comunicará al Presidente de la República la decisión de la ciudadanía. Si la Nueva Constitución es aprobada, el Presidente deberá promulgarla dentro de diez días y publicarla dentro de cinco días.

2. Mientras tanto el proyecto de “Reforma Constitucional para establecer una Asamblea Constituyente”, (boletín N° 7792-07), que tuvo su iniciativa como una moción parlamentaria, el año 2011.  El proyecto tiene por objeto consagrar en el capítulo de la Constitución Política relativa a la reforma constitucional, la posibilidad de una reforma total, en ejercicio del poder constituyente originario por parte de una Asamblea Constituyente, la cual, como requisito habilitante debe ser convocada mediante la dictación de una ley de la república, iniciada por moción parlamentaria o la iniciativa de quinientos mil ciudadanos, la que deberá ser aprobada con quórum calificado, y ratificada por la ciudadanía mediante plebiscito, a objeto que la referida Asamblea Constituyente pueda dictar una nueva Constitución Política. La misma ley deberá determinar el procedimiento de integración. Finalmente el referido ejercicio de soberanía para la dictación de un nuevo orden constitucional se entenderá aprobado mediante plebiscito, por la mayoría absoluta de los votos válidamente emitidos.

En concreto el proyecto de reforma constitucional consiste en un artículo único cuyo tenor literal es el siguiente:

«PROYECTO DE REFORMA. CONSTITUCIONAL:
Art. Único.- Para agregar el siguiente artículo 129 bis nuevo en el Capítulo XV de la Constitución Política de la República.
Art. 129 bis.— El ejercicio de la soberanía reside en la Nación y lo realiza el pueblo a través de los mecanismos que señala esta Constitución. En ejercicio del poder constituyente originario, puede convocar a una Asamblea Constituyente, la que en forma autónoma, tendrá el mandato para la discusión y elaboración del nuevo orden constitucional.
La referida Asamblea podrá ser convocada mediante una ley aprobada por la mayoría de los Diputados y Senadores en ejercicio, la que determinará la forma de elección de los representantes. Esta ley podrá iniciarse por moción parlamentaria o por la iniciativa de al menos quinientas mil firmas acreditadas de ciudadanos.
La nueva Constitución para su vigencia, deberá ser aprobada mediante plebiscito, por la mayoría absoluta de los sufragios válidamente emitidos.»

3. Resulta plausible mencionar el proyecto de reforma constitucional que «Modifica la Carta Fundamental en materia de plebiscitos y establece un procedimiento para la elaboración y aprobación de una nueva Constitución Política»  (boletín N° 12630-07),  ingresado con fecha 14 de mayo de 2019, que tuvo su iniciativa como una moción del diputado Marcelo Díaz Díaz.  El proyecto tiene por objeto allanar el camino hacia una nueva Carta Fundamental que pueda convocarse por votaciones populares para los plebiscitos que puedan establecerse por parte del legislador, y no solo para aquellos casos dispuestos en la Constitución, dado que las modificaciones propuestas en materia de plebiscito y autoridades legitimadas  para su convocatoria no son suficientes.  En concreto dotar al Congreso Nacional la facultad de convocar a plebiscito.

4.  Asimismo el día 28 de octubre del presente año, se ingresó vía moción parlamentaria un proyecto de reforma constitucional que «Modifica la Carta Fundamental, para habilitar la realización de plebiscitos, para dar inicio a un proceso constituyente y la posterior aprobación de una nueva Constitución Política de la República» (boletín N° 13024-07). El proyecto de reforma constitucional se fundamenta en el profundo malestar social expresado por el pueblo chileno en los últimos días.

Menciona la falta de respuestas adecuadas a las demandas de la sociedad por parte del sistema político, en relación a derechos sociales como la educación, la salud, la previsión y el trabajo, así como el creciente aumento del costo de la vida y el conocimiento de graves casos de colusión y corrupción que han afectado a diversas instituciones de la República, han llevado al pueblo chileno a un punto de hastío, generándose multitudinarias protestas en todas las regiones del país, con inaceptables resultados de muerte, violaciones a los derechos humanos y hechos vandálicos.
Señala también que frente a la actual situación por la que atraviesa el país, el sistema político tiene el deber de recoger las legítimas aspiraciones de la ciudadanía y establecer las bases de un nuevo pacto social, que sustituya el sistema jurídico, económico y social, consagrado en la ilegítima Constitución Política de 1980, generada en régimen de dictadura sin participación del Congreso Nacional ni de la ciudadanía y bajo la cual se ha llegado a la crisis actual y el repudio generalizado a un país con desigualdades intolerables.

Fue mayoritariamente, los ciudadanos han venido expresando su voluntad de que es condición necesaria para la adopción de un nuevo pacto social la discusión y aprobación de una nueva Constitución Política que refleje el sentir de toda la sociedad, abriendo espacio a una solución democrática del conflicto social que afecta al país

Por último, cabe señalar que el texto vigente de la Constitución Política de la República en su capítulo XV sobre Reforma a la Constitución, regula dicho proceso de la siguiente forma:

«Capítulo XV
REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Artículo 127.- Los proyectos de reforma de la Constitución podrán ser iniciados por mensaje del Presidente de la República o por moción de cualquiera de los miembros del Congreso Nacional, con las limitaciones señaladas en el inciso primero del artículo 65.
El proyecto de reforma necesitará para ser aprobado en cada Cámara el voto conforme de las tres quintas partes de los diputados y senadores en ejercicio. Si la reforma recayere sobre los capítulos I, III, VIII, XI, XII o XV, necesitará, en cada Cámara, la aprobación de las dos terceras partes de los diputados y senadores en ejercicio.
En lo no previsto en este Capítulo, serán aplicables a la tramitación de los proyectos de reforma constitucional las normas sobre formación de la ley, debiendo respetarse siempre los quórums señalados en el inciso anterior«.
___
NOTA: Inciso segundo modificado, como aparece en el texto, por el artículo único, N° 49 de la Ley de Reforma Constitucional Nº 18.825 , publicada en el Diario Oficial de 17 de Agosto de 1989.
Inciso final sustituido, por el que aparece en el texto, por el artículo 1° , N° 50 de la Ley de Reforma Constitucional Nº 20.050, publicada en el Diario Oficial de 26 de Agosto de 2005.

Artículo 128.-«El proyecto que aprueben ambas Cámaras pasará al Presidente de la República.
Si el Presidente de la República rechazare totalmente un proyecto de reforma aprobado por ambas Cámaras y éstas insistieren en su totalidad por las dos terceras partes de los miembros en ejercicio de cada Cámara, el Presidente deberá promulgar dicho proyecto, a menos que consulte a la ciudadanía mediante plebiscito.
Si el Presidente observare parcialmente un proyecto de reforma aprobado por ambas Cámaras, las observaciones se entenderán aprobadas con el voto conforme de las tres quintas o dos terceras partes de los miembros en ejercicio de cada Cámara, según corresponda de acuerdo con el artículo anterior, y se devolverá al Presidente para su promulgación.
En caso de que las Cámaras no aprueben todas o algunas de las observaciones del Presidente, no habrá reforma constitucional sobre los puntos en discrepancia, a menos que ambas Cámaras insistieren por los dos tercios de sus miembros en ejercicio en la parte del proyecto aprobado por ellas. En este último caso, se devolverá al Presidente la parte del proyecto que haya sido objeto de insistencia para su promulgación, salvo que éste consulte a la ciudadanía para que se pronuncie mediante un plebiscito, respecto de las cuestiones en desacuerdo.
La ley orgánica constitucional relativa al Congreso regulará en lo demás lo concerniente a los vetos de los proyectos de reforma y a su tramitación en el Congreso«.
_____
NOTA: Inciso primero modificado, como aparece en el texto, por el artículo 1° , N° 51, N° 2 de la Ley de Reforma Constitucional N° 20.050, publicada en el Diario Oficial de 26 de agosto de 2005.
Inciso segundo modificado, como aparece en el texto, por el artículo 1° , N° 51, N° 3 de la Ley de Reforma Constitucional N° 20.050, publicada en el Diario Oficial de 26 de agosto de 2005.Anteriormente había sido modificado por el artículo único, N° 50 de la Ley de Reforma Constitucional N° 18.825 , publicada en el Diario Oficial de 17 de agosto de 1989.
Inciso tercero modificado, como aparece en el texto, por el artículo 1° , N° 51, N° 3 de la Ley de Reforma Constitucional N° 20.050, publicada en el Diario Oficial de 26 de agosto de 2005. Anteriormente había sido modificado por el artículo único, N° 51 de la Ley de Reforma Constitucional N° 18.825 , publicada en el Diario Oficial de 17 de agosto de 1989.
Los primitivos incisos primero y segundo fueron suprimidos por el artículo 1° , N° 51, N° 1 de la Ley de Reforma Constitucional N° 20.050, publicada en el Diario Oficial de 26 de agosto de 2005. Anteriormente estos incisos habían sido sustituidos por el artículo único de la Ley de Reforma Constitucional N° 19.671 , publicada en el Diario Oficial de 29 de abril de 2000.

Artículo 129.– «La convocatoria a plebiscito deberá efectuarse dentro de los treinta días siguientes a aquel en que ambas Cámaras insistan en el proyecto aprobado por ellas, y se ordenará mediante decreto supremo que fijará la fecha de la votación plebiscitaria, la que se celebrará ciento veinte días después de la publicación de dicho decreto si ese día correspondiere a un domingo. Si así no fuere, ella se realizará el domingo inmediatamente siguiente.Transcurrido este plazo sin que el Presidente convoque a plebiscito, se promulgará el proyecto que hubiere aprobado el Congreso.
El decreto de convocatoria contendrá, según corresponda, el proyecto aprobado por ambas Cámaras y vetado totalmente por el Presidente de la República, o las cuestiones del proyecto en las cuales el Congreso haya insistido. En este último caso, cada una de las cuestiones en desacuerdo deberá ser votada separadamente en el plebiscito.
El Tribunal Calificador comunicará al Presidente de la República el resultado del plebiscito, y especificará el texto del proyecto aprobado por la ciudadanía, el que deberá ser promulgado como reforma constitucional dentro de los cinco días siguientes a dicha comunicación.
Una vez promulgado el proyecto y desde la fecha de su vigencia, sus disposiciones formarán parte de la Constitución y se tendrán por incorporadas a ésta«.
_______
NOTA: Inciso primero modificado, como aparece en el texto, por el artículo único, N°7 de la Ley de Reforma Constitucional N° 20.515 , publicada en el Diario Oficial de fecha 4 de julio de 2011.
Los artículos penúltimo y final de este Capítulo fueron derogados por el artículo 1° , N° 52 de la Ley de Reforma Constitucional N° 20.050, publicada en el Diario Oficial de 26 de agosto de 2005.

 

Consultar boletín N° 11.173-07 aquí.

Consultar boletín N° 7.792-07 aquí.

Consultar boletín N° 12.630-07 aquí.

Consultar boletín N° 13024-07 aquí.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: