Ley Nº 21.179 establece normas sobre etiquetado de productos lácteos o derivados de la leche

Con fecha 2 de noviembre de 2019, se publicó en el Diario Oficial la ley que «Establece normas sobre elaboración, denominación y etiquetado de productos lácteos o derivados de la leche».

El texto legal modifica el Código Sanitario, incorporando a contituación del epígrafe del Título II del Libro Cuarto un Párrafo I denominado
«De los productos alimenticios en general». Además incorpora a  continuación del artículo 105, el párrafo segundo en el Título II
del Libro Cuarto denominado «De la leche y los productos Láctes», que a su vez contiene los artículos del 105 bis al 105 decies nuevos.

Contenido de la ley

De a cuerdo a las disposiciones legales de la ley destacamos las siguientes:

En primer lugar se define la leche como la secreción mamaria normal exenta de calostro de animales lecheros, obtenida mediante una o más ordeñas, sin ningún tipo de adición o extracción, destinada al consumo en forma de leche líquida o a elaboración ulterior. A su vez se clasifica cuatro tipos:

a) Leche cruda; b) Leche natural; c) Leche reconstituida; d) Leche recombinada.

La norma aclara que la expresión “leche”, es el producto de la ordeña de la vaca. Las leches de otros animales deberán denominarse según la especie de que proceden, como también los productos que de ellas deriven.

Se prohíbe catalogar y etiquetar como leche natural a las leches que se enmarquen en las definiciones de los literales a), c) y d). También se prohíbe catalogar y etiquetar como leche a un producto que no sea de origen animal y que no cumpla con lo establecido anteriormente.

Etiquetado

Las botellas o envases de leche líquida y en polvo que se vendan al público deberán contener una etiqueta o rótulo en su parte frontal y cerca de la marca, que señale en forma clara la denominación y naturaleza de la leche.

En caso de que la leche no provenga de la vaca, se deberá indicar, en la parte frontal de la botella o envase y al lado de la palabra leche, el nombre de la especie de la que procede.

La leche líquida que se venda al público compuesta por una mezcla de distintos tipos de leche, en la etiqueta o rotulado frontal del envase o botella deberá indicar los tipos de leche que la componen.

Las botellas o envases de leche líquida y en polvo, en su parte frontal, deberán señalar en una etiqueta o rótulo el nombre del país de ordeña junto a la imagen de su respectiva bandera.  Adicionalmente, se deberá indicar el nombre y domicilio del fabricante o importador de la leche contenida en el respectivo envase o botella.

En las botellas o envases de leche líquida y en polvo se deberá indicar, de manera clara, expresa y legible, la tecnología o tratamiento térmico primario utilizado para eliminar agentes patógenos en la leche, tales como, pasteurización, tratamiento a ultra alta temperatura UHT o esterilización.

En los envases o botellas deberán indicarse los componentes naturales de la leche que hayan sido reemplazados total o parcialmente o aquellos que hubieran sido adicionados.

La leche reconstituida se rotulará en el cuerpo del envase como “Elaborada con leche en polvo o concentrada” o a la inversa según sea el componente predominante, entera, parcialmente descremada o descremada, según corresponda, con caracteres de igual tamaño, realce y
visibilidad.

Producto lácteo

De igual manera se define el Producto lácteo como aquel obtenido mediante cualquier elaboración de la leche, que puede contener aditivos alimentarios y otros ingredientes funcionalmente necesarios para la elaboración. Asimismo se define el queso y la bebida láctea

Las botellas o envases de productos que se enmarquen en la definición de producto lácteo deberán contener una etiqueta o rótulo en su parte
frontal y cerca de la marca, que señale en forma clara el nombre del producto lácteo, el nombre del país donde se ordeña la leche con su respectiva bandera y el tipo de leche con la cual se elaboró el  producto.

En el caso que en la fabricación de queso se emplee leche líquida que no sea de vaca, deberá indicarse en el cuerpo del envase, la especie de donde procede la leche, así como también cuando se empleen mezclas de leches.

Las botellas o envases de productos que se enmarquen en la definición bebida láctea deberán contener una etiqueta o rótulo en su parte frontal y cerca de la marca, que señale en forma clara su denominación “bebida láctea” y el porcentaje de leche que contiene.

Finalmente la ley establece que los procesadores de leche deberán contar con un registro del origen y cantidad de leche reconstituida, recombinada, procesada y comercializada, y de la cantidad de producto lácteo utilizado para su producción. Asimismo las plantas elaboradoras de leche reconstituida o mezcla de leche reconstituida, leche recombinada y leche natural, así como sus correspondientes procesos de elaboración, deberán ser aprobados por la autoridad sanitaria, debiendo contar con la dirección técnica de un profesional universitario y un laboratorio especializado.

Infracciones

Las infracciones al presente párrafo serán sancionadas de acuerdo a lo establecido en el Libro X del Código Sanitario. Los casos que no estén expresamente regulados en este párrafo, se regirán por las normas del  Código Sanitario y por las contenidas en el Reglamento Sanitario de
los Alimentos, en cuanto fuere procedente.

Vigencia

Según lo dispuesto en el artículo transitorio, la presente ley entrará en vigencia transcurridos nueve meses desde su publicación en el Diario Oficial, esto es el 2 de agosto de 2020.

Consulte texto completo de la ley.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: