Evo Morales renuncia a la presidencia de Bolivia tras varias semanas de protestas

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció su renuncia al cargo este domingo, tras varias semanas de protestas en el país y el mismo día en que la OEA concluyó que hubo irregularidades en las elecciones del pasado 20 de octubre.

Morales dijo que enviará su carta de renuncia al Congreso en las próximas horas. Según la Constitución, el vicepresidente debería ocupar el cargo. Sin embargo, el vicepresidente Álvaro García Linera también renunció, quien sostuvo en la misma conferencia de prensa que “el Golpe de Estado se ha consumado“. En este caso, y con base en el artículo 169 de la Constitución boliviana, el presidente del Senado debe ocupar el cargo hasta que se celebren nuevas elecciones.

Los llamados para que Morales renunciara aumentaron durante el fin de semana. Este sábado, varias unidades policiales se unieron a esa exigencia, mientras que el jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, el comandante Williams Kaliman, afirmó que sus tropas no enfrentarían a los manifestantes.

El domingo, Kalimán dio un paso más allá y le pidió a Morales que dimitiera con el objetivo de restaurar la estabilidad y la paz.

Evo Morales dejó su cargo apenas horas después de prometer que se celebrarían nuevas elecciones y que el consejo electoral del país sería reemplazado, tras el informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Una serie de supuestas irregularidades –que incluyen fallas en la cadena de custodia de las papeletas, alteración y falsificación de material electoral, redirección de datos a servidores no autorizados y manipulación de datos– impactaron el conteo oficial de los votos, aseguró la OEA.

Durante las horas posteriores al cierre de las urnas, los resultados preliminares mostraban que Morales superaba ligeramente a su oponente, el expresidente Carlos Mesa. El estrecho margen habría provocado una segunda vuelta en diciembre.

Morales es uno de los jefes de Estado que más años estuvo en el poder en América Latina, además de ser el primer presidente indígena de Bolivia. Ganó su primera elección con una campaña que prometía un gobierno centrado en las necesidades de los pobres del país. Pero también fue acusado de usar el sistema para concentrar el poder.

Fuente: CNN.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: