Sexto TOP condena a 13 años de presidio a autor del delito de violación de hija de su conviviente

El tribunal condenó a condenó a J.C.G. a la pena efectiva de 13 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de violación de menor de 14 años.

El Sexto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago condenó a Juan Carlos Gallardo Miralles a la pena efectiva de 13 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de violación de menor de 14 años. Ilícito cometidos en la comuna de Viña del Mar, en el verano de 2011.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por las magistradas Paula de la Barra van Treek (presidenta), Gabriela Carreño Barros y Sandra Naser Csaszar (redactora)– aplicó, además, a Gallardo Miralles las sanciones accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.
Asimismo, el tribunal condenó a Gallardo Miralles a las penas especiales de interdicción del derecho de ejercer la guarda y ser oído como pariente en los casos que la ley designa; a la sujeción a la vigilancia de la autoridad durante los 10 años siguientes al cumplimiento de la pena principal, y la inhabilitación absoluta perpetua para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad.
Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.
El tribunal dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que: «En el verano del año 2011, en la ciudad de Viña del Mar, JUAN CARLOS GALLARDO MIRALLES, procedió a acceder carnalmente (…) a la hija de su conviviente, la niña de entonces 13 años de edad (…), a consecuencia de lo cual nació con fecha 12 de noviembre de 2011, la niña de iniciales (…)».
En la determinación de la pena, el tribunal tuvo presente: «Que el acusado Juan Carlos Gallardo Miralles, ha resultado responsable, en calidad de autor, de un delito de violación, cometido contra persona menor de 14 años de edad, en grado de consumado, sancionado con la pena de presidio mayor en cualquiera de sus grados, tal como lo prescribe el artículo 362 del Código Penal, que favoreciéndole solo una circunstancia atenuante, por lo que no podrá imponerse el grado máximo de la misma, y considerando para tales efectos lo que determina el artículo 69 del mismo cuerpo normativo, toda vez que no puede olvidarse que la víctima solo tenía 13 años al momento del injusto y que producto de tales aberraciones fue obligada a ser madre, dando un paso a atrás a su niñez, y que en aquellas circunstancia que el único apoyó fue su tía materna (…), quien indicó que ‘por mucho tiempo ella fue la única que acompañó a (…) en lo que había pasado, que actualmente tiene 22 años, y que aún está muy dañada, que nunca recibió terapia para afrontar lo que le sucedió, por lo mismo perdió el contacto con su hija, ya que no pudo asumir su rol materno porque no supo hacerlo, en su rostro se puede apreciar la tristeza y desolación, aun no tienen apoyo familiar, su madre nunca le creyó‘, lo que evidencia, tanto por el tipo de delito, como por la edad que la afectada tenía, el daño emocional personal y familiar que desencadenó este ilícito, por lo que la pena a imponer será en el tramo de presidio mayor en su grado medio, en el quantum que en definitiva se dirá, por ser más acorde con los hechos que se dieron por establecidos».
Fuente: PJUD.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: