Conozca la propuesta de Reforma del Sistema Previsional presentada por el gobierno

El ejecutivo indicó que en el caso de los hombres, el aumento será de 2 UF ($56.600 mensuales) un aumento promedio del 20% y para las mujeres se calcula un aumento de 2.5 UF ($70.800 mensuales) que significaría un aumento promedio de 32% de sus pensiones.

El Presidente Sebastián Piñera presentó la propuesta de Reforma del sistema Previsional, con el fin mejorar la jubilación a los chilenos, reducir la brecha entre hombres y mujeres, y que ningún pensionado viva bajo la línea de la pobreza.

A continuación se detallan los objetivos y el contenido de la propuesta relativos al nuevo sistema de pensiones y cambios en la afp.

Objetivos generales de la reforma

  • Mejorar en forma equitativa y sustentable las pensiones, especialmente de los adultos mayores de menores ingresos, de la clase media y de las mujeres.
  • Garantizar que ningún chileno o chilena mayor de 65 años quede bajo la línea de pobreza.
  • Asegurar la participación del Estado e incorporar solidaridad en el sistema de pensiones.
  • Garantizar una pensión equivalente al salario mínimo actual para quienes hayan cotizado por jornadas completas al menos 30 años.
  • Introducir cambios en las AFP para que exista más competencia, responsabilidad por las pérdidas y mayor participación de los afiliados.
  • Permitir un cálculo especial en caso de enfermedades terminales, para aumentar la pensión y realizar el retiro de un excedente cuando corresponda.

Lo anterior se busca lograr de la siguiente manera:

-Fortaleciendo el Pilar solidario: Con la recientemente aprobada ley, se aumentaron en $55.101 las pensiones de los mayores de 80 años que pertenecen a este grupo, monto que alcanzará progresivamente a todos los pensionados del Pilar Solidario en 2022.
Incrementado el ahorro previsional: El aumento de será de un 3% con cargo al empleador, el cual será administrado por una entidad pública (el CASS).

-Incorporando un fondo solidario: Se agregará un nuevo fondo de ahorro solidario, financiado por el empleador y administrado por una entidad pública, que pagará una pensión adicional a la que se financie con ahorro personal, y que ayudará a cerrar las brechas de género en pensiones, e incentive las cotizaciones. Este fondo asegura, por ejemplo, que el beneficio sea de al menos UF 2 para los hombres que hayan cotizado más de 12 años y UF 2,5 para las mujeres que hayan cotizado más de 8.

-Asegurando la participación de los afiliados: Los directorios de las administradoras contarán con la participación de los “Comités de Afiliados” elegidos por los propios usuarios, cuyos candidatos serán elegidos por la Comisión de Usuarios del Sistema de Pensiones.
Autorizando nuevos autores sin fines de lucro: Nuevas administradoras podrán ingresar al mercado y se podrán constituir como cooperativas de afiliados.

-Reduciendo las comisiones cobradas: En casos de rentabilidad negativa de los fondos, las administradores deberán devolver parte de las comisiones.

-Ajustando periódicamente los parámetos del sistema: El Consejo Consultivo Previsional tendrá facultades para revisar periódicamente los parámetros del sistema, incluyendo Tablas de Expectativas de Vida, y proponer ajustes a los mismos.

I. Nuevo Sistema de pensiones

El nuevo sistema de pensiones aumenta el ahorro previsional individual y crea el fondo de ahorro solidario, ambos financiados por el empleador y administrados por una entidad pública. Esto se llevará a cabo con las siguientes medidas:

1. Pilar Solidario (Financiado con aporte estatales y focalizado en el 60% de la población más pobre): Se mantiene la estructura del Pilar Solidario, con el aumento recientemente aprobado, permitiendo que los beneficiarios (PBS o APS + pensión autofinanciada) obtengan un monto que los deje por sobre la línea de pobreza.

2. Programa de ahorro personal administrado por las AFP y el CASS:

2.1 Se mantiene la cuenta individual constituida con el 10% de aporte del trabajador administrada por la AFP.

2.2 Se aumentará la cotización en 3 puntos porcentuales (3%), a cargo del empleador, el cual será administrado por el CASS, quien licitará la
administración de ese fondo entre agentes especializados.

2.3 Las inversiones del Fondo que administrará el CASS serán reguladas y deberán garantizar la transparencia y la adecuada administración de los recursos.

2.4 El CASS deberá tener un gobierno corporativo sólido que le permita desempeñar las labores que asuma en forma directa.

3. Nuevo fondo de Ahorro Colectivo Solidario administrado por el CASS:

3.1 Se aumentará la cotización en 2,8 puntos porcentuales (2,8%), de cargo del empleador, el cual se aportará a un nuevo programa de Ahorro Colectivo Solidario, administrado por el CASS.

3.2 Este programa entregará un monto adicional a la pensión que cada trabajador financie con la suma de los recursos de su cuenta del 10% (AFP) y de la cuenta del 3% (CASS).

3.3 La fórmula escogida para calcular la pensión deberá ayudar a cerrar la brecha de pensión entre mujeres y hombres.

3.4 La pensión resultante se pagará durante toda la vida del pensionado, cualquiera sea su longevidad. Este programa no pagará pensiones de sobrevivencia, ni herencias.

3.5 Garantía de Pensión Mínima: Este programa de ahorro colectivo solidario asegurará también a todos los pensionados que completen al menos 30 años de cotización, que la suma de las pensiones financiadas con ahorro personal, ahorro colectivo, y Pilar Solidario, no sea inferior a un monto similar al salario mínimo. Cuando esta suma sea inferior al monto del salario mínimo, el programa de Ahorro Colectivo Solidario pagará un complemento de monto igual a la diferencia.

4. Seguro de Dependencia en el CASS: El CASS administrará un seguro de dependencia financiado con un 0,2% de la cotización del empleador.

¿Cómo se realizará la transición hacia el nuevo sistema?
El programa de Ahorro Colectivo Solidario financiará también un incremento a las pensiones de los actuales pensionados, y de los que se pensionen en el futuro próximo. El Estado hará un aporte inicial de alrededor de 800 millones de dólares para financiar el programa hasta que acumule las reservas necesarias.

II. Cambios en la AFP 

1. Participación de afiliados:

1.1 En cada AFP se creará un Comité de Afiliados, cuyos integrantes serán escogidos por por los propios afiliados por medio de votación electrónica.

1.2 Uno de los directores autónomos que debe tener cada AFP deberá ser un afiliado, con al menos 10 años de afiliación en el sistema y cinco de cotizaciones en la respectiva AFP. Los candidatos a director deberán ser escogidos por un proceso de selección formal.

1.3 Se creará la “Intendencia de Protección de los Afiliados”, que formará parte de la estructura orgánica de la Superintendencia de Pensiones.

1.4 Las AFP sólo podrán votar por candidatos a directores en las S.A. donde inviertan los fondos de pensiones, de una terna/quina que les proponga la Comisión de Usuarios del Sistema de Pensiones (quién los elegirá con un proceso de selección formal).

1.5 Se autorizará que las AFP se puedan constituir como “Cooperativas de Afiliados”.

2. Fortalecer vínculo entre resultados para afiliados y AFP:

2.1 Las AFP deberán devolver a las cuentas individuales un porcentaje de las comisiones cobradas al o los tipos de Fondos que hayan tenido una rentabilidad real negativa durante un año calendario.

2.2 Las AFP deberán cubrir el gasto de Cuota Mortuoria de los afiliados fallecidos fuera del Pilar Solidario, sin saldo suficiente en su cuenta individual y que hayan pagado al menos x años de cotizaciones.

2.3 No se podrán cargar al Fondo de Pensiones las comisiones cobradas por Fondos Mutuos Nacionales. Además, se reducirá el límite máximo de las comisiones que se pueden cargar al Fondo de Pensiones hasta 1,25 veces el promedio de las referencias internacionales. Las comisiones de intermediación con cargo a los Fondos de Pensiones deben ser informadas en cartolas y sitio web de la AFP respectiva. Además, se deberá dar cuenta de ellas a la Comisión de Usuarios del Sistema de Pensiones.

3. Ajustes a los parámetros del sistema:

3.1 A las actuales funciones del Consejo Consultivo Previsional se sumará las de revisar periódicamente el impacto de cambios en tendencias demográficas, económicas y del mercado laboral sobre los resultados esperados del sistema previsional, y de proponer los ajustes que sean necesarios a sus parámetros con el objeto de evitar un deterioro de los beneficios, incluyendo eventuales nuevos parámetros para poder acogerse a una pensión contributiva para las generaciones más jóvenes de trabajadores y para las futuras generaciones que están por incorporarse al Sistema Previsional Mixto.

3.2 Además, el Consejo Consultivo Previsional deberá, en conjunto con la Superintendencia de Pensiones y la Comisión del Mercado Financiero, revisar periódicamente las tablas de expectativas de vida utilizadas para los propósitos del sistema previsional, y proponer los cambios a las mismas que sean necesarios, incluyendo nuevos parámetros para poder acogerse a una pensión contributiva a los trabajadores más jóvenes y a las futuras generaciones que están por incorporarse al Sistema Previsional Mixto.

4. Mesa de Trabajo:

4.1 Se formará una Mesa de Trabajo con el objeto de analizar otros posibles cambios y perfeccionamientos al sistema previsional, identificados en los informes de la Comisión Marcel y de la Comisión Bravo; por distintos analistas y grupos de trabajadores, afiliados, empleadores; y que se han propuesto durante el análisis político de la reforma.

4.2 Esta Mesa deberá entregar sus propuestas en un plazo aproximado de nueve meses.

Fuente: Gobierno de Chile

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: