Corte Suprema rechazo recurso de casación contra la sentencia que desechó acción por falta de servicio de municipio ante caída de cartel publicitario que causó la muerte de particular

No se acreditó el nexo causal entre el accidente y el municipio, pese a que este permitió instalar la publicidad contra su propia ordenanza sobre la materia

La Tercera Sala de la Corte Suprema, en fallo dividido rechazó un recurso de casación en el fondo interpuesto contra la sentencia de segundo grado que confirmando la de primera instancia no dio lugar a la demanda por falta de servicio e indemnización de perjuicios motivada por el accidente de la caída de un letrero publicitario que ocasionó la muerte a un particular. El voto de mayoría estimó que «aun cuando la Municipalidad demandada haya prestado su consentimiento, expreso o tácito, para instalar la publicidad ya señalada, e incluso si se estimara que al hacerlo procedió en contra de su propia Ordenanza sobre la materia, lo cierto es que este solo hecho -o ilegalidad- en ningún caso ha sido la causa del accidente que le costó la vida al señor [V.Z.], por dos razones: primero porque éste no ha tenido relación laboral ni contractual alguna con el contratista a quien se encomendó el retiro de la publicidad ni tampoco con la demandada y, en segundo lugar, porque la sola instalación de la publicidad no constituye, en este caso, el evento productor del daño. A mayor abundamiento, la sentencia atribuye la causa determinante del accidente al uso, por parte de la víctima, de una barra de fierro para retirar los afiches publicitarios.» El fallo contó con el voto de disidencia de los ministros Sr. Muñoz y Sra. Vivanco, cuanto consideraron que: «resulta evidente para estos disidentes que la demandada es responsable de su actuar por infracción de reglamento, al haber permitido -al menos- una actividad expresamente prohibida por ella misma… Que, la referida prohibición no puede encontrar su causa sino en el peligro que tal conducta conlleva, por lo que cabe concluir que la demandada permitió una actividad peligrosa para terceros, prohibida por su normativa, de modo que este solo hecho la hacía especialmente responsable de supervisar y supervigilar el retiro de dicha publicidad, conducta que omitió». Consulte el fallo analizado por Microjuris a continuación:

Voces: CIVIL – MUNICIPALIDADES – RESPONSABILIDAD EXTRACONTRACTUAL – FALTA DE SERVICIO DE LA ADMINISTRACION – RELACION DE CAUSALIDAD – CULPA DE LA VÍCTIMA – NORMAS REGULADORAS DE LA PRUEBA – PESO DE LA PRUEBA – RECURSO DE CASACION EN EL FONDO – RECHAZO DEL RECURSO – DISIDENCIA

Partes: Fuentes Sepúlveda, Angélica c/ Ilustre Municipalidad de Lo Barnechea s/ Nexo causal – Culpa víctima
Tribunal: Corte Suprema
Sala: Tercera
Producto: Municipalidades – MJ

No yerra la sentencia al rechazar la demanda de falta de servicio, por cuanto aun cuando la Municipalidad demandada haya prestado su consentimiento, expreso o tácito, para instalar la publicidad, e incluso si se estimara que al hacerlo procedió en contra de su propia Ordenanza sobre la materia, lo cierto es que este solo hecho -o ilegalidad- en ningún caso ha sido la causa del accidente que le costó la vida a la víctima, por dos razones: primero porque éste no ha tenido relación laboral ni contractual alguna con el contratista a quien se encomendó el retiro de la publicidad ni tampoco con la demandada y, en segundo lugar, porque la sola instalación de la publicidad no constituye, en este caso, el evento productor del daño. A mayor abundamiento, la sentencia atribuye la causa determinante del accidente al uso, por parte de la víctima, de una barra de fierro para retirar los afiches publicitarios.

Doctrina:

1.- Corresponde rechazar el recurso de casación en el fondo interpuesto por la parte demandante en contra de la sentencia que, confirmando el fallo de primer grado, rechazó la demanda de indemnización de perjuicios por falta de servicio al estimar que no se acreditó el nexo causal para tener por configurada la responsabilidad invocada. Al respecto, en la especie se acreditó que la Corporación Cultural de la comuna realizó una actividad cultural instalando carteles de publicidad, posteriormente contrató a una empresa, a fin de que realizare el retiro de las instalaciones publicitarias, un amigo del contratista voluntariamente y sin ser contratado para dicho cometido, retiró voluntariamente los carteles instalados en los postes del alumbrado público, falleciendo a causa de una descarga eléctrica que se produjo por haber tocado con una barra metálica un cable conductor de electricidad, en circunstancias que caminaba entre dos postes a los que se encontraban adosados dichos carteles publicitarios. A partir de dichos hechos no yerra la sentencia impugnada al rechazar la demanda toda vez que aun cuando la Municipalidad demandada haya prestado su consentimiento, expreso o tácito, para instalar la publicidad, e incluso si se estimara que al hacerlo procedió en contra de su propia Ordenanza sobre la materia, lo cierto es que este solo hecho -o ilegalidad- en ningún caso ha sido la causa del accidente que le costó la vida a la víctima, por dos razones: primero porque éste no ha tenido relación laboral ni contractual alguna con el contratista a quien se encomendó el retiro de la publicidad ni tampoco con la demandada y, en segundo lugar, porque la sola instalación de la publicidad no constituye, en este caso, el evento productor del daño. A mayor abundamiento, la sentencia atribuye la causa determinante del accidente al uso, por parte de la víctima, de una barra de fierro para retirar los afiches publicitarios.

2.- La inversión del onus probandi alegada por la demandante como fundamento del recurso de casación se generaría al exigir, a la demandante, la prueba de un hecho negativo, a efectos de acreditar el nexo causal, y que consiste en acreditar que los afiches publicitarios no se encontraban instalados en un lugar que cumpliera con las exigencias técnicas mínimas de seguridad, en circunstancias que era al municipio, a quien en virtud de dicha regla, incumbía probar que dio cumplimiento a sus obligaciones legales evitando generar una situación de peligro. Añade el recurrente que la demandada no ha controvertido el hecho de que los carteles publicitarios fueron colocados sin el correspondiente permiso de la Dirección de Obras Municipales, que el municipio no fiscalizó que los afiches cumplieran con las condiciones técnicas mínimas para ser colocados en las instalaciones eléctricas, con todo lo cual generó una situación de peligro que derivó en el accidente fatal. En síntesis, sostiene que imputándosele a la demandada un actuar negligente, por infracción a sus deberes legales, era a ella a quien tocaba acreditar haber actuado en cumplimiento de sus obligaciones legales, lo que no ocurrió. Al respecto, resulta claro y patente que no se está alegando una alteración de la carga probatoria propiamente tal, puesto que el recurrente parte de supuestos que implican se realice una nueva apreciación de la prueba rendida, proceso intelectual que permitiría concluir que la rendida es insuficiente para tener por acreditados los hechos establecidos en la sentencia, cuestión que como reiteradamente se ha resuelto escapa de los márgenes del recurso de nulidad.

3.- La sentencia impugnada concluyó que fue el hecho propio de la víctima el causante del daño, hecho propio que rompe el nexo causal e impide acoger la demanda, situación que tampoco permite la aplicación de la compensación de culpas del artículo 2330 del Código Civil como lo pretende la recurrente por cuanto los sentenciadores han atribuido a la conducta del fallecido el efecto de haber interrumpido el nexo causal o, en otras palabras, su conducta es considerada como causa exclusiva o determinante en la generación del daño, a diferencia del escenario que exige la norma precitada, en que el daño experimentado encuentra su origen tanto en la actividad del demandado como en aquella acción u omisión negligente de la propia víctima, configurando un fenómeno de concausas. En síntesis, no se ha exigido a la demandante la prueba de un hecho negativo, como lo pretende, pues aun teniendo presente la ubicación de la publicidad, lo cierto es que se le atribuye la responsabilidad al hecho propio de la víctima al haber usado voluntariamente un implemento inadecuado para la actividad que desarrollada en las instalaciones del alumbrado público.

4.- Corresponde acoger el recurso de casación en el fondo interpuesto por la parte demandante porque yerran los jueces de alzada al no haber razonado que resulta evidente que la municipalidad demandada es responsable de su actuar por haber permitido -al menos- una actividad expresamente prohibida por ella misma, esto es, la instalación de publicidad en los postes del alumbrado público en contra de un Reglamento expreso de la misma entidad demandada, que prohibía el adosamiento de cualquier clase de forma publicitaria en el alumbrado público. No es posible pretender que el Alcalde como jefe de la Municipalidad conozca la normativa municipal y como Director de la Corporación las desconozca. La referida prohibición no puede encontrar su causa sino en el peligro que tal conducta conlleva, por lo que cabe concluir que la demandada permitió una actividad peligrosa para terceros, prohibida por su normativa, de modo que este solo hecho la hacía especialmente responsable de supervisar y supervigilar el retiro de dicha publicidad, conducta que omitió. De haber fiscalizado o supervisado el retiro de la publicidad, debió impedirse trabajar en ella a personas ajenas a la empresa contratista y que, además, no contaban con los elementos de seguridad para realizar dicha tarea o pretendieran hacerlo con herramientas inadecuadas. De lo anterior, emana la debida relación de causalidad entre la omisión que se le imputa a la demandada y el accidente en el que resultó fallecida la víctima. Dicha responsabilidad también puede desprenderse de su calidad de administradora de los bienes municipales de acuerdo al artículo 5 letra c) de la LOC de Municipalidades N°18.695. (Del voto en contra de los ministros Sr. Muñoz y Sra. Vivanco).

Consulte Sentencia a texto completo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: