Ley Nº 21.211 regula la información y rendición de cuentas de gastos reservados

La ley busca evitar usos no autorizados o irregulares, como ha ocurrido en el pasado y que han dado pie a procesos sumariales y judiciales que han afectado a exaltas autoridades castrenses y policiales.

Con fecha 4 de febrero de 2020 se publicó en el Diario Oficial la ley Nº 21.211 “Sobre información y rendición de cuentas de gastos reservados”.

En primer lugar la ley introduce diversas modificaciones en la ley Nº 19.863, sobre remuneraciones de autoridades de gobierno y cargos críticos de la administración pública y da normas sobre gastos reservados.

En pincipio define lo que se entiende por gastos reservados “aquellos egresos que, por el ministerio de esta ley, se facultan realizar exclusivamente a las entidades mencionadas en este cuerpo legal, para el cumplimiento de sus funciones, siempre que sean relativas al orden público, a la seguridad interna y externa del país, a la inteligencia y contrainteligencia, y que por su naturaleza deban ser reservadas o secretas”. Tratándose de la Presidencia de la República, se entenderán comprendidos dentro del concepto de gastos reservados solo aquellos egresos que, siendo inherentes a sus funciones, por su naturaleza deban ser reservados o secretos.

Las entidades que contarán con esta facultad serán: La Presidencia de la República, Ministerio del Interior y Seguridad Pública, Ministerio de Relaciones Exteriores, Dirección Nacional de Fronteras y Límites del Estado, Ministerio de Defensa Nacional, Fuerzas Armadas, Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones de Chile y Agencia Nacional de Inteligencia.

La Ley de Presupuestos del Sector Público fijará anualmente las sumas a que ascenderán los gastos reservados.

Por otra parte la norma establece que los ministerios y entidades afectos a esta facultad estarán sujetos a control interno y externo en la ejecución de estos gastos, para lo cual deberán identificar las unidades operativas que requerirán para su operación el uso de estos montos, información que deberá ser entregada en forma reservada al contralor general de la República.

Asimismo, se define que los jefes de los respectivos servicios deberán informar por escrito, en carácter secreto y semestralmente, a las autoridades competentes para este efecto (Ministerios del Interior, de RREE y de Defensa), de la utilización de dichos recursos. El plazo para cumplir con este deber de información será dentro de los 60 días hábiles siguientes al vencimiento del semestre.

Como norma de probidad, se determina que los jefes de las unidades operativas que tengan gastos reservados deberán efectuar una declaración de intereses y patrimonio, en la que deberá constar la singularización de los bienes del declarante; de su cónyuge, siempre que estén casados bajo el régimen de sociedad conyugal; del conviviente civil del declarante, siempre que hayan pactado régimen de comunidad de bienes; de los hijos sujetos a la patria potestad del declarante; y de las personas que tenga bajo tutela o curatela.

Entre la información requerida se exige también la declaración de: cuentas y/o libretas de ahorro; ahorro previsional voluntario bajo cualquier modalidad, ahorro previsional voluntario colectivo y depósitos convenidos; depósitos a plazo; seguros de vida con ahorro y seguros en general.
La propuesta contempla los procedimientos a seguir en caso que el contralor general advierta inconsistencias o tenga observaciones respecto de la declaración realizada. Se faculta también en este ámbito a que la autoridad solicite información complementaria, en el ámbito de su competencia y de manera reservada, a la Unidad de Análisis Financiero.

Cualquier otro uso de los gastos reservados queda estrictamente prohibido y su incumplimiento se considerará falta grave a la probidad y dará lugar a las sanciones que correspondan de acuerdo al estatuto respectivo. Lo anterior se entiende sin perjuicio de las demás responsabilidades administrativas, civiles y penales que correspondan.

No podrán efectuarse pagos a funcionarios públicos con cargo a los gastos reservados. Tampoco podrán realizarse transferencias de recursos provenientes de gastos reservados para el financiamiento de campañas políticas, de partidos políticos u organizaciones gremiales. En los delitos de malversación de caudales públicos referidos a gastos reservados, el juez podrá aumentar la pena correspondiente en un grado.

Finalmente, deroga el inciso segundo del artículo 89 de la ley Nº 18.961, orgánica constitucional de Carabineros de Chile, eliminando un piso anual para el otorgamiento de gastos reservados en el caso de Carabineros. Además modifica el artículo 2º de la ley Nº 19.913, que crea la Unidad de Análisis Financiero, entregándole nuevas facultades, de modo que pueda proporcionar a la Contraloría General de la República información relevante para actos de fiscalización en este ámbito de acción.

Consulte texto completo de la ley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s