Instan al ejecutivo a fomentar el emprendimiento de la cosmética artesanal

Se llama al Gobierno a reconocer a los cosméticos artesanales como oficio, de manera que las exigencias legales se ajusten a la realidad nacional.

Fomentar el emprendimiento y microemprendimiento nacional, especialmente el rubro de las cosméticas artesanales, es el objetivo central del acuerdo aprobado por la Cámara de Diputados, por 144 votos a favor y tres abstenciones.

En el texto se sugiere al Presidente de la República que, «en el marco de las enmiendas de la regulación establecida en el decreto 239, de 2002, se reconozca a los cosméticos artesanales como oficio, de manera tal, que en base a lo previamente expuesto, se ajuste a la realidad nacional de quienes la ejercen, pues constituye una fuente de ingresos, principalmente, para muchas mujeres en nuestro país».

En el documento se da cuenta de la realidad que enfrentan muchas mujeres que quieren proyectar esta actividad como un negocio de pequeña escala, pero que presentan barreras estructurales que les impiden formalizar su emprendimiento a través del Instituto de Salud Pública, por el alto costo asociado a los requisitos que este organismo, el Código Sanitario y el decreto 239 exigen.

En este contexto, se plantea que la autoridad sanitaria cree un registro de todos aquellos quienes quieran ejercer el oficio de la cosmética artesanal y que cuenten con una regulación especial.

Respecto de la infraestructura exigida por la autoridad sanitaria para el ejercicio de esta actividad productiva, se propone pedir un laboratorio de bajo riesgo y contar con un químico farmacéutico encargado de la administración del laboratorio y de garantizar la calidad de los productos elaborados, pudiendo solo utilizarse insumos que posean ficha técnica y que garanticen su calidad a través de los laboratorios que los distribuyan.

Además, se propone que los costos para la obtención de la resolución sanitaria por cada producto elaborado por la cosmética artesanal, se ajuste a la realidad de un productor artesanal.

Fuente: Cámara.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: