Dirección del Trabajo fija criterios y orientaciones sobre el impacto laboral de una emergencia sanitaria (Covid-19)

El dictamen señala que los empleadores deberán implementar todas las medidas de prevención tendientes a colaborar en la eventual emergencia sanitaria que pudiere producir en la población trabajadora la propagación del Coronavirus en los lugares de trabajo, las cuales no podrán importar una vulneración de los derechos del trabajador ni amenazar la estabilidad en el empleo. 

Con fecha 6 de marzo de 2020 su publicó en el sitio web de la Dirección del Trabajo, el Dictamen Nº 1116-004 que «Fija criterios y orientaciones sobre el impacto laboral de una emergencia sanitaria (Covid-19)».

Atendiendo a  la emergencia de salud pública de importancia internacional debido al brote del Coronavirus Covd-19, este servicio ha estimado procedente reafirmar las obligaciones que corresponden al empleador en materia de salud y seguridad en el trabajo respecto de sus dependientes y los derechos que asisten a estos en dicho ámbito, con el fin de precaver los riesgos de contagio en los lugares de trabajo y colaborar con las medidas de contención destinadas a evitar su propagación.

El documento hace mención al artículo 184 inciso primero del Código del Trabajo mediante el cual la ley obliga al empleador, en términos amplios, a resguardar la vida y salud de sus trabajadores y a adoptar todas las medidas tendientes a garantizar dicha protección. Esta norma recalca el deber de informar a sus dependientes posibles riesgos asociados a la prestación de los servicios y mantener las condiciones adecuadas de higiene y sugerir en las faenas, proporcionando los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades profesionales.

Este deber general de protección incluye la obligación de proporcionar efectiva y oportunamente a los trabajadores la información actualizada que emane de la autoridad sanitaria u otra competente que diga relación con la prevención y contención del virus, como el control eficaz de las medidas al interior de la empresa a objeto de lograr la real aplicación de las mismas entre los trabajadores

Asimismo conforme al artículo 183 E del mismo Código y el artículo 3 del DS 594 de 1999 del Ministerio de Salud, la empresa está obligada a mantener en los lugares de trabajo las condiciones sanitarias y ambientales necesarias para proteger la vida y salud de los trabajadores, sean estos dependientes o terceros contratistas.

Es por ello que respecto a la contingencia que se vive, el empleador deberá tomar las medidas para cumplir con los protocolos que la autoridad sanitaria establezca y otorgar los permisos necesarios para que los trabajadores puedan concurrir a realizarse los exámenes preventivos que correspondan sin que ello importe un menoscabo para estos. Por otro lado las partes de la relación laboral podrán acordar la prestación del servicio a distancia, en el domicilio del trabajador u otro medio alternativo, en tanto ello sea posible según las condiciones del lugar y la naturaleza del trabajo que realiza.

Por su parte el Ord. B51 Nº 576 de 30/01/2020 del Ministerio de salud define como «contacto» el hecho de que una persona haya compartido hogar; haya viajado en un mismo medio de transporte, o compartido un mismo recinto con un paciente afectado por el virus COVID-19.

En relación a esta definición es importante distinguir si el trabajador se encuentra afectado -sea en calidad de caso de COVID-19, sea en situación de contacto- con motivo de una actividad laboral (una comisión de servicios en una región de riesgo) o con motivo de una actividad de índole personal (un viaje de turismo). En caso de que el origen del posible contacto sea de carácter laboral, el empleador deberá otorgar las prestaciones médicas y económicas correspondientes. Ahora en caso de que el afectado se expuso al contagio por causas ajenas al trabajo, las respectivas prestaciones deberán ser otorgadas por el organismo previsional de salud al que se encuentre afiliado el afectado, esto es el Fondo Nacional de Salud o la Institución de Salud Previsional.

Tratándose de trabajadores que hayan sido diagnosticados con la enfermedad, corresponderá que un facultativo extienda la respectiva licencia médica para justificar la inasistencia al trabajo y a percibir en caso de corresponderle el subsidio que establece el D.S. Nº 3 de 1984 del Ministerio de Salud y el DFL 44 de 1978, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social. De acuerdo al artículo 51 del referido D.S. Nº 3 el empleador estará obligado a velar por el cumplimiento del reposo médico, correspondiendo a la Dirección del Trabajo la aplicación de las sanciones a que alude el artículo 57 del mismo cuerpo legal.

Asimismo se podrá otorgar licencia médica como medida preventiva de aislamiento de una persona por sospecha de estar infectado, aunque no haya presentado síntomas.

Finalmente, las correspondientes autoridades en materia de seguridad social, resolverán sobre la cobertura de los respectivos subsidios o pagos de seguridad social, pero, en cualquier circunstancia, los casos en que puede encontrarse la persona trabajadora y la situación de contacto descrita precedentemente constituyen, a juicio de este Servicio, una causal justiciada para ausentarse del trabajo.

Medidas de protección básicas contra el Coronavirus:

La Organización Mundial de la Salud dictó las siguientes medidas para protegerse del Coronavirus:

  • Lavarse las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Adoptar medidas de higiene respiratoria como cubrir la boca y nariz al toser o estornudad con el codo flexionado o con un pañuelo; tirar el pañuelo inmediatamente y lavarse las manos con un desinfectante de manos a base de alcohol, o con agua y jabón.
  • Mantener el distanciamiento social  al menos 1 metro (3 pies) de distancia entre usted y las demás personas, particularmente aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, solicite atención médica a tiempo Indique a su prestador de atención de salud si ha viajado a una zona de China en la que se haya notificado la presencia del 2019-nCoV, o si ha tenido un contacto cercano con alguien que haya viajado desde China y tenga síntomas respiratorios.
  • Mantenerse informado y seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios.
  • Mantenerse informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19.
  • Permanecer en casa si empieza a encontrarse mal, aunque se trate de síntomas leves como cefalea y rinorrea leve, hasta que se recupere.
  • Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llame con antelación e informe a su dispensador de atención de salud sobre cualquier viaje que haya realizado recientemente o cualquier contacto que haya mantenido con viajeros

Síntomas y recuperación:

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

Declaración jurada para viajeros que ingresan a Chile:

Por medio de la Resolución exenta Nº 108, de 2020, publicada en el Diario Oficial de fecha 28 de febrero de 2020, se estableció la  declaración jurada de estado de salud como medida de control sanitario obligatorio para viajeros que ingresan a Chile y aprueba formulario para realizar la declaración, la cual se adjunta a continuación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Consulte:

Dictamen Nº 1116-004.

Resolución Nº 108.

Nota relacionada sobre alerta sanitaria por el (2019-NCOV).

Fuentes:  Dirección del Trabajo,  Organización Mundial de la Salud y  Diario Oficial.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: