Jurisprudencia Destacada Año 2020 N4

JURISPRUDENCIA DESTACADA – REPORTE Nº 4 DE 2020

 

RECURSO DE AMPARO ECONÓMICO – CASINOS DE JUEGO

_______________________________________________________

Castillo Rojas, Luis c/ Ilustre Municipalidad de Coquimbo

Voces: AMPARO ECONOMICO – MUNICIPALIDADES – DERECHO A DESARROLLAR ACTIVIDAD ECONÓMICA LÍCITA – PATENTE MUNICIPAL – CASINOS DE JUEGO – JUEGOS DE AZAR – FACULTADES DEL ALCALDE – RECHAZO DEL RECURSO

Tribunal: Corte Suprema

Sala: Tercera

Producto: Municipalidades – MJ

La municipalidad recurrida al exigir a los recurrentes, que para obtener la patente municipal de sus locales comerciales, en los cuales desarrollan la actividad económica de explotación de máquinas de juegos, previamente acompañen un certificado de la Superintendencia de Casino que diera cuenta de la naturaleza de los juegos que éstas contienen, toda vez que, en caso de tratarse de juegos de azar, ella carece de la facultad para conceder autorización alguna sobre su uso, no ha incurrido en una conducta ilegal que les impida ejercer su actividad económica, por el contrario su requerimiento se ajusta plenamente al ordenamiento jurídico de manera que no se configura la hipótesis que exige el artículo 19 N° 21 de la Constitución para acoger la acción de amparo económico.

Doctrina:

1- Corresponde aprobar la sentencia consultada y rechazar el recurso de amparo económico deducido en contra de la municipalidad, pues la recurrida al exigir a los recurrentes, que para obtener la patente municipal de sus locales comerciales, en los cuales desarrollan la actividad económica de explotación de máquinas de juegos, previamente acompañen un certificado de la Superintendencia de Casino que diera cuenta de la naturaleza de los juegos que éstas contienen, toda vez que, en caso de tratarse de juegos de azar, ella carece de la facultad para conceder autorización alguna sobre su uso, conforme lo dispone y ordena la Ley N° 19.995 , no ha incurrido en una conducta ilegal que les impida ejercer su actividad económica, por el contrario su requerimiento se ajusta plenamente al ordenamiento jurídico de manera que no se configura la hipótesis que exige el artículo 19 N° 21 de la Constitución para acoger la acción de amparo económico.

2.- Existen fundadas razones que conducen a descartar el amparo económico como instrumento idóneo para dispensar protección al derecho a desarrollar una actividad económica lícita contemplado en el artículo 19 N° 21 inciso 1° de la Carta Fundamental. La primera de ellas estriba en la imposibilidad de estimar como criterio racional que una persona directamente afectada por la vulneración de dicha garantía constitucional disponga -conforme a lo establecido en el Auto Acordado que regula su tramitación y fallo- de treinta días para deducir el recurso de protección, en tanto que un tercero sin interés actual alguno en la materia, según lo prescribe la Ley N° 18.971, cuente para ello con un plazo de seis meses. Enseguida, el diseño con que el referido cuerpo legal reguló el amparo económico impide considerarlo como un remedio eficaz disponible a favor de un particular para la salvaguarda de la garantía en referencia, desde que no se entregó al órgano jurisdiccional la facultad de adoptar providencias cautelares prontas e inmediatas para brindar resguardo al afectado, como sí se establecen en el artículo 20 de la Constitución Política tratándose del recurso de protección. En consecuencia, al no constituir el denominado recurso de amparo económico un medio idóneo para salvaguardar la garantía fundamental reconocida en el artículo 19 N° 21 inciso 1° de la Carta Fundamental, la acción deducida no puede prosperar.

 

ENFERMEDAD PROFESIONAL – FINIQUITO – RECURSO DE UNIFICACIÓN DE JURISPRUDENCIA

_______________________________________________________

Jara c/ Ilustre Municipalidad de Alhué

Voces: LABORAL – MUNICIPALIDADES – FINIQUITO – ENFERMEDAD PROFESIONAL – TRANSACCION – INTERPRETACION Y APLICACION DE LA LEY – RECURSO DE UNIFICACION DE JURISPRUDENCIA – RECHAZO DEL RECURSO

Tribunal: Corte Suprema

Sala: Cuarta

Producto: Municipalidades – Microjuris – Laboral

La sola declaración de no tener cargo alguno que formular, así como la de otorgar el más amplio y total finiquito, u otra semejante, aun cuando hayan sido incluidas en un instrumento con las formalidades que prescribe el artículo 177 del Código del Trabajo, resultan insuficientes para concluir, sin atender a las demás circunstancias del caso, que se ha renunciado a la acción de indemnización de perjuicios causados por una enfermedad profesional, de tal manera que su efecto liberatorio no se extiende a las acciones consecuenciales de una enfermedad profesional cuando carece de toda referencia a dicha enfermedad y no da cuenta de compensación correlativa alguna.

Doctrina:

1.- Corresponde rechazar el recurso de unificación de jurisprudencia deducido por la parte demandada en contra de la sentencia que acogió la demanda de indemnización de perjuicios por enfermedad profesional, al estimar que si bien el finiquito tiene poder liberatorio, este no puede alcanzar una extensión que exceda lo que las partes convinieron, más aun teniendo en cuenta el carácter de las normas que rigen la materia laboral en cuanto a la renuncia de derechos del trabajador. Al respecto, no yerra la sentencia impugnada por cuanto la sola declaración de no tener cargo alguno que formular, así como la de otorgar el más amplio y total finiquito, u otra semejante, aun cuando hayan sido incluidas en un instrumento con las formalidades que prescribe el artículo 177 del Código del Trabajo, resultan insuficientes para concluir, sin atender a las demás circunstancias del caso, que se ha renunciado a la acción de indemnización de perjuicios causados por una enfermedad profesional, de tal manera que su efecto liberatorio no se extiende a las acciones consecuenciales de una enfermedad profesional cuando carece de toda referencia a dicha enfermedad y no da cuenta de compensación correlativa alguna.

2.- El artículo 177 del Código del Trabajo, pone de manifiesto que el finiquito puede generar efectos no solo a favor del trabajador, sino también en su contra. En efecto, la citada disposición prescribe que, a no ser que se cumplan determinadas formalidades, el finiquito ‘no podrá ser invocado por el empleador’. A contrario sensu, el que sí las cumpla podrá ser invocado por el empleador. No cabe, en consecuencia, excluir de plano la posibilidad de que el finiquito dé cuenta de una transacción que comprenda la renuncia de acciones que asisten al trabajador.

3.- El artículo 177 no otorga al finiquito un poder liberatorio general, ni prescribe la necesidad de reservar derechos a objeto de resguardarse ante los efectos de tal poder liberatorio. En consecuencia, la determinación de si el finiquito da cuenta de una transacción y, en caso afirmativo, de su preciso alcance, debe hacerse tomando en consideración todas las circunstancias relevantes.

 

 

LABORAL – ASIGNACIÓN POR ANTIGÜEDAD -DOCENTES – RECURSO DE UNIFICACIÓN DE JURISPRUDENCIA

_______________________________________________________

Ovalle Jiménez, Noemi c/ Ilustre Municipalidad de La Pintana

Voces: LABORAL – MUNICIPALIDADES – DOCENTES – ASIGNACIONES Y PRESTACIONES – REMUNERACION – PRESCRIPCION – COMPUTO DE LA PRESCRIPCION – RECURSO DE UNIFICACION DE JURISPRUDENCIA – RECURSO ACOGIDO – SENTENCIA DE REEMPLAZO

Tribunal: Corte Suprema

Sala: Cuarta

Producto: MJ – Laboral

El plazo de prescripción extintiva de la acción para obtener el pago de la asignación de antigüedad y bienios es aquel contemplado en el inciso primero del artículo 510 del compendio normativo laboral, por una doble razón; en primer lugar, por cuanto le es aplicable supletoriamente de acuerdo al artículo 71 del Estatuto Docente y, luego, por cuanto se trata de una contraprestación en dinero de la que es acreedora la demandante por causa del vínculo laboral que la liga con la municipalidad, esto es, una remuneración, derecho irrenunciable consagrado en la carta laboral.

Doctrina:

1.- Corresponde acoger el recurso de unificación de jurisprudencia deducido por la parte demandada en contra de la sentencia que desestimó el recurso de nulidad deducido en contra del fallo que rechazó la excepción de prescripción opuesta por la municipalidad respecto de la asignación por antigüedad. Al respecto, yerra la sentencia impugnada cuando, al fallar el recurso de nulidad interpuesto por la demandada, resuelven que la sentencia de base razona correctamente al estimar aplicable a la asignación de antigüedad y bienios el plazo de prescripción de la acción del Código Civil. En efecto, el recurso de nulidad referido, fundado en la causal del artículo 477 del Código del Trabajo, por infracción a los artículos 41 y 510 de la codificación laboral, debió ser acogido, toda vez que el plazo de prescripción extintiva de la acción para obtener el pago de la asignación de antigüedad y bienios es aquel contemplado en el inciso primero del artículo 510 del compendio normativo laboral, por una doble razón; en primer lugar, por cuanto le es aplicable supletoriamente de acuerdo al artículo 71 del Estatuto Docente y, luego, por cuanto se trata de una contraprestación en dinero de la que es acreedora la demandante por causa del vínculo laboral que la liga con la municipalidad, esto es, una remuneración, derecho irrenunciable consagrado en la carta laboral.

2.- La asignación de antigüedad constituye una herramienta de mejora salarial, formando parte de la remuneración mensual de los profesionales docentes del sector municipalizado que cumplían las condiciones para su otorgamiento. De esto se sigue, que al tener un carácter netamente remuneracional, y además periódico, constituye una prestación de orden laboral irrenunciable, protegida por el Código del Trabajo, plenamente subsumible en el concepto dado en el inciso 1° del artículo 41 de dicho cuerpo legal.

3.- La enumeración que realiza el artículo 42 del Código del Trabajo no es de carácter taxativa, sino que corresponde sólo a algunas de las formas de remuneración establecidas por el legislador; también la constituyen aquellos incentivos o asignaciones que, como la en estudio, tienen como origen la prestación de servicios y además han adquirido fijeza, se devengan en forma mensual, y se pagan permanentemente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: