Corte de Apelaciones de Santiago confirma condena por homicidio en Macul

En fallo unánime (causa rol 2.012-2020), la Tercera Sala del tribunal de alzada rechazó el recurso de nulidad deducido por la defensa del condenado, tras descartar infracción de ley en la sentencia impugnada, dictada por Séptimo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago.

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia que condenó al recurrente a la pena de 10 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autor del delito de homicidio. Ilícito perpetrado en la comuna de Macul, en octubre de 2018.

El fallo señala que la labor del tribunal que conoce del recurso de nulidad por la causal indicada no es en rigor efectuar una nueva valoración de la prueba rendida en el pleito, sino controlar que aquélla que realizaron los miembros del tribunal del juicio se condiga con la norma que les señala a éstos cómo hacerla, a qué parámetros sujetarse y qué reglas, máximas o tipos de conocimientos no contradecir.

Asimismo sostiene que ese proceso, en el caso de autos, aparece ejecutado satisfaciendo todas estas exigencias, pudiendo afirmarse, en consecuencia, que el tribunal se hizo cargo en su fundamentación de toda la prueba producida y que no obstante apreciarla con libertad, señaló los medios mediante los cuales dio por acreditados cada uno de los hechos y circunstancias que tuvo por probados, permitiendo esta fundamentación la reproducción del razonamiento utilizado para alcanzar las conclusiones a que arribó».

«Luego de efectuar una síntesis de la prueba del Ministerio Público en el extenso fundamento Séptimo de la sentencia, en los considerandos Noveno, Undécimo, Duodécimo y Décimo Tercero el tribunal a quo expone con precisión y detalle las diversas razones que concurren para considerar que esa prueba resultó suficiente para estimar comprobada la existencia del delito de homicidio por el que se formuló acusación, y lo propio acontece en el motivo Décimo Quinto en lo relativo a la participación del acusado en ese hecho, que se califica de autoría en los términos del N° 1 del artículo 15 del Código Penal, ajustándose en todo momento a las exigencias previstas en el acápite que antecede», afirma la resolución.

«El fallo se cuida de señalar con detalle y precisión los motivos que lo conducen a decidir la condena y no es posible encontrar en los fundamentos entregados, alguno que pueda estimarse que contravenga los parámetros legales como se reprocha en el recurso. La nulidad del juicio y la sentencia no se justifica por una simple o mera discordancia de la Corte con el Tribunal Oral, como en este caso, en el valor que se otorgue a la prueba producida en la audiencia de juicio, sino que es menester constatar una contravención a los señalados parámetros del artículo 297, lo que, como se dijo, no se aprecia en la especie, en tanto las explicaciones entregadas por la magistrada para dar sustento a la decisión condenatoria resultan plausibles», añade.

El acusado fue sindicado por varios testigos como autor del homicidio, quienes declaran con precisión acerca de la intervención que cupo a éste durante el desarrollo de los hechos y a las circunstancias en que se verificó la muerte de Patric Jesús Miranda Aguilera, y considera que esos actos son inequívocamente de ejecución inmediata y directa, sin que de este razonamiento pueda advertirse contravención alguna a la letra c) del artículo 342 del Código Procesal Penal y al artículo 297 del mismo cuerpo legal y sin que existan en lo absoluto la contradicciones en las declaraciones de tales testigos que denuncia la defensa del condenado en el texto del recurso.

«Por estas consideraciones y visto, además, lo dispuesto en las normas legales citadas y en los artículos 372 y siguientes del Código Procesal Penal, se rechaza el recurso de nulidad deducido por la defensa del condenado Pablo Alberto Aravena Barrios, contra la sentencia de veintitrés de marzo dos mil veinte, pronunciada por el Séptimo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago en la causa RIT N° 243-2019, RUC N° 1800986881-6, la que, en consecuencia, no es nula», concluye.

Fuente: PJUD.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: