Ley de Urgencia, en tiempos de Coronavirus

En el marco de la alerta sanitaria, por la pandemia del Coronavirus, se ha incrementado el numero de pacientes que ingresan a clínicas u hospitales privados a atenderse bajo la Ley de Urgencia.


Desde marzo del presente año, se ha incrementando considerablemente los ingresos de pacientes afectados por coronavirus a clínicas u hospitales privados a atenderse bajo la Ley de Urgencia.
Con la llegada de la pandemia a Chile, los hospitales, clínicas y centros de salud se encuentran operando con medidas de seguridad y protocolos impuestos por la autoridad sanitaria, con el objeto de enfrentar la emergencia sanitaria.

Cabe señalar, que no existe una “Ley de Urgencia”, sino, diferentes normas que regulan la atención de urgencia, tales como las leyes N° 19.650 que Perfecciona normas del área de la salud, la ley N° 19.966 que establece un régimen de garantías en salud, y la ley N° 19.937 que modifica el D.L. Nº 2.763, de 1979, con la finalidad de establecer una nueva concepción de la autoridad sanitaria, distintas modalidades de gestión y fortalecer la participación ciudadana. A este conjunto de normas se la ha denominado como Ley de Urgencia.

Se entiende por urgencia o emergencia vital, toda condición clínica que implique riesgo de muerte o de secuela funcional grave, la atención de urgencia o emergencia vital ante un hecho de tal envergadura, debe ser inmediata e impostergable. Ninguna Institución de salud puede negarle a un paciente la atención rápida a una urgencia vital ni exigir un cheque o documento en garantía para otorgarla. La condición de riesgo de muerte o de secuela funcional grave deberá ser certificada por un médico cirujano de la unidad de urgencia pública o privada en que la persona sea atendida.

Requisitos para atenderse por Ley de Urgencia
-El problema de salud debe ser una “urgencia vital”.
-Es el médico del servicio de urgencia quien categoriza al paciente como tal.

Ingreso
Para un beneficiario de Fonasa: La puerta de entrada idealmente debiera ser un Establecimiento de salud del Servicio Público. Si dada la circunstancia de urgencia el beneficiario se atiende fuera de esta red, es decir, en un establecimiento privado, de todas maneras corresponde que le cubra la Ley de Urgencia hasta que es trasladado a su red de acuerdo a indicación médica.
Para un beneficiario de Isapre: La puerta de entrada idealmente es el establecimiento de salud indicado por su Isapre de acuerdo a los convenios de su plan de salud. Si dada la circunstancia de urgencia el beneficiario se atiende fuera de esta red le cubrirá la Ley de Urgencia hasta ser trasladado a su red de acuerdo a indicación médica.

Traslado al establecimiento de salud correspondiente
Cuando el paciente se estabiliza y de acuerdo a indicación médica, este deberá ser trasladado a su red de prestadores.

y las Isapres deben pagar directamente a los establecimientos de Salud implicados en la atención, el valor de las prestaciones derivadas de atenciones de emergencias recibidas por sus beneficiarios, hasta que estos se encuentren estabilizados, de modo que estén en condiciones de ser derivados.

Fiscalización
La autoridad sanitaria se encuentra fiscalizando  los protocolos dictados por el Ministerio de Salud como, por ejemplo, que el ingreso de los pacientes con síntomas de Covid-19 tengan una entrada separada del resto de las personas que se encuentren en los sectores de urgencia de los establecimientos.  De igual forma, se revisa exhaustivamente que el personal de urgencia -paramédicos, técnicos, enfermeras y médicos- cuenten con los implementos necesarios de seguridad sanitaria para la atención de los sospechosos de estar contagiados. Y que estos elementos -mascarillas, delantal o guantes- sean desechados tras atender al paciente, y que los instrumentos para llevar a cabo los exámenes sean debidamente esterilizados posteriormente.

En general, el personal de fiscalización de la Superintendencia de Salud ha constatado que los protocolos para los casos de pacientes sospechosos de Coronavirus se han llevado a cabo con éxito, salvo algunas observaciones como que el ingreso a urgencias no esté bien señalizado, o bien que otras indicaciones de protección a las personas que ingresen que, no estén bien visibilizadas para todos.

Inspección por condicionamiento de atención
La Superintendencia de Salud, a través de la Intendencia de Prestadores, han llevado a cabo procesos de fiscalización. Es así como la Superintendencia de Salud, según señala en su pagina web,  que al 32% de los pacientes, que llegaron a clínicas u hospitales privados a atenderse bajo la Ley de Urgencia (en riesgo vital) , se les vulneraron sus derechos.

Fueron 12 las clínicas y hospitales privados fiscalizados, revisándose los antecedentes de 115 pacientes atendidos en urgencia. Diez de estos prestadores faltaron a la ley y solicitaron pagarés a 21 pacientes (7 pertenecientes a Fonasa). A otras 12 personas (6 de Fonasa) se les exigió pagaré o pre-pago; mientras que a 4 (3 de ellos de Fonasa), se les solicitó abono en efectivo para la atención.

Los centros médicos que incurrieron en estas faltas, arriesgan multas hasta de 1.000 UTM ($50.221.000 aproximadamente).

 

A continuación, acompañamos preguntas y respuestas sobre la atención de emergencias en salud y cómo se pagan dichas prestaciones

¿Qué se considera urgencia o emergencia vital?

Es toda condición de salud o cuadro clínico que implique riesgo vital y/o secuela funcional grave para una persona de no mediar la atención médica inmediata e impostergable.

La atención médica ante un hecho de tal envergadura, debe ser inmediata e impostergable. Ninguna institución de salud puede negarle la atención rápida a una urgencia vital ni exigir garantías para otorgarla.

La condición de urgencia o emergencia vital debe ser certificada por un médico cirujano. Puede ser, por ejemplo, un accidente o un infarto cardiaco que requieran atención rápida para salvar la vida de la persona o evitar que quede postrado de por vida.

¿Donde se puede atender la persona?

Las urgencias pueden ser atendidas en el centro asistencial más cercano al lugar donde se encuentran el paciente, sea éste un hospital o clínica.

Ningún recinto de salud puede negar la atención, ni exigir un cheque, pagaré u otro documento o dinero en efectivo en garantía para otorgarla, mientras dure la condición de urgencia o emergencia vital.

¿Quién cubre los gastos de la atención?

Tanto el Fonasa como las Isapres, según el sistema al que pertenezca el paciente, pagan directamente al hospital o clínica cuando las atenciones fueron calificadas como urgencia vital o emergencia por el médico tratante, cobrando, posteriormente, al paciente la parte que corresponde (copago).

Se debe considerar que la urgencia dura hasta que el paciente es estabilizado y sale del riesgo vital o del riesgo de sufrir una secuela funcional grave.

¿Hay facilidades para que el afiliado pague?

El afiliado tiene derecho a un préstamo legal que debe brindar la Isapre o Fonasa, según sea el caso. De esa manera, el afiliado puede financiar el copago del valor de las prestaciones desde el ingreso hasta la estabilización del paciente.

¿Cómo se realiza el reintegro del préstamo?

El préstamo -otorgado por Fonasa o isapre- se podra pagar en cuotas iguales y sucesivas, con vencimientos mensuales, que no superen el 5% de los ingresos del afiliado para pagar la atención de urgencia brindada.

Existe la posibilidad de condonación del préstamo legal automático otorgado por Fonasa o Isapre.

¿El paciente puede ser derivado hasta otro centro de salud?

Sí, puede ser llevado a otro centro de salud que sea prestador preferencial de su plan o a otro que él o su familia decidan, pero sólo se podrá hacer el traslado cuando el paciente se encuentre estabilizado. En general, se recomienda el traslado a un hospital o clínica que sea prestador preferencial, según el plan de salud, puesto que a partir de la superación de la urgencia o emergencia, no rige la cobertura del plan para el resto del tratamiento.

¿Los prestadores pueden revisar los antecedentes comerciales del paciente?

No pueden consultar sistemas de información comercial de ningún tipo, ni aun con el consentimiento del paciente, para efectos de condicionar o restringir una atención de urgencia.

¿Dónde se puede reclamar el incumplimiento de la normativa?

En la Superintendencia de Salud.

¿Qué pasa con las urgencias con protección de Garantías Explícitas en Salud?

Aquellas urgencias que además corresponden a problemas de salud garantizados en el AUGE/GES, deben ser informadas por el establecimiento asistencial a la Superintendencia de Salud a través de su página web, por lo que el paciente o sus cercanos deben asegurarse de que esto se realice.

¿Hay urgencias cubiertas por un seguro catastrófico del Fonasa?

Las siguientes prestaciones están cubiertas además por el Seguro Catastrófico:

Atención de Urgencia al Paciente Quemado
Atención de Urgencia al Paciente con Trauma Complejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s