Ley Nº 21.230 amplía el universo de beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia

La ley aumenta el universo de beneficiarios al eliminar el requisito de vulnerabilidad y ahora solo pide integrar el Registro Social de Hogares. 

Con fecha 3 de agosto de 2020 se publicó en el Diario Oficial la Ley Nº 21.251 que «Modifica la ley Nº 21.230, para facilitar y ampliar el acceso al Ingreso Familiar de Emergencia», con el objetivo de aumentar el universo de beneficiarios al eliminar el requisito de vulnerabilidad basado en el Instrumento de Caracterización Socioeconómica, requiriendo solo integrar el Registro Social de Hogares.

La ley introduce diversas modificaciones en los artículos 1º, 2º,  4º,  5º,  5 bis 7º,  8º,  10º, 11º, y agrega el artículo 5 A nuevo a la ley Nº 21.230, dentro de las cuales se dispone lo siguiente:

En primer lugar la ley aumenta de tres a cuatro, los aportes que componen el Ingreso Familiar de Emergencia, para los hogares que cumplan los siguientes requisitos copulativos:

(i) que integren el Registro Social de Hogares, definido en el decreto supremo Nº 22, de 2015, del Ministerio de Desarrollo
Social, o el que lo reemplace; y

(ii) que sus integrantes mayores de edad no perciban alguno de los ingresos señalados en el artículo 4 de la ley, lo que se verificará a partir de la información declarada por el solicitante.

Asimismo todos los hogares que cumplan con los requisitos mencionados, tendrán derecho a recibir el Ingreso Familiar de Emergencia. El Ministerio de Desarrollo Social y Familia deberá promover que todos los hogares accedan al beneficio de
la forma más expedita posible. Las solicitudes sólo podrán ser rechazadas por motivos fundados y que digan relación únicamente con el incumplimiento de los requisitos legales.

En segundo lugar dispone que «Mediante resolución exenta dictada por la Subsecretaría de Evaluación Social, visada por la Dirección de Presupuestos, se establecerá la forma de verificación de los requisitos establecidos en esta ley».

En el caso de quienes hayan solicitado el tercer aporte con anterioridad a la entrada en vigencia de esta ley y no hayan actualizado sus ingresos, se ordenará el pago de dicho beneficio tomando en consideración la última información disponible en el Registro de Información Social.

Por otra parte la ley amplía el espectro de beneficios a todos aquellos entre 65 y 69 años con pensión básica de vejez, por lo que se agregaría al universo otros 70.000 beneficiarios.

Finalmente el artículo primero transitorio de la ley establece que las modificaciones establecidas serán aplicables, como regla general, para el pago del tercer aporte y siguientes del IFE. No obstante, las enmiendas al proceso de reclamación se aplicarán para el pago del segundo aporte en adelante.

Consulte texto completo de la ley.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: