Corte Suprema acogió recurso de casación en el fondo interpuesto por municipalidad contra sentencia de reclamación de ilegalidad

Fallo recurrido desestimó alegación de presentación extemporánea del recurrente al aplicar erróneamente disposiciones de la ley N° 19.880 y no lo contemplado en el artículo 151 de la Ley N° 18.695.

En días recientes la Tercera Sala de la Corte Suprema acogió un recurso de casación en el fondo interpuesto por un municipio contra la sentencia que rechazó su alegación de extemporaneidad ante el reclamo de ilegalidad que denunció silencio de la autoridad edilicia respecto a la reclamación en sede administrativa. Los actos administrativos reclamados determinaron la caducidad de dos actos que que autorizaron un loteo en favor del particular y que ordenó volver a la situación anterior, conforme al artículo 1.4.17 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, debido a que no se materializaron las obras de urbanización exigidas por esas resoluciones. El máximo tribunal estimó que los jueces del fondo incurrieron en errores de derecho respecto de los artículos 1° de la Ley N° 19.880 y 151 de la Ley N° 18.695, toda vez que si bien esta reclamación se rige por esta última norma, resolvieron rechazar la alegación de extemporaneidad basados en la Ley N° 19.880, pese a que según su artículo 1°, esta debe aplicarse de forma supletoria, mientras que la interposición, tramitación y fallo del reclamo de ilegalidad municipal se encuentra regulado especialmente en el artículo 151 de la Ley N° 18.695.
Consulte fallo analizado en Microjuris:

WILCKENS RECART, SYLVIA Y OTRO C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE SAN BERNARDO – TERCERA SALA
Tribunal: Corte Suprema
Sala: Tercera
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ306570
Compendia: Municipalidades, Microjuris
VOCES: – ADMINISTRATIVO – MUNICIPALIDADES – URBANISMO Y CONSTRUCCIONES – EJECUCIÓN DE LA OBRA – INVALIDACIÓN DEL ACTO ADMINISTRATIVO – RECURSO DE ILEGALIDAD – PRESENTACION EXTEMPORANEA – PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO – SILENCIO DE LA ADMINISTRACIÓN – INTERPRETACION DE LA LEY – RECURSO DE CASACION EN EL FONDO – RECURSO ACOGIDO – SENTENCIA DE REEMPLAZO –

Al rechazar la alegación de extemporaneidad opuesta por la municipalidad reclamada los jueces del grado incurrieron en los errores de derecho que se denuncian respecto de los artículos 1° de la Ley N° 19.880 y 151 de la Ley N° 18.695, pues, aunque la reclamación materia del proceso se rige por lo preceptuado en esta última norma, determinaron rechazar la alegación de extemporaneidad opuesta por la reclamada basados en la Ley N° 19.880, pese a que, según su artículo 1°, ella se aplica de manera supletoria y no en el caso de que la ley establezca procedimientos administrativos especiales, como ocurre en la especie. En efecto, todo lo vinculado con la interposición, tramitación y fallo del reclamo de ilegalidad municipal se encuentra regulado explícitamente en el artículo 151 de la Ley N° 18.695.

Doctrina:

1.- Corresponde acoger el recurso de casación en el fondo deducido por la municipalidad reclamada en contra de la sentencia que rechazó la alegación de extemporaneidad opuesta por el municipio; que desestimó el reclamo de ilegalidad en cuanto denuncia el silencio de la autoridad edilicia respecto a la reclamación intentada en sede administrativa y que, por último, acogió la citada acción deducida en contra de las resolución que registró la caducidad de la Resolución Nº 48 de 20 de agosto de 1981, y de la Resolución Nº 32-2000, de 19 de octubre de 2000 -que autorizaron un loteo y su posterior modificación, respectivamente- y que ordena volver a la situación anterior, conforme al artículo 1.4.17 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, debido a que no se materializaron las obras de urbanización exigidas por esas resoluciones. Al respecto, al decidir como lo hicieron los jueces del grado incurrieron en los errores de derecho que se denuncian respecto de los artículos 1° de la Ley N° 19.880 y 151 de la Ley N° 18.695, pues, aunque la reclamación materia de autos se rige por lo preceptuado en esta última norma, determinaron rechazar la alegación de extemporaneidad opuesta por la reclamada basados en la Ley N° 19.880, pese a que, según su artículo 1°, ella se aplica de manera supletoria y no en el caso de que la ley establezca procedimientos administrativos especiales, como ocurre en la especie. En efecto, todo lo vinculado con la interposición, tramitación y fallo del reclamo de ilegalidad municipal se encuentra regulado explícitamente en el artículo 151 de la Ley N° 18.695.

2.- El artículo 151 de la ley N°18.695 contiene la preceptiva que establece el modo preciso conforme al cual se debe seguir, en sede administrativa y jurisdiccional, la tramitación de la reclamación destinada a impugnar los vicios de legalidad ocurridos en actos u omisiones del ente municipal. Dado que en el caso en examen se reprocha, precisamente, la concurrencia de vicios de la anotada clase en la Resolución N° 36/2017, expedida por el Director de Obras Municipales, se ha de concluir, entonces, que el procedimiento aplicable en la especie es el consagrado en el artículo 151 de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, mientras que la Ley N° 19.880 sólo ha de ser empleada en forma supletoria a su respecto.

3.- En el caso sublite el legislador contempla el agotamiento de la vía administrativa como antecedente insoslayable para accionar en sede jurisdiccional, contexto en el que la propia ley otorga, de manera explícita, efectos al silencio de la máxima autoridad comunal, estableciendo en la letra c) del citado artículo 151 que se «considerará rechazado el reclamo si el alcalde no se pronunciare dentro del término de quince días». Vale decir, este literal contempla la figura del silencio negativo, conforme al cual la ley atribuye a la inactividad de la Administración un significado específico, consistente en la denegación de lo solicitado por el interesado quien queda habilitado para solicitar a los Tribunales de Justicia que resuelvan en su favor la cuestión que la Administración no ha querido resolverle favorablemente. Por consiguiente, la falta de pronunciamiento de la Alcaldesa en relación al reclamo intentado ante ella no sólo no interrumpe el plazo para intentar la acción de ilegalidad respectiva, como sostienen con error de derecho los juzgadores del mérito, sino que, por la inversa, determina, por una ficción de la ley, el momento a partir del cual se debe contabilizar el término para interponer dicha acción ante la Corte de Apelaciones pertinente.

4.- Los jueces del fondo, con evidente infracción del citado artículo 151, concluyeron que la falta de resolución del reclamo intentado en sede administrativa interrumpe el plazo para acudir a sede jurisdiccional, sin reparar en que, por expreso mandato de la letra c) de la indicada norma, dicho silencio obliga a entender que el referido reclamo ha sido desestimado, en tanto que su letra
d) prescribe, a su vez, que tal evento es el hito concreto desde el cual ha de contabilizarse el plazo para ocurrir ante la Corte de Apelaciones competente.

5.- La parte reclamante tuvo conocimiento del acto impugnado con fecha 23 de enero de 2018, a través del Certificado de Informaciones Previas, en el que consta que por medio de la Resolución N° 36/2017 el municipio registró «la caducidad de la Resolución N° 48/81 y la Resolución N° 32/2000» o, cuando menos, el 18 de junio de 2018, cuando la reclamante concurrió a una reunión, celebrada con el Director de Obras Municipales, para tratar precisamente este tema. Por consiguiente, no cabe duda de que los reclamos de ilegalidad deducidos por los actores ante la Municipalidad fueron presentados, respecto de cada uno de ellos, una vez que había vencido largamente el plazo previsto para ello por el legislador, sea que se considere como hito de inicio del cómputo respectivo la fecha de dictación del acto administrativo impugnado, esto es, el 10 de mayo de 2017; sea que se contabilice a partir del 23 de enero de 2018, fecha en que los reclamantes tomaron conocimiento del Certificado de Informaciones Previas o, por último, sea que se atienda al 18 de junio de 2018, día en que se verificó la reunión sostenida con el Director de Obras Municipales de esa comuna, en la que se discutió, precisamente, acerca de este particular.

Consulte texto completo de la sentencia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: