Jurisprudencia Destacada Año 2021 N 5

JURISPRUDENCIA DESTACADA – REPORTE Nº 05 DE 2021

CORPORACIÓN MJUNICIPAL – REPONSABILIDAD EXTRACONTRACTUAL

ESPINOZA Y OTROS C/ CORPORACIÓN MUNICIPAL DE CASTRO – TERCERA SALA
Tribunal: Corte Suprema
Sala: Tercera
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ306850
Compendia: Municipalidades, Microjuris
VOCES: – CIVIL – MUNICIPALIDAD Y CORPORACIÓN MUNICIPAL – ATENCIÓN DE SALUD MUNICIPAL – ATENCIONES DE EMERGENCIA O URGENCIA – FALTA DE SERVICIO DE LA ADMINISTRACIÓN – INDEMNIZACION DE PERJUICIOS – RECURSO DE CASACION EN EL FONDO – RECHAZO DEL RECURSO –

Debe acogerse la demanda por indemnización de perjuicios pues los dependientes de la corporación municipal demandada incurrieron en omisiones negligentes e inexcusables al negar atención médica a un vecino que se encontraba desmayado a escasos metros del centro asistencial, tras haber sido requeridos para ello en al menos dos ocasiones.

Doctrina:
1.- Corresponde rechazar el recurso de casación en el fondo deducido por la parte demandada en contra de la sentencia que, confirmando el fallo de primer grado, acogió la demanda de indemnización de perjuicios deducida por la cónyuge e hijos del paciente fallecido. Esto, debido a que los dependientes de la corporación municipal demandada incurrieron en omisiones negligentes e inexcusables al negar atención médica a un vecino que se encontraba desmayado a escasos metros del centro asistencial, tras haber sido requeridos para ello en al menos dos ocasiones. De este modo, aun cuando pudiera compartirse lo señalado por el recurso respecto a que los sentenciadores han aplicado el régimen de responsabilidad por falta de servicio debiendo aplicar el de la responsabilidad extracontractual del Código Civil, este yerro no tiene influencia sustancial en lo dispositivo del fallo, desde que los elementos de la responsabilidad extracontractual también se han dado por acreditados, de modo que aun cuando se prescinda del estatuto de la falta de servicio, habría que llegar igualmente a la conclusión que la Corporación demandada es responsable de las omisiones negligentes e inexcusables de sus dependientes al tenor de los artículos 2314 , 2320 , 2322 y 2329 del Código Civil.

2.- No yerra la sentencia al concluir que las omisiones de actuación de parte del conjunto del personal del SAPU constituyen situaciones de evidente negligencia de parte de dichos funcionarios, considerando no sólo la existencia de dos requerimientos de ayuda médica, la distancia entre la persona desmayada y el centro de salud (118 metros), y la carga de pacientes del centro de atención de salud a la hora de los hechos; y que la negación de prestar ayuda o de desplegar actividades para requerir mayores antecedentes de la situación y de dar aviso de los hechos al número de emergencia del SAMU, no resulta excusable frente a tales circunstancias. En este sentido, los antecedentes recabados en el sumario administrativo iniciado por el Servicio de Salud, como del sumario administrativo iniciado por la Corporación Municipal, descartaron la existencia de un protocolo de salud que prohíba la salida del personal de un Servicio de Atención Primaria de Urgencia, para prestar atención médica fuera de los límites del recinto de salud en el cual funcionan.

______________

ESTATUTO DOCENTE – HORAS EXTRAORDINARIAS  – DESCANSOS

OYANEDER C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE QUILLÓN – PRIMERA SALA
Tribunal: Corte de Apelaciones de Chillán
Sala: Primera
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ306775
Compendia: Microjuris, Laboral

VOCES: – LABORAL – MUNICIPALIDADES – DOCENTES – ESTATUTO DOCENTE – APLICACION SUPLETORIA DE LA LEY – JORNADA DE TRABAJO – HORAS EXTRAORDINARIAS – COLACIÓN – RECURSO DE NULIDAD – RECHAZO DEL RECURSO

La interrupción de la jornada de trabajo para efectos de alimentación o descanso no está regulado en el Estatuto de los Profesionales de la Educación y, según dispone el artículo 34 del Código del Trabajo, el tiempo destinado a la colación no se considera trabajado para computar la duración de la jornada diaria. De este modo, no se configura infracción de ley en los términos postulados por la parte demandante, ya que lo medular y relevante de los argumentos vertidos por la jueza a quo basados en lo prescrito en el artículo 71 del Estatuto de los Profesionales de la Educación y en el artículo 34 del Código del Trabajo, conducen a concluir que el horario de colación como período de descanso, no puede ser calificado ni como hora de docencia en aula ni como actividad curricular no lectiva.

Doctrina:

1.- Corresponde rechazar el recurso de nulidad deducido por la parte demandante en contra de la sentencia que rechazó la demanda por cobro de horas extraordinarias. Esto, debido a que en el fallo de primer grado no se configura infracción de ley en los términos postulados por la parte demandante, ya que lo medular y relevante de los argumentos vertidos por la jueza basados en lo prescrito en el artículo 71 del Estatuto de los Profesionales de la Educación y en el artículo 34 del Código del Trabajo, conducen a concluir que el horario de colación como período de descanso, no puede ser calificado ni como hora de docencia en aula ni como actividad curricular no lectiva. De lo anterior se desprende que en el caso sub lite, no se configuran los supuestos para la procedencia y pago de las horas extraordinarias pretendidas por los actores, y en consecuencia, no existe mérito para alterar lo dispositivo del fallo en cuanto negó lugar a la demanda en todas sus partes.

2.- El Estatuto de los Profesionales de la Educación, no contiene normas que regulen la procedencia y pago de horas extraordinarias, por lo tanto, en lo concerniente a esa materia debe estarse a lo dispuesto en los artículos 30 a 33 del Código del Trabajo. Entonces, por jornada extraordinaria debe entenderse la que excede el máximo legal o la pactada contractualmente si fuese menor. Por otra parte, la interrupción de la jornada de trabajo para efectos de alimentación o descanso no está regulado en el Estatuto de los Profesionales de la Educación y, según dispone el artículo 34 del Código del Trabajo, el tiempo destinado a la colación no se considera trabajado para computar la duración de la jornada diaria.

3.- El Decreto N°1.897 de 1965, no establece ningún supuesto bajo el cual el período de interrupción de la jornada de trabajo, destinado al descanso y/o alimentación de un trabajador, deba considerarse y pagarse como hora extraordinaria en los términos de los artículos 30 y siguientes del Código del Trabajo.

______________

ESTATUTO DOCENTE – HORAS EXTRAORDINARIAS  – DESCANSOS

PINTO C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE SAN PEDRO DE ATACAMA – CUARTA SALA
Tribunal: Corte Suprema
Sala: Cuarta
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ306856
Compendia: Municipalidades, Microjuris, Laboral

VOCES: – LABORAL – MUNICIPALIDADES – ACCION DECLARATIVA – HONORARIOS – RELACION DE SUBORDINACION – RELACION DE DEPENDENCIA – ORGANOS DEL ESTADO – NULIDAD DEL DESPIDO – RECURSO DE UNIFICACION DE JURISPRUDENCIA – RECURSO ACOGIDO – SENTENCIA DE REEMPLAZO –

No procede aplicar la nulidad del despido cuando la relación laboral se establece con un órgano de la Administración del Estado y ha devenido a partir de una vinculación amparada en un determinado estatuto legal propio de dicho sector.

Doctrina:
1.- Corresponde acoger el recurso de unificación de jurisprudencia deducido por la parte demandada en contra de la sentencia que, acogiendo la demanda de declaración de relación laboral y despido injustificado, aplicó la sanción de nulidad del despido desde la fecha en que el fallo que reconoció el vínculo laboral quedó ejecutoriado y hasta su convalidación. Al respecto, yerra la sentencia de la Corte de Apelaciones pues no procede aplicar la nulidad del despido cuando la relación laboral se establece con un órgano de la Administración del Estado y ha devenido a partir de una vinculación amparada en un determinado estatuto legal propio de dicho sector.

2.- Resulta procedente la sanción de nulidad del despido cuando es la sentencia del grado la que reconoce la existencia de la relación laboral, atendida la evidente naturaleza declarativa de dicho pronunciamiento; como asimismo, atendida la circunstancia de que la naturaleza imponible de los haberes los determina la ley y ésta se presume por todos conocida, de modo que las remuneraciones siempre revistieron dicho carácter, por lo que el empleador debe debe realizar las deducciones pertinentes y enterarlas en los organismos previsionales respectivos, o será sancionado con la punición referida. No obstante en el caso específico en que tratándose, en su origen, de contratos a honorarios celebrados entre un particular y un órgano de la Administración del Estado -entendida en los términos del artículo 1° de la ley 18.575-, concurre un elemento que autoriza a diferenciar la aplicación de la referida institución, cual es que fueron suscritos al amparo de un estatuto legal determinado que, en principio, les otorgaba una presunción de legalidad, lo que permite entender que no se encuentran típicamente en la hipótesis para la que se previó la figura de la nulidad del despido.

_________

TUTELA DE DERECHOS FUNDAMENTALES – DOCENTE – LICENCIAS MÉDICAS

VALENZUELA C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE RECOLETA
Tribunal: Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ306746
Compendia: Microjuris, Laboral

VOCES: – LABORAL – MUNICIPALIDADES – PROCEDIMIENTO DE TUTELA LABORAL – INDICIOS – DISCRIMINACION LABORAL – SALUD – DOCENTES – DESPIDO – DEMANDA ACOGIDA –

El despido se basa en un malestar de que el actor haya hecho uso de licencias médicas y de todos los días administrativos, con los consiguientes perjuicios que el informe de evaluación señala. Así entonces, la municipalidad denunciada no pudo explicar de forma adecuada los fundamentos de la medida adoptada y de su proporcionalidad, lo que permite concluir que el despido resulte vulneratorio del derecho a no ser discriminado por situación de salud.

Doctrina:
1.- Corresponde acoger la denuncia de vulneración de derechos interpuesta por el docente en contra de la municipalidad por discriminación por motivos de salud. Esto, debido a que el despido se basa en un malestar de que el actor haya hecho uso de licencias médicas en los años año 2017 y 2018, y a que haya hecho uso, además, de todos los días administrativos, con los consiguientes perjuicios que el propio informe señala. Así entonces, la denunciada no pudo explicar de forma adecuada los fundamentos de la medida adoptada y de su proporcionalidad, todo lo cual lleva a que este despido sea vulneratorio del derecho a no ser discriminado por situación de salud, vulnerando el artículo 2 del Código del Trabajo, en relación con el artículo 19 N° 1 de la Constitución Política de la República.

2.- El argumento de que el actor contaba con mal comportamiento (denuncias relativas a que el profesor gritaba mucho, golpeaba con el libro en la mesa, y alumnos empezaron a no querer ir a clases), es sólo un apéndice y una excusa acerca de esta situación, ya que claramente esa no fue la razón por la que el actor fue despedido, ya que según lo señalado por la profesora jefe, al actor se le informó acerca del asunto por el director, y ella misma lo acompañó en sus clases, no existiendo de parte de la denunciada algún otro elemento decidor de malestar acerca de su comportamiento o que genere certeza de que este hecho era de real gravedad, tales como cartas de amonestación o anotaciones en la hoja de vida que dieran cuenta que realmente este hecho era de la entidad que supuestamente ahora tiene para decidir su desvinculación.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: