Corte de Arica acogió recurso de protección contra actuar de municipio que rechazó permiso de edificación para reconstruir supermercado quemado

Actuar de la DOM al exigir un nuevo estudio de impacto ambiental desatendió la naturaleza re edificativa del inmueble comercial, afectando el derecho de propiedad sobre el permiso ya adquirido y afectando a la vez el derecho de igualdad ante la ley del recurrente.

Recientemente la Primera Sala de la Corte de Apelaciones de Arica acogió un recurso de protección interpuesto por un Supermercado en contra de la resolución de una dirección de obras municipales que rechazó su solicitud de permiso de edificación para reconstrucción del inmueble donde explotaba, hasta que fue quemado y demolido, consecuencia de las manifestaciones ocurridas en noviembre de 2019; al condicionar su otorgamiento a la realización de un Estudio de Impacto sobre el Sistema de Transporte Urbano EISTU, sin tomar en consideración de la recurrida en torno a que en el entendido que la reconstrucción no alteraba las condiciones por las cuales fue aprobado el permiso original y no se requería dicho estudio.
Los sentenciadores consideraron de los antecedentes acompañados «es posible colegir, que el permiso original de la edificación en comento, donde funciona el Supermercado… se remonta a más de cuatro lustros, época en la cual no le correspondía a la recurrente, la realización de Estudio de Impacto sobre el sistema de transporte urbano, dado que la modificación introducida por el decreto supremo 59, es posterior al otorgamiento del permiso».
… Es colegir que desde aquella remota fecha, el derecho a funcionar y la autorización municipal previa a construir, fue declarada por los organismos técnicos administrativos, e ingresó al patrimonio de la recurrente o sus antecesores en dicha propiedad resultando una exigencia desfasada en el tiempo, la exigencia que ahora hace la Dirección de Obras local, que resulta exigible en tiempos modernos, a la edificación de una obra nueva, pero que no corresponde a una mera reconstrucción de un supermercado ya existente, el cual resultó vandalizado en fechas recientes, por pobladas inmersas en un estado de agitación social.
… De esta forma, la exigencia de la Directora de Obras, aparece como sorpresiva, improcedente e inmotivada, afectando situaciones jurídicas ya consolidadas desde tiempos antiguos, lo cual la propia recurrida parece reconocer en su oficio ordinario de tres de febrero del año en curso, donde inadvertidamente habla de «obra nueva», desatendiendo la naturaleza re edificativa del inmueble comercial, el cual, será una reproducción en estructura y estacionamientos, al que fue afectado por los actos de saqueo y destrucción».

Consulte sentencia a texto completo a continuación

WALMART CHILE S.A. C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE ARICA – PRIMERA SALA

Tribunal: Corte de Apelaciones de Arica
Sala: Primera
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ307238
Compendia: Municipalidades, Microjuris
VOCES: – RECURSO DE PROTECCION – MUNICIPALIDADES – DERECHO DE PROPIEDAD – DERECHOS ADQUIRIDOS – PERMISO DE EDIFICACION – DIRECCIÓN DE OBRAS MUNICIPALES – INCENDIOS Y OTROS ESTRAGOS – DESORDENES PUBLICOS – RECURSO ACOGIDO –

El rechazo del permiso de edificación para reconstrucción del inmueble, fundado en la exigencia de contar con un Estudio de Impacto sobre el Sistema de Transporte Urbano, afecta el derecho de propiedad y de igualdad ante la ley del recurrente pues la exigencia de la Directora de Obras, aparece como sorpresiva, improcedente e inmotivada, afectando situaciones jurídicas ya consolidadas. En efecto, desde la fecha del permiso original el derecho a funcionar y la autorización municipal previa a construir, fue declarada por los organismos técnicos administrativos, e ingresó al patrimonio de la recurrente o sus antecesores en dicha propiedad, resultando una exigencia desfasada en el tiempo, la exigencia que hace la Dirección de Obras local, que resulta exigible en tiempos modernos, a la edificación de una obra nueva, pero que no corresponde a una mera reconstrucción de un supermercado ya existente, el cual resultó vandalizado en un estado de agitación social.

Doctrina:
1.- Corresponde acoger el recurso de protección deducido por el supermercado en contra de la municipalidad por el rechazo al permiso de edificación para la reconstrucción del inmueble incendiado en el contexto de desordenes públicos, fundando dicho rechazo en la exigencia de un Estudio de Impacto Ambiental sobre el Sistema de Transporte Urbano. Al respecto, desde la fecha remota del permiso de edificación original, el derecho a funcionar y la autorización municipal previa a construir, fue declarada por los organismos técnicos administrativos, e ingresó al patrimonio de la recurrente o sus antecesores en dicha propiedad, resultando una exigencia desfasada en el tiempo, la exigencia que ahora hace la Dirección de Obras local, que resulta exigible en tiempos modernos, a la edificación de una obra nueva, pero que no corresponde a una mera reconstrucción de un supermercado ya existente, el cual resultó vandalizado en fechas recientes, por pobladas inmersas en un estado de agitación social. De esta forma, la exigencia de la Directora de Obras, aparece como sorpresiva, improcedente e inmotivada, afectando situaciones jurídicas ya consolidadas desde tiempos antiguos, lo cual la propia recurrida parece reconocer en su oficio ordinario de tres de febrero del año en curso, donde inadvertidamente habla de «obra nueva», desatendiendo la naturaleza re edificativa del inmueble comercial, el cual, será una reproducción en estructura y estacionamientos, al que fue afectado por los actos de saqueo y destrucción. Obviamente que el acto de la Dirección de Obras del ayuntamiento local, afecta el derecho de propiedad de quien solicita el amparo constitucional, a la vez que afecta el derecho constitucional de igualdad ante la ley, al plantear exigencias adicionales, que no ha exigido a otros establecimientos comerciales, que tuvieron la «suerte» de no ser saqueados y afectados, como sí ocurrió con el de la propiedad de la accionante, no avizorándose cuál fue la actuación atribuible a ésta última, que la haga merecedora de la novedosa, espontánea y extemporánea exigencia.

2.- La Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo, fue categórica al señalar que el proyecto de reconstrucción en estudio, no requiere presentar un Estudio de Impacto sobre el sistema de transporte urbano, dado que dicho requerimiento, no corresponde, toda vez que la construcción original se autorizó de acuerdo a la normativa vigente en la fecha de ingreso, esto es, solamente se exigirá un Estudio de Tránsito del Impacto sobre la Vialidad Circundante, lo cual en la especie, fue sobradamente cumplido, emanando de la conducta refractaria de la Directora recurrida, un sumario administrativo seguido en su contra ergo, solamente corresponde actuar en consecuencia, declarando la procedencia del amparo constitucional impetrado.

Consulte sentencia a texto completo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: