Corte Suprema rechazó recurso de unificación interpuesto por municipio contra sentencia que declaró existencia de relación laboral con arquitecto

Las funciones del actor tenían el carácter habitual y sostenido en el tiempo, lo que escapa a la hipótesis de cometido específico.

Recientemente la Cuarta Sala de la Corte Suprema rechazó un recurso de unificación de jurisprudencia interpuesto por un municipio respecto de la sentencia en recurso de nulidad, dio lugar a la demanda de declaración de relación laboral que dedujo un arquitecto que prestaba labores como revisor en una Dirección de Obras Municipales, toda vez que, tras acreditar la existencia de distintas interpretaciones de tribunales superiores sobre al punto a unificar, los sentenciadores compartieron el criterio concreto asentado en el fallo de nulidad, en torno a que las labores del demandante no podían ser consideradas como cometido específico de acuerdo a lo prescrito en el artículo 4° de la Ley N°18.883.

En este sentido, los juzgadores compartieron el razonamiento vertido en la sentencia de reemplazo del recurso de nulidad impugnado, respecto a que las labores desempeñadas por el actor incluían «el examen de los expedientes de las obras que se desarrollan en el municipio y que esa autoridad debe autorizar, además de otras relativas a la recepción de obras y elaboración de observaciones, de manera que, como se evidencia del nombre del programa, sus tareas no se encuentran acotadas en el tiempo o en el cometido, lo que permite concluir que la tarea encomendada al actor no es más que una modalidad a través de la cual la municipalidad cumple sus fines normativos, cuya naturaleza es permanente, habitual y ordinaria»

Así, la sentencia expresa: «Que, contrastado lo manifestado con el fallo impugnado, es claro que los servicios prestados por el actor no son coincidentes con el marco regulatorio de la contratación a honorarios, evidenciándose elementos que revelan la existencia de un vínculo laboral, de lo que se colige que no yerra la Corte de Apelaciones de Santiago al decidir como lo hizo, por lo que corresponde desestimar el recurso en examen Por estas consideraciones y visto, además, lo dispuesto en los artículos 483 y siguientes del Código del Trabajo, se rechaza el recurso de unificación de jurisprudencia interpuesto por la parte demandada en contra de la sentencia de veintinueve de octubre de dos mil diecinueve».

Consulte sentencia analizada por Microjuris a continuación.

PÉREZ ORMAZÁBAL, FRANCISCO C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE LAMPA – CUARTA SALA

Tribunal: Corte Suprema
Sala: Cuarta
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ307323
Compendia: Municipalidades, Microjuris
VOCES: – LABORAL – MUNICIPALIDADES – HONORARIOS – ACCION DECLARATIVA – RELACION DE SUBORDINACION – RELACION DE DEPENDENCIA – RECURSO DE UNIFICACION DE JURISPRUDENCIA – RECHAZO DEL RECURSO –

El actor fue contratado como arquitecto revisor de la Dirección de Obras, con cargo al ítem Prestación de Servicios en Programas Comunitarios, labores que incluían el examen de los expedientes de las obras que se desarrollan en el municipio y que esa autoridad debe autorizar, además de otras relativas a la recepción de obras y elaboración de observaciones, de manera que, como se evidencia del nombre del programa, sus tareas no se encuentran acotadas en el tiempo o en el cometido, lo que permite concluir que la tarea encomendada al actor no es más que una modalidad a través de la cual la municipalidad cumple sus fines normativos, cuya naturaleza es permanente, habitual y ordinaria, por lo que se escapa al alcance de la hipótesis excepcional contenida en el artículo 4° de la Ley N°18.883.

Doctrina:

1.- Corresponde rechazar el recurso de unificación de jurisprudencia deducido por la municipalidad demandada en contra de la sentencia que acogió la demanda de declaración de relación laboral y despido injustificado al estimar que el actor fue contratado como arquitecto revisor de la Dirección de Obras, con cargo al ítem «Prestación de Servicios en Programas Comunitarios», labores que incluían el examen de los expedientes de las obras que se desarrollan en el municipio y que esa autoridad debe autorizar, además de otras relativas a la recepción de obras y elaboración de observaciones, de manera que, como se evidencia del nombre del programa, sus tareas no se encuentran acotadas en el tiempo o en el cometido, lo que permite concluir que la tarea encomendada al actor no es más que una modalidad a través de la cual la municipalidad cumple sus fines normativos, cuya naturaleza es permanente, habitual y ordinaria, por lo que se escapa al alcance de la hipótesis excepcional contenida en el artículo 4° de la Ley N°18.883. Agregando que dicha conclusión se aviene con la finalidad que el artículo 1° de la Ley N°18.695 asigna a la entidad edilicia, en cuanto debe satisfacer las necesidades de la comunidad local y asegurar la participación del progreso económico, social y cultural de las comunas, y que se ve reforzada por los restantes indicios de laboralidad que se consignan en los contratos. Al respecto, los servicios prestados por el actor no son coincidentes con el marco regulatorio de la contratación a honorarios, evidenciándose elementos que revelan la existencia de un vínculo laboral, de lo que se colige que no yerra la Corte de Apelaciones al decidir como lo hizo.

2.- El artículo 4° de la Ley N°18.883, que contiene el Estatuto Administrativo para Funcionarios Municipales, establece la posibilidad de contratación a honorarios como un mecanismo de prestación de servicios a través del cual la administración municipal puede contar con la asesoría de expertos en determinadas materias, cuando necesita llevar a cabo labores propias y que presentan el carácter de ocasional, específico, puntual y no habitual. De este modo, corresponden a una modalidad de prestación de servicios particulares, que no confiere al que los desarrolla la calidad de funcionario público, y los derechos que le asisten son los que establece el respectivo contrato. Sin embargo, en el caso que las funciones realizadas en dicho contexto excedan o simplemente no coincidan con los términos que establece la normativa en comento, sino que revelan caracteres propios del vínculo laboral que regula el Código del Trabajo, es dicho cuerpo legal el que debe regir, al no enmarcarse sus labores en la hipótesis estricta que contempla el artículo señalado.

Consulte texto completo de la sentencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: