Corte Suprema revoca sentencia y acoge recurso de protección de funcionaria contra acto administrativo de municipio que decretó su destitución encontrándose con fuero maternal

Se determinó el actual ilegal del municipio al infringir el artículo 201 del Código del Trabajo, aún cuando la recurrida alegó no tener conocimiento del estado de gravidez de la funcionaria

En días recientes la Tercera Sala de la Corte Suprema acogió un recurso de apelación contra la resolución que no dio lugar al recurso de protección interpuesto por una funcionaria de planta que fue destituida encontrándose con fuero maternal, al respecto los sentenciadores estimaron que «si bien no le corresponde evaluar el mérito de las decisiones adoptadas por la autoridad administrativa en el ejercicio de sus potestades discrecionales, no es menos cierto que, la restricción o privación de derechos debe satisfacer un mínimo de proporcionalidad en su aplicación, tanto más cuando ello importa establecer un trato diferenciado, tal como ocurre en la especie«.
Señalaron en la sentencia que «el Estado de Chile ha adquirido el deber de proteger la maternidad a través de reglas universales, esto es, que resulten aplicables a la totalidad de las trabajadoras del país que prestan servicios personales bajo vínculo de subordinación y dependencia, más allá de si el trabajo se ejecuta en el ámbito público o privado, razón por la cual no pueden ser separadas de sus funciones, a menos que se cuente con la autorización previa del tribunal competente
… por consiguiente, la decisión del alcalde de poner término a los servicios de la funcionaria, sin mediar la autorización judicial previa, a través de la aplicación de la medida disciplinaria de destitución, permite concluir que se ha incurrido en un acto ilegal, al desatender el texto expreso del artículo 201 del Código del Trabajo, en relación al artículo 174 del mismo cuerpo legal. De esta manera, la recurrida ha afectado la garantía constitucional de la igualdad ante la ley, por cuanto, desconociendo las perentorias normas sobre protección de la maternidad, así como el deber del Estado de brindar una protección universal a todas las trabajadoras que prestan servicios bajo subordinación o dependencia, sea éste de carácter público o privado«.
Consulte sentencia analizada por Microjuris a continuación:

BENAVIDES C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE COLCHANE – TERCERA SALA

Tribunal: Corte Suprema
Sala: Tercera
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ307486
Compendia: Microjuris, Municipalidades

VOCES: – RECURSO DE PROTECCION – LABORAL – MUNICIPALIDADES – IGUALDAD ANTE LA LEY – PROTECCION DE LA MATERNIDAD – FUERO – DESTITUCION DEL FUNCIONARIO – RECURSO DE APELACION – RECURSO ACOGIDO –

La decisión del alcalde de poner término a los servicios de la funcionaria, sin mediar la autorización judicial previa, a través de la aplicación de la medida disciplinaria de destitución, permite concluir que se ha incurrido en un acto ilegal, al desatender el texto expreso del artículo 201 del Código del Trabajo, en relación al artículo 174 del mismo cuerpo legal. De esta manera, la recurrida ha afectado la garantía constitucional de la igualdad ante la ley, por cuanto, desconociendo las perentorias normas sobre protección de la maternidad, así como el deber del Estado de brindar una protección universal a todas las trabajadoras que prestan servicios bajo subordinación o dependencia, sea éste de carácter público o privado.

Doctrina:
1.- Corresponde revocar la sentencia apelada y acoger el recurso de protección deducido por la funcionaria en contra de la municipalidad por aplicar la medida de destitución. Al respecto, a la época del término de los servicios actora se encontraba embarazada de modo que la decisión del alcalde de poner término a los servicios de la funcionaria, sin mediar la autorización judicial previa, a través de la aplicación de la medida disciplinaria de destitución, permite concluir que se ha incurrido en un acto ilegal, al desatender el texto expreso del artículo 201 del Código del Trabajo, en relación al artículo 174 del mismo cuerpo legal. De esta manera, la recurrida ha afectado la garantía constitucional de la igualdad ante la ley, por cuanto, desconociendo las perentorias normas sobre protección de la maternidad, así como el deber del Estado de brindar una protección universal a todas las trabajadoras que prestan servicios bajo subordinación o dependencia, sea éste de carácter público o privado, ha dado a la recurrente un trato diferenciado en relación con aquellas funcionarias embarazadas que resultan ser beneficiadas con el amparo del fuero maternal que la ley establece en su favor.

2.- El Estado de Chile ha adquirido el deber de proteger la maternidad a través de reglas universales, esto es, que resulten aplicables a la totalidad de las trabajadoras del país que prestan servicios personales bajo vínculo de subordinación y dependencia, más allá de si el trabajo se ejecuta en el ámbito público o privado, razón por la cual no pueden ser separadas de sus funciones, a menos que se cuente con la autorización previa del tribunal competente.

3.- En el ámbito interno, las normas internacionales sobre protección de la maternidad son secundadas por la Carta Fundamental y luego por el Código del Trabajo, en tanto, la Carta Política garantiza la protección de la vida del que está por nacer, cuestión que, por cierto, comprende no solo el acceso de la madre al empleo, sino que asegura su permanencia en él, como consecuencia del carácter alimentario que le es innato, mientras que, por su parte, la legislación laboral desarrolla mediante diversas disposiciones legales, el derecho de protección que tiene la mujer embarazada, a través del establecimiento de beneficios asociados a la maternidad, en aras de asegurar la estabilidad en el empleo, así como la obtención del ingreso asociado al mismo, garantizando de ese modo el bienestar de la madre y desde luego de su hijo.

Consulte texto completo de la sentencia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: