Corte Suprema acogió recurso de queja y ordenó una nueva vista de recurso de nulidad de sentencia que absolvió a acusado por poner en peligro la salud pública

Los sentenciadores recurridos al anular del tribunal del fondo, procedieron a dictar una sentencia de reemplazo, en vez de anular el juicio oral y ordenar que se celebrara nuevamente por tribunal no inhabilitado.

La segunda sala de la Corte Suprema acogió el recurso de queja y le ordenó a la Corte de Apelaciones de Talca la realización de una nueva vista, por jueces no inhabilitados, del recurso de nulidad impetrado en contra de la sentencia de primera instancia que decretó la absolución de acusado por poner en peligro la salud púbica en tiempos de pandemia.

“Que de la norma antes transcrita aparece con claridad meridiana que la Corte se encuentra autorizada para anular sólo la sentencia impugnada y dictar la de reemplazo correspondiente, si la causal por la cual se anula aquélla, no se refiere a formalidades del juicio ni a los hechos y circunstancias que se hubieren dado por probados –extremo que se cumple en la especie, pues se trata de la causal de la letra b) del artículo 373 del Código Procesal Penal– y, además, que el motivo que acarrea la nulidad, obedezca a que el fallo de la instancia, hubiere calificado de delito un hecho que la ley no considerare tal, aplicado una pena cuando no procediere aplicar pena alguna, o impuesto una superior a la que legalmente correspondiere, situaciones frontalmente opuestas a la de la sentencia dictada por el Juzgado de Garantía de Talca que los recurridos invalidan, el que absolvió al requerido Sepúlveda Castro de responsabilidad como autor del delito prescrito y sancionado en el artículo 318 del Código Penal”, sostiene el fallo.

La resolución agrega: “Que de este modo, los jueces recurridos, al anular la sentencia dictada por el Juzgado de Garantía de Talca y dictar una de reemplazo, en vez de anular también el juicio oral y ordenar que se celebre nuevamente por tribunal no inhabilitado, han cometido una falta grave que justifica hacer lugar al recurso de queja en examen, toda vez que su conducta ha afectado las normas procesales que regulan el recurso de nulidad, ocasionando un severo perjuicio al imputado Sepúlveda Castro, ya que al así proceder los recurridos, prescindieron de un nuevo juicio oral al que tenía derecho y dictaron una sentencia condenatoria sin tener competencia para ello, defectos que sólo pueden ser corregidos por medio de este arbitrio disciplinario”.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: