Corte de Rancagua rechazó recurso de protección contra decisión de Dirección de Obras que negó solicitud de otorgar numeración a lotes de subdivisión

Solicitud de recurrente se apartó de plano regulador y no consideró debidamente zona objeto de declaración de utilidad pública.

En días recientes, la segunda sala de la Corte de Apelaciones de Rancagua no dio lugar a un recurso de protección interpuesto por un particular contra la decisión del Director de obras que negó una solicitud para otorgar número de lotes de subdivisión, por no ajustarse el plano al plano regulador y en cuanto al emplazamiento de zonas afectas a utilidad pública
Los sentenciadores consideraron de que «en la especie, la negativa del Director de Obras a otorgar número a los lotes resultantes de la subdivisión en el juicio particional, se basa precisamente en que el plano presentado no se ajusta al plan regulador comunal, en particular, respecto del sector del predio afecto a utilidad pública por la futura construcción del paseo peatonal costero, que comprendería un total de 380 metros, según se detalla en el informe de la recurrida, lo que desde ya permite descartar tanto la ilegalidad reclamada como la arbitrariedad del acto, aspecto último sobre el cual se debe agregar que también se reprocha por la Dirección de Obras la circunstancia de no cumplirse con la presentación del Formulario MINVU 5.3. de «certificado de afectación a utilidad pública», el que a su vez permite verificar el pago de los derechos municipales, de conformidad al artículo 130 de la Ley General de Urbanismo y Construcción.
Que, de lo señalado queda en evidencia que el recurrido se ha limitado a velar por el cumplimento de la normativa ya referida y, en todo caso, de existir discrepancias respecto al trazado del sector afecto a utilidad pública, los propietarios afectados tienen la posibilidad de solicitar a la Municipalidad o a la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo, en su caso, que se grafique con exactitud la parte de sus terrenos afectos a utilidad pública, tal como lo dispone el inciso segundo del artículo 59 de la Ley General de Urbanismo y Construcción, ello sin perjuicio de existir, además, la posibilidad de formular la reclamación que contempla el artículo 12 de la misma ley». Consulte fallo analizado por Microjuris

FLORES Y OTROS C/ DIRECTOR DE OBRAS DE LA ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE PICHILEMU – SEGUNDA SALA
Tribunal: Corte de Apelaciones de Rancagua
Sala: Segunda
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ307819
Compendia: Municipalidades, Microjuris
VOCES: – RECURSO DE PROTECCION – MUNICIPALIDADES – DERECHOS Y GARANTIAS CONSTITUCIONALES – PARTICION – URBANISMO Y CONSTRUCCIONES – LOTEO – PLANOS DE URBANIZACIÓN – DIRECCION DE OBRAS MUNICIPALES – RECHAZO DEL RECURSO –

Todo proyecto de subdivisión de terrenos debe ajustarse estrictamente al plan regulador comunal y a la Ordenanza General, siendo obligación del Director de Obras Municipales velar por el acatamiento de los planes reguladores comunales y, en particular, respecto de los terrenos declarados de utilidad pública en los referidos instrumentos de planificación urbana, todo ello con independencia del origen de la subdivisión, contexto en el cual lo decidido por la juez árbitro en el juicio particional, igualmente debe ser revisado por el Director de Obras para verificar si el plano de subdivisión se ajusta a la normativa. En la especie, la negativa del Director de Obras a otorgar número a los lotes resultantes de la subdivisión, se basa en que el plano presentado no se ajusta al plan regulador comunal, en particular, respecto del sector del predio afecto a utilidad pública por la futura construcción del paseo peatonal, lo que permite descartar tanto la ilegalidad como la arbitrariedad del acto.

Doctrina:
1.- Corresponde rechazar el recurso de protección deducido en contra de la Dirección de Obras Municipales por la negativa de la recurrida, para otorgar numeración, a los lotes resultantes de la subdivisión alcanzada mediante acuerdo entre las partes en juicio particional. Al respecto, todo proyecto de subdivisión de terrenos debe ajustarse estrictamente al plan regulador comunal y a la Ordenanza General, siendo obligación del Director de Obras Municipales velar por el acatamiento de los planes reguladores comunales y, en particular, respecto de los terrenos declarados de utilidad pública en los referidos instrumentos de planificación urbana, todo ello con independencia del origen de la subdivisión, contexto en el cual lo decidido por la juez árbitro en el juicio particional, igualmente debe ser revisado por el Director de Obras para verificar si el plano de subdivisión se ajusta a la normativa. En la especie, la negativa del Director de Obras a otorgar número a los lotes resultantes de la subdivisión en el juicio particional, se basa precisamente en que el plano presentado no se ajusta al plan regulador comunal, en particular, respecto del sector del predio afecto a utilidad pública por la futura construcción del paseo peatonal costero, que comprendería un total de 380 metros, según se detalla en el informe de la recurrida, lo que desde ya permite descartar tanto la ilegalidad reclamada como la arbitrariedad del acto, aspecto último sobre el cual se debe agregar que también se reprocha por la Dirección de Obras la circunstancia de no cumplirse con la presentación del Formulario MINVU 5.3. de «certificado de afectación a utilidad pública», el que a su vez permite verificar el pago de los derechos municipales, de conformidad al artículo 130 de la Ley General de Urbanismo y Construcción.

2.- El recurrido se ha limitado a velar por el cumplimento de la normativa y, en todo caso, de existir discrepancias respecto al trazado del sector afecto a utilidad pública, los propietarios afectados tienen la posibilidad de solicitar a la Municipalidad o a la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo, en su caso, que se grafique con exactitud la parte de sus terrenos afectos a utilidad pública, tal como lo dispone el inciso segundo del artículo 59 de la Ley General de Urbanismo y Construcción, ello sin perjuicio de existir, además, la posibilidad de formular la reclamación que contempla el artículo 12 de la misma ley.

Consulte sentencia a texto completo

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: