Sexto TOP de Santiago condena a 14 y 12 años de presidio a autores de robos cometidos simulando ser efectivos de la PDI

Corte suprema condena a autores de robos cometidos simulando ser efectivos de la PDI.

En fallo unánime, el tribunal condenó, entre otros, a C.E. la pena efectiva de 14 años de presidio, en calidad de autor de dos delitos consumados de robo con intimidación y violencia. Ilícitos perpetrados en octubre y diciembre de 2018, en las comunas de San Miguel y Pudahuel.

Se aplicó, además, a C.E. las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena. Asimismo, deberá cumplir:

-3 años y un día de presidio y las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena, como autor del delito consumado de receptación de vehículo motorizado. Ilícito perpetrado en abril de 2019, en la comuna de Lampa;

-3 años de presidio y la accesoria de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de condena, como autor del delito consumado de robo en lugar no habitado, perpetrado en enero de 2019, en la comuna de Conchalí, y -818 días de reclusión y accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo que dure la condena, como autor del delito consumado de tenencia ilegal de municiones. Ilícito cometido en abril de 2019, en la comuna de Lampa.

En tanto, el acusado C.C. deberá purgar 12 años de presidio, accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena, como autor del delito consumado de robo con intimidación y violencia, perpetrado en octubre de 2018, en la comuna de San Miguel.

Luego, C.C. deberá cumplir 5 años de presidio, accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena, como autor del delito consumado de tenencia ilegal de arma de fuego prohibida, perpetrado en abril de 2019, en la comuna de Colina.

Finalmente, el tribunal condenó a C.C. a 2 años de presidio, accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo que dure la condena, como autor del delito consumado de tenencia ilegal de municiones, perpetrado en abril de 2019, en la comuna de Colina.

En la causa, el tribunal condenó a K.R a 2 años de presidio, accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena; más el pago de una multa de 10 UTM, como autora en el delito consumado de tráfico de sustancias estupefacientes o sicotrópicas en pequeñas cantidades. Ilícito sorprendido en abril de 2019, en la comuna de Colina. Pena que se da por cumplida por el mayor tiempo que permaneció la condenada sujeta a prisión preventiva y reclusión domiciliaria total.

El tribunal decretó la absolución, por falta de acreditación, de C.C. del cargo formulado en su contra por la fiscalía que le atribuía responsabilidad, como autor, en el delito de tenencia ilegal de partes y piezas de arma de fuego; y de R.W, sindicada por el Ministerio Público como autora del delito de obstrucción a la investigación.

Hechos acreditados

El tribunal dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 18:15 horas del 2 de octubre de 2018, “en las inmediaciones de la intersección de calle Varas Mena con Gran Avenida José Miguel Carrera, comuna de San Miguel, S.A.T. fue abordado por un grupo de personas, entre quienes se encontraban C.E, C.A. y F.M. (condenado en procedimiento abreviado), quienes simulando ser funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile y portando elementos con apariencia de armas de fuego, obligan a la víctima a subir al vehículo marca Jeep, modelo Renegade Sport, de color rojo, placa patente única JCHK-94, en el cual es trasladada por distintas calles de la Región Metropolitana, siendo amenazada y golpeada en distintas partes de su cuerpo, logrando de esta forma los imputados apropiarse, con ánimo de lucro y sin voluntad de su dueño de distintas especies que portaba la víctima, entre ellas, $200.000 (doscientos mil pesos) en efectivo; un celular; un par de zapatillas y una cadena de plata. Fue así como, S.A.T. fue trasladada hasta el edificio donde tenía su domicilio, calle Vargas Buston N°1051, de la comuna de San Miguel, lugar en el cual los referidos sujetos pretendían sustraer las especies que la víctima mantenía en su residencia, lo cual no pudieron lograr, debido a la resistencia que opuso la víctima, quien además solicitó ayuda a las personas que se encontraban en el lugar, motivo por el cual los imputados se dieron a la fuga en dirección desconocida.

Modus operandi que reiteraron el 20 de diciembre de 2018, aproximadamente a las 08:10 horas, cuando “en calle Las Encíclicas Nº 994, comuna de Pudahuel, G.M.M.G. fue abordada por un grupo de personas que se movilizaban en dos vehículos, uno de ellos marca Jeep, modelo Renegade Sport, de color rojo, placa patente única JCHK-94, entre quienes se encontraban C.E. y B.A (condenado previamente), quienes simulando ser funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile y portando elementos con apariencia de armas de fuego, intimidaron y redujeron a la referida víctima, logrando de esta forma apropiarse, con ánimo de lucro y sin voluntad de su dueño de distintas especies, entre ellas, dinero en efectivo; dos televisores; una máquina de soldar marca Indura; un esmeril angular marca Makita; una caladora marca Bosch; una lijadora; una sierra circular eléctrica, marca Bosch, un celular marca Huawei, y otro celular, todo avaluado en la suma de $3.000.000 (tres millones de pesos), para luego darse a la fuga del lugar en dirección desconocida”.

En tanto, alrededor de las dos de la madrugada del 4 de enero de 2019, “C.E. junto a otros sujetos no identificados, ingresaron vía forado de una pared al local comercial, carnicería de nombre ‘Ganadera El Campesino’, ubicado en Avenida Independencia Nº 5307, local G, comuna de Conchalí, de propiedad de F.E.V.T., desde donde sustrajeron, $10.000.000 en efectivo, apropiándose de dichas especies con ánimo de lucro y sin la voluntad de su dueño, para luego huir del lugar en dirección desconocida, con las referidas especies en su poder”.

Asimismo, “El día 15 de abril del año 2019, aproximadamente a las 06:30 horas, en el domicilio ubicado en calle Guayacán sin número, sector Quilapilún Alto, de la comuna de Colina, K.R. fue sorprendida por funcionarios de la Policía de Investigaciones, quienes en cumplimiento de una autorización judicial encontraron a la imputada manteniendo en su poder una bolsa de nylon contenedora de 18,39 gramos brutos de clorhidrato de cocaína y una pesa digital sin marca ni modelo; sin contar la imputada con la autorización respectiva”.

En paralelo, “en el domicilio de Los Halcones N° 655, comuna de Lampa, C.E. fue sorprendido por funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile, quienes, en cumplimiento de una autorización judicial, encontraron en poder del imputado, las siguientes especies, 05 cartuchos calibre .25 auto o 6,35 mm y 04 cartuchos calibre .38 especial, sin contar con la correspondiente autorización. Además, en el mismo domicilio el imputado mantenía en su poder, el vehículo marca Toyota, modelo Rav 4, placa patente HFXF-44 el cual mantenía encargo vigente por robo con violencia, de fecha 25 de febrero del 2019, denuncia correspondiente a la 38° Comisaría de Carabineros de Puente Alto, conociendo el imputado, o no pudiendo menos que conocer el origen ilícito de dicha especie”.

Finalmente, “en el domicilio de Guayacán sin número, sector Quilapilún Alto, de la comuna de Colina, C.C. fue sorprendido por funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile, quienes en cumplimiento de una autorización judicial encontraron en poder del imputado, al interior del referido domicilio las siguientes especies: una escopeta, de un cañón, de tiro único, marca Baikal, modelo NK-18EM, calibre 12, N° de serie 8868415, de fabricación rusa, cuya culata y cañón se encontraban recortados, con un cartucho calibre 12 en su recámara; 6 cartuchos calibre .22 Long Rifle; 20 cartuchos calibre 12, sin percutar, y con 2 cartuchos calibre 9 x 19 milímetros, sin percutar, todo ello sin mantener la autorización correspondiente”.

Consulte texto completo del fallo aquí.

(Fuente: Poder Judicial).

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: