Aprueban en general proyecto de ley de Presupuesto de la Nación para el año 2022

El proyecto de ley sobre presupuesto de la Nación para el año 2022 que contempla $60.698 billones (US$82.135 millones) fue aprobado, en general, en la Sala de la Cámara de Diputados.

Ahora, la Corporación comienza el debate en particular desplegado en el articulado de la propuesta, así como en las 31 partidas presupuestas que consideran los ingresos y gastos de las diversas reparticiones públicas del Estado de Chile. Esta discusión se realizará mañana, a partir de las 9:00 hrs. y hasta total despacho, conforme a lo acordado hasta ahora.

Según lo informado por el Gobierno, el presupuesto presenta una reducción de 22,5%. Esta se refleja cuando el actual proyecto se compara con la proyección a diciembre de la ejecución del presupuesto, donde, algo más de US$20.000 millones, son transferencias corrientes. Ellas están vinculadas a medidas de apoyo extraordinarias aplicadas este año que van en retiro.

En tal plano, se sostiene que no existe reducción del gasto público permanente. Por el contrario, los datos del Ejecutivo afirman que el gasto regular crece en US$4.400 millones para el año 2022, lo que implica un aumento del 6%. Ahora, si se considera el gasto regular y el FET (su gasto se reduce en un 25%), el crecimiento es de 3,7%, respecto de 2021.

Áreas prioritarias

El Presupuesto 2022 considera diez áreas prioritarias. A saber: Salud y vida; Reactivación económica y creación de empleos; Orden público y seguridad ciudadana; Mejor niñez; Adulto mejor; Igualdad de derechos y protección a las mujeres; Educación de calidad y ciencia para el futuro; Regiones empoderadas; Sequía, agua y riego; y Crisis climática.

En lo particular, fortalece la red de salud personal, infraestructura, equipamiento y tecnología para seguir enfrentando la pandemia. Asegura también recursos para continuar con el masivo plan de vacunación, incrementa las camas complejas y atiende las necesidades de arrastre, esto es, las listas de espera.

Por otro lado, se enfoca en la necesidad de mantener un impulso en materia de reactivación económica, para lo cual contempla un incremento de 8,1% en inversión pública. Esto estará enfocado, principalmente, en los presupuestos de los Ministerios de Vivienda y de Obras públicas.

Para fortalecer el Orden Público y la Seguridad Ciudadana, se incrementan recursos para modernizar la infraestructura, equipamiento y tecnología de Carabineros y la PDI. Además, se buscará fortalecer las herramientas de prevención del delito y la lucha contra las drogas, incluyendo programas de prevención y rehabilitación.

Adicionalmente, el Presupuesto entrega recursos para diversos programas sociales de alta relevancia, como el nuevo Servicio de Mejor Niñez, que reemplaza al Sename, las nuevas Oficinas Locales de la Niñez y el programa Adulto Mejor, que incluye más ingresos para el Senama, continuidad a la rebaja de tarifas en el transporte público y la ampliación de beneficios y cobertura del Pilar Solidario.

Por último, entre otras materias, se focalizan recursos para seguir avanzando en la calidad de la educación nacional.

Aportes especiales y crecimiento

Entre sus líneas, el erario incluye recursos de libre disposición para la nueva administración que asuma el próximo año. Dicho monto asciende a más de US$720 millones.

Asimismo, aporta dineros para el Fondo especial de emergencia sanitaria que superará los US$830 millones en 2022. En dicho marco se considera la compra de vacunas, estrategias de exámenes, testeo y otros.

Además, el Fondo de Emergencia Transitorio Covid-19 (FET) proyecta recursos por más de US$800 millones. Su objetivo estará centrado en apoyar la transición de los programas implementados en el contexto de la pandemia, enfocados especialmente en empleo, pymes e innovación.

En conjunto, el gasto de capital y los Fondos FET suman $10.76 billones en el presupuesto 2022. Ello implica un crecimiento de 8,1% ($807.515 millones) en comparación con la ley vigente. En este contexto se destaca que un 18,6% del total del presupuesto se destinará a iniciativas de inversión y un 81,4% para financiar arrastres de obras en ejecución.

Supuestos y convergencia
Respecto de los supuestos macroeconómicos que sustentan las proyecciones de ingresos del Estado, se calcula un PIB para 2022 de 2,5%. Por otra parte, la demanda interna sería de 1,7%, mientras que el IPC bordearía el 4,4%.

El tipo de cambio, en tanto, se proyecta en 739 pesos el dólar; en cuanto que el cobre estaría en los 400 dólares la libra.

Otras cifras relevantes en este contexto presupuestario son las relativas al déficit efectivo y estructural que se alcanzaría en 2021. Estos llegarían a un 8,3% y un 11,5% del PIB, respectivamente. Además, se calcula que la deuda bruta del Gobierno Central cierre este año en 34,9% del PIB, lo que evidencia un deterioro en las finanzas públicas.

En dicho contexto sustentó el Ejecutivo el limitado crecimiento del gasto público, junto con defender que se respeten los lineamientos fijados en el acuerdo de mínimos comunes.

Consulte boletín 14609.

(Fuente: Cámara).

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: