Corte Suprema rechaza recurso de casación en contra de sentencia que acogió demanda por incumplimiento de contrato de traspaso de acciones

Se consideró que el recurso no puede prosperar al ser mal planteado.

La Corte Suprema declaró inadmisibles recursos de casación en contra de la sentencia que acogió una demanda por incumplimiento de contrato en el traspaso de acciones de una sociedad gastronómica.

El fallo señala que el recurso de nulidad formal por la primera causal deducida deberá ser declarado inadmisible toda vez que ésta no se configura en la especie. En efecto, en lo que concierne al vicio prevenido en el artículo 768 Nº 1 del Código de Procedimiento Civil, conviene recordar que de acuerdo al artículo 108 del Código Orgánico de Tribunales “la competencia es la facultad que tiene cada juez o tribunal para conocer de los negocios que la ley ha colocado dentro de la esfera de sus atribuciones.

Dicho en otros términos, la competencia es la órbita dentro de la cual el tribunal ejerce jurisdicción. Si bien todos los tribunales tienen jurisdicción, debido a la multiplicidad de conflictos que existen se hace necesario dividir el ejercicio de esta función entre diferentes tribunales y por ello la ley ha establecido distintas normas que delimitan el ámbito dentro del cual cada tribunal ejerce jurisdicción.

De este modo las reglas de competencia se orientan a determinar cuál será el tribunal competente para conocer de un asunto determinado, pudiendo reconocerse aquellas de carácter general, aplicables a todo tipo de tribunales -de radicación o fijeza, del grado o jerarquía, de extensión, de prevención o inexcusabilidad y de ejecución- y las especiales, que dicen relación con la competencia de los tribunales que integran el poder judicial, pudiendo a su vez distinguirse entre estas, las relativas a la competencia absoluta, esto es, la cuantía, la materia y el fuero personal, y las de competencia relativa, que son aquellas que tienen por objeto determinar de entre tribunales de una misma jerarquía o categoría, cuál de ellos será el competente para conocer de un asunto determinado.

Ahora bien, teniendo en consideración que conforme a las reglas precedentemente apuntadas el tribunal a quo se encontraba dotado de acuerdo a las referidas pautas de la competencia necesaria para conocer de la controversia surgida entre las partes ya que en la presente causa no se está accionando -como lo ha querido hacer notar el demandado- por un conflicto que se haya suscitado entre socios o accionistas de una sociedad, sino que, que se ha solicitado el cumplimiento forzado de un contrato de compraventa de acciones.

Por lo demás, lo que ha sido postulado por el recurrente para fundar la presente causal va en abierta contradicción con los hechos que se han tenido por probados por los jueces del grado, en especial aquel que dice relación con que el actor desde octubre de 2017 no tiene la calidad de accionista de la sociedad en cuestión, razón por la cual le es inaplicable su Estatuto Social.”, dice el fallo.
Agrega: “Que el artículo 772 N°1 del Código de Procedimiento Civil sujeta el recurso de casación en el fondo a un requisito indispensable para su admisibilidad, como es que el escrito en que se interpone “exprese”, es decir, explicite en qué consiste -cómo se ha producido- el o los errores, siempre que estos sean de derecho.

Además se considera: Que, tratándose la presente causa sobre una acción de cumplimiento forzado de contrato con indemnización de perjuicios, la exigencia consignada en el motivo anterior, obligaba al impugnante a denunciar necesariamente como infringido, aquellos preceptos que al ser aplicados sirvieron de base para resolver la cuestión controvertida. En este caso, el artículo 1489 del Código Civil, y al no hacerlo, genera un vacío que la Corte no puede subsanar, dado el carácter de derecho estricto que reviste el recurso de nulidad intentado.

(Fuente: Poder Judicial).

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: