Despachan proyecto que fortalece la institucionalidad del Servicio Agrícola Ganadero

El proyecto realiza una reestructuración de las plantas y el fortalecimiento de la gestión del Servicio Agrícola Ganadero.

En condiciones de ser visto por la Sala de la Cámara quedó el proyecto que fortalece el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), ello luego que la Comisión de Hacienda despachara la propuesta que ya había sido también aprobada por su par de Agricultura.

La iniciativa tiene como finalidad robustecer la institucionalidad agrícola, forestal y ganadera. Para ello, se avanza en una reestructuración de las plantas y el fortalecimiento de la gestión del Servicio Agrícola Ganadero.

En este plano, se le otorgan mejores herramientas que optimicen el uso de los recursos profesionales y presupuestarios. Junto a ello, se perfecciona la labor de fiscalización propia del Servicio a fin de dotarlo de una estructura acorde con las funciones que la ley le encomienda y permitir el desarrollo de una moderna carrera funcionaria.

Para el análisis del proyecto se contó con la participación del representante del Ministerio de Hacienda y del director del SAG. Este último explicó los alcances de una indicación presentada en la Comisión que viene a perfeccionar la propuesta. Explicó que ello obedece a la necesidad de dar cumplimiento a un acuerdo firmado entre el SAG, la asociación de funcionarios de la entidad, la Dipres y el Ministerio de Agricultura.

Sobre el punto intervino también el presidente de la Asociación de Funcionarios del SAG, quien respaldo la enmienda. “El acuerdo cumple los requisitos que habíamos establecido y queremos que, prontamente, se reglamente para que podamos hacer los concursos y fortalecer la función fiscalizadora a partir de una planta sólida del SAG”, remarcó.

La indicación aprobada

El texto presentado por el Ejecutivo reduce el número de cargos totales para cada una de las plantas. Así, se pasa de los 3.009 del proyecto original a 1.400.

A su vez, especifica ciertas disposiciones procedimentales relativas al encasillamiento. Además, actualiza las fechas relevantes para la aplicación de este proceso, llevándolas al momento de publicación de la ley.
Estima un escenario donde el mayor costo de planta en régimen es de $1.114 millones. Sin embargo, se aclara que se llegará a dicha cifra con una gradualidad de 4 años.

Este mayor gasto considera el encasillamiento del personal titular de un cargo de las plantas de profesionales, técnicos, administrativos y auxiliares en un grado inmediatamente superior al que detentaban al momento del encasillamiento. Para el cargo de los directivos, los cargos provistos se encasillarán en su mismo grado.

La iniciativa faculta al Presidente de la República a establecer, en un plazo de un año, los decretos que le permitan fijar las plantas del SAG. Asimismo, en ellos se podrá adecuar la estructuración y el funcionamiento de dichas plantas.

Luego, se pasa a mencionar los grados superiores e iniciales de las respectivas plantas: directivos, profesionales, técnicos, administrativos y auxiliares. Junto a ello, especifica el número de cargos totales y la gradualidad a aplicar.

También se regula el sistema de encasillamiento del personal titular de un cargo de planta, con las condiciones a cumplir. Igualmente, norma el sistema de concursos internos y la vía de financiamiento.

Consulte boletín 11637.

(Fuente: Cámara).

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: