Despachan a Sala proyecto que extiende el plazo para regularizar viviendas y edificaciones

La iniciativa modifica la Ley del Mono, ampliando en un año el plazo para acogerse al procedimiento de regularización de viviendas y estableciendo un nuevo plazo para la regularización de edificaciones destinadas a microempresas inofensivas o equipamiento social.

Por unanimidad, la Comisión de Vivienda aprobó el proyecto sobre vigencia de los procedimientos excepcionales de regularización de viviendas y de edificaciones destinadas a microempresas inofensivas o equipamiento social.

La iniciativa, originada en mociones refundidas, efectúa una nueva modificación a la Ley 20.898, conocida como “Ley del Mono”. Ella establece un procedimiento simplificado para la regularización de viviendas de autoconstrucción.

En concreto, el texto despachado a la Sala propone ampliar en un año el plazo para acogerse al procedimiento de regularización de viviendas. Para esto, establece que sea de 7 años, desde la publicación de la Ley 20.898. Es decir, del 4 de febrero de 2016 al 4 de febrero de 2023.

Sobre la regularización de edificaciones, la norma actual detalla que la vigencia se encuentra vencida. El plazo para acogerse al procedimiento de regularización era de 3 años, desde la publicación de la ley. Es decir, del 4 de febrero de 2016 al 4 de febrero de 2019. Caducidad que no fue renovada por la Ley 21.141.
El proyecto, que ingresó el 28 de octubre de 2020, proponía prorrogar el plazo de vigencia, de 3 a 6 años, dado que venció el 4 de febrero de 2019. Fue ahí donde se buscó renovar su vigencia hasta el 4 de febrero de 2022.

Urbanismo y construcciones

El ministro de Vivienda, señaló que los regímenes que permiten eximir del cumplimiento de la normativa de urbanismo y construcciones deben ser excepcionales. Esto, tanto en su ámbito de aplicación como en su vigencia, ya que contradicen el régimen aplicable a la edificación de inmuebles y pueden inducir a dejar de cumplir las normas, bajo pretexto de una posterior regularización.

No obstante, agregó que los argumentos que fundamentan estos proyectos, relacionados con las dificultades derivadas de la pandemia, justificarían la adopción de medidas excepcionales, como establecer una prorroga acotada de la vigencia de la regularización de viviendas o un nuevo plazo para la regularización de edificaciones destinadas a microempresas inofensivas o equipamiento social, también acotado.

“La ampliación de dichos plazos serían medidas excepcionales y acotadas. Fundadas en las extraordinarias circunstancias sanitarias en las que se encuentra el país, como consecuencia del brote de Covid-19. También, en la necesidad de contribuir al proceso de recuperación económica”, sostuvo el secretario de Estado.

Consulte Boletines 13860 y 14676.

(Fuente: Cámara).

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: