Ley Nº 21.409 establece un descanso reparatorio para los trabajadores de salud por su labor desempeñado durante la pandemia por Covid-19

Se otorga un descanso reparatorio de 14 días hábiles que podrá ser usado durante el periodo de tres años a partir de la fecha de publicación de la presente ley.

Con fecha 25 de enero de 2022 se publicó en el Diario Oficial la Ley Nº 21.409 que «Establece un descanso reparatorio para las trabajadoras y los trabajadores de la salud que indica, en reconocimiento a la labor desempeñada durante la pandemia por COVID-19«.

La Ley otorga por única vez y de manera excepcional el beneficio denominado “descanso reparatorio”
de catorce días hábiles a los trabajadores de salud que han desempeñado sus labores durante la pandemia por Covid-19. El tiempo durante el cual el personal haya hecho uso del beneficio se considerará como efectivamente trabajado para todos los efectos legales, será compatible con el uso de feriados y permisos, y podrá utilizarse inmediatamente antes o después de éstos. El referido personal podrá hacer uso de este beneficio durante el periodo de tres años contado a partir de la fecha de publicación de la presente ley.

Universo de beneficiarios y requisitos generales para acceder al descanso reparatorio.

Para tener derecho al descanso reparatorio, los beneficiarios deberán haber estado desempeñándose continuamente en alguna de las instituciones señaladas en los numerales siguientes desde el 30 de septiembre de 2020 y estar en servicio a la fecha de publicación de la presente ley.

Los beneficiarios deberán contar, además, con una jornada igual o superior a once horas semanales, y haber sido nombrados o contratados, según corresponda, conforme a cualquiera de las siguientes leyes: a la ley N° 15.076, ley N° 18.834, sobre Estatuto Administrativo, ley N° 18.883, que aprueba el Estatuto Administrativo para Funcionarios Municipales; ley N° 19.378, que establece el Estatuto de Atención Primaria de Salud Municipal, o a la ley N° 19.664, que establece normas especiales para profesionales
funcionarios que indica de los servicios de salud y modifica la ley N° 15.076; o a los estatutos de personal que rijan al personal de los hospitales institucionales, ya sea que presten servicios en cargos de planta o a contrata.

Asimismo, se incluye el personal contratado a honorarios y a aquellos sometidos al régimen contractual del Código del Trabajo, según corresponda. Se incluirá a quienes prestaron servicios ya sea presencialmente o alternando la modalidad de trabajo presencial con trabajo a distancia o teletrabajo. Los beneficiarios deberán estar desempeñándose en alguna de las siguientes entidades:

  1. Establecimientos públicos de salud de la red de los Servicios de Salud señalados en el artículo 16 del decreto con fuerza de ley Nº 1, de 2005, del Ministerio de Salud; en la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud y en el Instituto de Salud Pública de Chile.
  2. El personal de los establecimientos de salud de carácter experimental creados por los decretos con fuerza de ley Nos 29, 30 y 31, todos del año 2000, del Ministerio de Salud.
  3. El personal de hospitales institucionales.
  4. El personal del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.
  5. El personal que se desempeñe en establecimientos municipales de atención primaria de salud y entidades administradoras de salud municipal, regidos por la ley N° 19.378, que Establece el Estatuto de Atención Primaria de Salud Municipal.
  6. El personal de las secretarías regionales ministeriales de salud, siempre que hayan
    cumplido específicamente funciones, trabajos o servicios de: fiscalización; testeo; aduanas
    sanitarias; cuadrillas sanitarias; residencias sanitarias; transporte de pacientes y atención
    presencial de usuarios internos y externos, sea que éstas fueran sus funciones habituales o que les
    hayan sido asignadas para hacer frente a la pandemia del COVID-19.
  7. El personal de las Direcciones de Servicios de Salud, a quienes con ocasión de la
    pandemia del COVID-19 se les asignaron funciones en la atención clínica o de pacientes; la
    atención de usuarios y también de funcionarios; y a equipos de supervisión de redes asistenciales
    en todos los niveles de atención.

Reglas generales para el uso del descanso reparatorio

El descansó deberá requerirse por medio del procedimiento en virtud del cual se solicita el uso de feriado legal, e indicarán el período del uso de éste y si lo ejercerá de manera fraccionada o continua. El superior jerárquico de la institución que corresponda podrá anticipar o postergar el uso del descanso, siempre de manera fundada, cuando las necesidades del servicio así lo aconsejen.

Una vez recibida la solicitud de uso del descanso reparatorio, deberá responder en un plazo no superior a tres días hábiles desde que el descanso le fuera formalmente solicitado. Este beneficio en ningún caso podrá ser denegado discrecionalmente.

Consulte texto completo de la ley.

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: