Ley número 21.412 modifica diversos cuerpos legales para fortalecer el control de armas

La ley define las armas y elementos prohibidos en su tenencia o respecto de los cuales se requerirá autorización por parte de la Dirección de Movilización Nacional, asimismo las vías de inscripción y fiscalización de las mismas.

Con fecha 25 de enero de 2022 se publicó en el Diario Oficial la Ley Nº 21.412 que «Modifica diversos cuerpos legales para fortalecer el control de armas«.

La ley establece que las armas de fuego, sin importar su calibre, quedan bajo el control del Estado. Igualmente aplica para sus partes, dispositivos y piezas.

Asimismo se define como arma de fuego toda aquella que tenga cañón y que dispare, que esté
concebida para disparar o que pueda adaptarse o transformarse para disparar municiones o cartuchos, aprovechando la fuerza de la expansión de los gases de la pólvora, o cualquier compuesto químico. El reglamento determinará las armas que se consideren adaptables o transformables para el disparo.

Las armas de fuego se clasifican, conforme a su uso, en armas de defensa personal, de seguridad privada, deportivas, de caza mayor o menor, de control de fauna dañina, de caza submarina, de uso industrial, de colección, y de ornato o adorno, así como toda otra categoría que el reglamento señale.

Ninguna persona podrá poseer o tener alguna de las siguientes armas, artefactos o municiones:

a) Armas largas cuyos cañones hayan sido recortados.

b) Armas cortas de cualquier calibre que funcionen en forma totalmente automática.

c) Armas de fantasía, entendiéndose por tales aquellas que se esconden bajo una apariencia
inofensiva.

d) Armas de juguete, fogueo, balines, postones o aire comprimido, adaptadas o
transformadas para el disparo de municiones o cartuchos.

e) Armas artesanales o hechizas, artefactos o dispositivos, cualquiera sea su forma de
fabricación, partes o apariencia, que no sean los señalados en las letras a) o b) del artículo 2, y
que hayan sido creados, adaptados o transformados para el disparo de municiones o cartuchos.

f) Armas cuyos números de serie o sistemas de individualización se encuentren adulterados,
borrados o carezcan de ellos.

g) Ametralladoras y subametralladoras, metralletas o cualquiera otra arma automática o
semiautomática de mayor poder destructor o efectividad, sea por su potencia, por el calibre de
sus proyectiles o por sus dispositivos de puntería.

h) Silenciadores.

i) Municiones perforantes, explosivas, incendiarias, adaptadas, de alto calibre y toda aquella
que por su naturaleza no corresponda al uso civil, lo que será determinado por la Dirección
General de Movilización Nacional, mediante resolución fundada.

j) Dispositivos liberadores de automatismo, que permitan modificar los sistemas de disparo
de las armas de semiautomática a automática.

k) Armas transformadas respecto de su condición original, a menos que la Dirección
General de Movilización Nacional lo autorice para fines exclusivamente deportivos y siempre
que no implique una transformación estructural del arma.

Asimismo ninguna persona, natural o jurídica, podrá poseer o tener las armas, elementos o
instalaciones indicados anteriormente, ni transportar, almacenar, distribuir, celebrar convenciones sobre dichas armas y elementos, o transbordarlas, sin la autorización de la misma Dirección o de las autoridades a que se refiere el inciso siguiente, otorgada en la forma que determine el reglamento.

La ley también detalla que se requerirá autorización de la Dirección General de Movilización Nacional, para la tenencia y porte de armas o los elementos ya mencionados. Los mismo para transportar, almacenar, distribuir, celebrar convenciones sobre ellas o transbordarlas.

Armas como las de fogueo y señales, solo podrán tenerse o portarse para fines acreditados de adiestramiento canino profesional. Además, para el control de fauna dañina, espectáculos públicos, filmaciones cinematográficas y artes escénicas o similares.

De igual modo, se requerirá permiso de la DGMN para la fabricación, armado, transformación, importación o exportación de armas o elementos afines. En la misma línea se incluyen las instalaciones y depósitos.

Las FFAA, Carabineros y la Policía de Investigaciones estarán exceptuados de las autorizaciones y controles mencionados.

Adicionalmente, se indica que la DGMN podrá, en virtud de una resolución fundada, denegar, suspender, condicionar o limitar las autorizaciones.

Quienes realicen cursos, capacitaciones o certificaciones, así como otorguen títulos, estarán obligados a informar a la DNMN de las personas que asistan, certifiquen u obtengan dichos títulos.

Inscripción

La inscripción de armas de fuego sólo podrá ser realizada personalmente por su poseedor o tenedor y, en el caso de las personas jurídicas, por su representante legal. Solamente podrán inscribir armas personas jurídicas que se hayan constituido como federaciones deportivas nacionales, asociaciones o clubes que se encuentren afiliados a estas federaciones y aquellas que, sin estar afiliadas, se hayan constituido con la finalidad de impartir la práctica de tiro y que cuenten con polígonos o canchas de tiro o prueba que cumplan los requisitos que establezca el reglamento; coleccionistas; empresas de control de fauna dañina, o aquellas a que se refiere el decreto ley N° 3.607, de 1981. La Dirección General de Movilización Nacional calificará, mediante resolución dictada a requerimiento de la persona jurídica interesada, que ésta cumple con los requisitos establecidos.

Por su parte se norma el procedimiento de inscripción de armas autorizadas y aspectos como la herencia, vinculado a este ámbito. Junto a ello, se establece que la DGMN llevará un Registro Nacional de las Inscripciones de Armas. Además, se define la vía de fiscalización, donde se agregó, por acuerdo de la mixta, una disposición relacionada al caso de que la persona titular del arma no se encuentra en el lugar declarado por más de tres ocasiones consecutivas.

La comisión mixta también determinó mantener las normas que abordan la situación de coleccionistas de armas, cazadores y deportistas. En el primer caso, el límite de armas es de diez, si están funcionales; o 50, si están inutilizadas para el disparo. Para los dos restantes será de seis y se excluyen las semiautomáticas.

En todo caso, la DGMN podrá exceptuar de la citada regla a coleccionistas que mantengan armas en razón de la protección y difusión del patrimonio. Igualmente, se excluye al Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, institución que tendrá un plazo de un año para inscribir las armas que posea.

Además, se establecen disposiciones para controlar el ingreso al país de armas o municiones. Asimismo, se regulan las condiciones de interoperabilidad de los sistemas de identificación de balística automatizada; las sanciones y penas que se aplicarán a los infractores, así como las agravantes a tener a la vista.

Modificaciones legales

La ley modifica el epígrafe del Título I, y los artículos 2º, 3º, 4º, 5º, 5 A, 5 D, 6º, 7º, 9º, 9 A, 10º, 10 A, 11º, 12º, 13º, 14º, 14 A, 14 B, 14 C, 16º, 17 A, 21º y 23º, y agrega los artículos 4 A, 4 B, 5 B, 5 C, 9 B, 10 B, 14 F, 17 C, 19 A, 19 B, y los Títulos IV y V nuevos en la ley Nº 17.798, sobre control de armas, cuyo texto refundido, coordinado y sistematizado fue fijado por el decreto N° 400, de 1977, del Ministerio de Defensa Nacional.

También modifica los artículos 226 bis 406º del Código Procesal Penal.

Finalmente modifica los artículos 1º y 15º de la ley N° 20.393, que establece la responsabilidad penal de las personas jurídicas en los delitos que indica.

Vigencia de la ley

En sus disposiciones transitorias la ley establece los siguientes artículos:

  • El nuevo inciso decimoséptimo del artículo 5 de la ley N° 17.798, sobre control de armas, entrará en vigencia en el plazo de tres meses contado desde su publicación en el Diario Oficial.
  • El nuevo inciso final del artículo 4; el nuevo inciso primero del artículo 5; las enmiendas al artículo 5 A y el nuevo artículo 4 B, todos de la ley N° 17.798, sobre control de armas, entrarán en vigencia en la fecha de publicación del reglamento indicado en el párrafo siguiente.
  • Las modificaciones al reglamento complementario de la ley N° 17.798 deberán ser dictadas en el plazo de un año contado desde la publicación de esta ley.

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: