Corte Suprema revocó la sentencia y acogió un recurso de protección de administrador municipal frente al actuar de alcalde que resolvió su renuncia sin considerar que este se había desistido

No correspondía que el alcalde aceptara la carta de renuncia sin más fundamento que su mera presentación, haciendo caso omiso de la solicitud de desistimiento o retracto presentada oportunamente y por el medio que corresponde.

En días recientes, la Tercera Sala de la Corte Supremo revocó la sentencia y acogió un recurso de protección interpuesto por un administrador municipal frente al actuar de municipio que resolvió su renuncia sin considerar que este se había desistido. En su informe la requerida expresó que tratándose el administrador municipal de un cargo de confianza del alcalde, no es posible acoger la doctrina administrativa sobre oportunidad de la retractación de la renuncia, por orientarse a los funcionarios de carrera, por lo que no existió acto u omisión ilegal de su parte.
Los sentenciadores estimaron que :
«la renuncia sólo produce efectos encontrándose aceptada a través de un decreto a contar de la fecha estipulada en él, que, por lo demás, puede ser distinta de la señalada en la propia carta de renuncia…
Luego, no encontrándose aceptada y con ello perfeccionada la solicitud del interesado -su renuncia-, el desistimiento presentado de aquella era oportuno, teniendo presente que, por una parte, no se encuentra prohibido, y, además se presentó por un medio que permite su constancia, como es una carta presentada en oficina de partes del municipio.
… No correspondía que el alcalde arbitrariamente, en pos de la consecución de sus intereses relativos a tener su propio equipo de trabajo, aceptara la carta de renuncia de fecha 24 de junio de 2021, sin más fundamento que su mera presentación, haciendo caso omiso y desconociendo arbitrariamente la solicitud de desistimiento o retracto de fecha 25 de junio del mismo año, que, como se dijo, fue presentada oportunamente y por el medio que corresponde.
Esta decisión ilegal y arbitraria ha vulnerado las garantías constitucionales del recurrente de igualdad ante la ley y derecho de propiedad, ya que se actuó a su respecto de una forma distinta a la que corresponde conforme a ley, dejándolo en una posición desigual a aquellos que en circunstancias análogas han recibido el trato debido, vulnerando su derecho de propiedad sobre las remuneraciones que le correspondía percibir».
Consulte sentencia analizada por Microjuris a continuación:

SEPÚLVEDA ANDRADE, MODESTO C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE RANQUIL – TERCERA SALA

Tribunal: Corte Suprema
Sala: Tercera
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ308727
Compendia: Municipalidades, Microjuris, Laboral

VOCES: – RECURSO DE PROTECCIÓN – LABORAL – MUNICIPALIDADES – IGUALDAD ANTE LA LEY – DERECHO DE PROPIEDAD – FUNCIONARIOS PÚBLICOS – RETIRO VOLUNTARIO – INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DE LA LEY – RECURSO DE APELACIÓN – RECURSO ACOGIDO –

La aceptación de una renuncia voluntaria a pesar de existir un retracto a la misma vulnera el derecho de propiedad del funcionario municipal sobre sus remuneraciones.

Doctrina:

1.- Corresponde acoger el recurso de apelación interpuesto contra el recurso de protección, dejándose sin efecto el Decreto Alcaldicio que aceptó la renuncia voluntaria del recurrente al cargo de Administrador Municipal. Lo anterior, pues no correspondía que el alcalde arbitrariamente, en pos de la consecución de sus intereses relativos a tener su propio equipo de trabajo, aceptara la carta de renuncia del recurrente sin más fundamento que su mera presentación, haciendo caso omiso y desconociendo arbitrariamente la solicitud de desistimiento o retracto posterior que fue presentada oportunamente y por el medio que corresponde.

2.- La aceptación de la renuncia voluntaria posteriormente retractada fue una decisión ilegal y arbitraria que vulneró las garantías constitucionales del recurrente de igualdad ante la ley y derecho de propiedad. Esto, ya que se actuó a su respecto de una forma distinta a la que corresponde conforme a ley, dejándolo en una posición desigual a aquellos que en circunstancias análogas han recibido el trato debido, vulnerando su derecho de propiedad sobre las remuneraciones que le correspondía percibir.

3.- El recurrente tenía confianza legítima relativo a la aceptación de su retracto, teniendo como antecedentes los dos decretos alcaldicios que le concedieron, el uso de dos días administrativos y cuarenta y siete días de feriado legal. Aun cuando se haya producido un cambio en la persona que ostenta el cargo de alcalde, la municipalidad, a efectos funcionarios y públicos, es la misma y en consecuencia, es razonable esperar coherencia en sus actos propios.

Consulte sentencia a texto completo

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: