Corte de Santiago confirma condena por estafa, apropiación indebida e infracción al mercado de valores cometida por una empresa

En fallo unánime desestimó error en la determinación de las penas y en la forma de cumplimiento, cuestionadas por la parte querellante.

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia que, en procedimiento abreviado, condenó al ejecutivo de la empresa a 3 años y un día de presidio, como autor de los delitos reiterados de estafa y apropiación indebida; más dos penas de 300 días, como autor de los delitos reiterados de infracción a la ley 18.045, que regula el mercado de valores. Ilícitos perpetrados entre 2011 y 2018, en la comuna de Las Condes. Penas que deberá cumplir el sentenciado con el beneficio de la libertad vigilada intensiva.

Que, en la especie, el Juez aceptó la solicitud del fiscal y del imputado por considerarse suficientes los antecedentes de la investigación para proceder de conformidad a las normas del Título respectivo del Código Procesal Penal, y por cuanto la pena solicitada por el Ministerio Público se encuentra en el rango legal del inciso primero del artículo 406 del Código Procesal Penal, además de la verificación que el acuerdo fue prestado por el acusado libre y voluntariamente, con conocimiento de sus derechos. Además, consta de autos que los querellantes fueron escuchados en la audiencia, rechazando la sentenciadora expresamente la oposición al procedimiento por ellos formulada, lo que este tribunal comparte”, afirma el fallo.

La resolución agrega: “Que, por su parte, el juez de la causa analizó y tuvo por cumplidos los presupuestos legales en tanto las penas propuestas por el ente fiscal se ajustaron a la legalidad vigente, considerando la naturaleza de los delitos, la reiteración de los mismos y las minorantes de responsabilidad aceptadas, todo ello de acuerdo a lo previsto en los artículos 351 y 407 inciso tercero del Código Procesal Penal y artículos 67, 68 y 74 del Código Penal”.

Asimismo, para el tribunal de alzada, en la especie: “(…) no existe discusión en cuanto a la calificación jurídica de los hechos acreditados y la sentenciadora ha aplicado correctamente las atenuantes de los números 9 y 6 del artículo 11 del Código Penal; por cuanto, consta la intachable conducta anterior y la cooperación del imputado que se otorga por el solo hecho de haber consentido en el procedimiento abreviado, tal como dispone el inciso 4 del artículo 407 del Código Procesal Penal; y que por ende, las penas impuestas en la sentencia que se revisa se encuadran en el marco legal, la condena no supera la solicitada por el fiscal y corresponden a los delitos por los cuales el imputado fue acusado”.

“Que en cuanto a la pena sustitutiva, se verifica en estos autos que se cumplen con los requisitos contenidos en el artículo 15 bis de la Ley N° 18.216; y por ende, es plenamente procedente la libertad vigilada intensiva impuesta en la sentencia apelada”, añade.

En efecto, los informes allegados a la causa dan cuenta del positivo pronóstico de reinserción social del acusado y de la red de arraigo familiar que sustentan las conclusiones a que arriban los profesionales que lo emiten. Por otro lado, en la personalidad del acusado, según los exámenes psicológicos practicados, no se evidencian factores de riesgo para presumir que la pena de que se trata no sería eficaz; por el contrario, dan cuenta de elementos positivos para inferir que el condenado acatará cada uno de los requisitos legales de la libertad vigilada intensiva, como razona la sentencia en el motivo Séptimo al exponer los fundamentos que justifican esa decisión, máxime si se trata de su primer juicio de reproche, por lo que una pena intramuros resulta desproporcionada y no permite la efectiva resocialización del penado”, concluye.

Ver fallo Corte de Apelaciones aquí.

(Fuente: Poder Judicial)

Speak Your Mind

*

A %d blogueros les gusta esto: