Corte de Santiago acoge reclamación contra de Municipio por imponer una multa a empresa, pese a que esta impugnó previamente dicha sanción obteniendo decisión favorable

Hecho posterior se fundó en que el recurso administrativo habría sido resuelto fuera de plazo.

Hace algún tiempo, la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago acogió un recurso de reclamación deducida por una empresa contra el actuar de una municipalidad consistente en la imposición de una multa fundada en el retraso en la instalación de los puntos de recolección de basura soterrados, parte de los servicios que debía prestar la reclamante, y respecto de la cual la primera impugnó la sanción a través de los recursos administrativos establecidos en las bases de licitación, obteniendo de la Dirección de Medio Ambiente de la denunciada un pronunciamiento favorable, sin embargo se le volvió tiempo después a cursar la misma multa, motivado porque la impugnación fue resuelta fuera de plazo.

Los sentenciadores establecieron que «debe tenerse en cuenta que la reclamante de conformidad a lo dispuesto en la cláusula 11.3 de las Bases Administrativas, denominada «Apelaciones», interpuso recurso de apelación con fecha 2 de agosto de 2018; arbitrio que fue acogido por la Dirección de Medio Ambiente de la I. Municipalidad de Ñuñoa, mediante dictación de Oficio D.M.A. N° 110, estableciendo en suma que: » no cabe responsabilidad alguna a la empresa, dado que es responsabilidad de terceros las autorizaciones correspondientes para lidiar los trabajos de soterramiento en bienes nacionales de uso público». Sin perjuicio la autoridad, con fecha 1 de diciembre de 2020 volvió a aplicar la referida multa, indicando que el recurso de apelación fue resuelto fuera de plazo.
De esta forma, la referida multa versa sobre una materia resuelta con anterioridad por la Dirección de Medio Ambiente de la I. Municipalidad de Ñuñoa, favorablemente para la reclamante, resolución firme y ejecutoriada…
Esta Corte comparte lo informado por la Sra. Fiscal Judicial, en cuanto señala que de conformidad con las cláusulas pertinentes del contrato, suscrito por las partes, la I. Municipalidad disponía de un plazo de 10 días hábiles para resolver, de modo tal que si la apelación, se presentó el 3 de agosto de 2018 y fue decidida por Oficio N° 110, de 18 de agosto de 2018, ajustándose plenamente al plazo contractual pactado por las partes. Además, tal como lo alega la reclamante, el citado Oficio N° 110, se encuentra amparado por la presunción de legalidad, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3° de la Ley N° 19.880, en la medida que no ha sido dejado sin efecto, a lo que se une que se trata de una situación ya resuelta y decidida en el año 2018, no existiendo razones que permitan reactivarla».

Consulte el fallo analizado por Microjuris a continuación:

DEMARCO S.A. C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE ÑUÑOA – TERCERA SALA

Tribunal: Corte de Apelaciones de Santiago
Sala: Tercera
Colección: Jurisprudencia
Cita:MJJ327457
Compendia: Municipalidades, Microjuris
VOCES: – ADMINISTRATIVO – MUNICIPALIDADES – DECRETO ALCALDICIO – MULTA – PROCEDIMIENTO DE APLICACIÓN DE MULTAS – BASES ADMINISTRATIVAS DE LICITACIÓN – INCUMPLIMIENTO CONTRACTUAL – RECURSO DE ILEGALIDAD – RECURSO ACOGIDO –

La Municipalidad no puede imponer una multa contractual por un supuesto incumplimiento sobre el cual la empresa contratista reclamó oportunamente y la Dirección de Medio Ambiente de la Municipalidad resolvió a su favor, aduciendo -dos años después- que la apelación se presentó de forma extemporánea.

Doctrina:
1.- Corresponde acoger parcialmente el reclamo de ilegalidad interpuesto por la empresa contratista contra la aplicación de una multa contractual por parte de la Municipalidad aduciendo el atraso en las obras pactadas. Esto, puesto que en lo que corresponde a la multa, debe tenerse en cuenta que la reclamante de conformidad a lo dispuesto en las Bases Administrativas, denominada «Apelaciones», interpuso recurso de apelación de forma oportuna. Este arbitrio que fue acogido por la Dirección de Medio Ambiente de la Municipalidad mediante dictación de Oficio, estableciendo que no cabía responsabilidad alguna a la empresa. Sin perjuicio de esto, la autoridad volvió a aplicar la referida multa, indicando que el recurso de apelación fue resuelto fuera de plazo. De esta forma, la referida multa versa sobre una materia resuelta con anterioridad por la Dirección de Medio Ambiente de la Municipalidad, favorablemente para la reclamante, resolución firme y ejecutoriada.

2.- De conformidad con las cláusulas pertinentes del contrato suscrito por las partes, la Municipalidad disponía de un plazo de 10 días hábiles para resolver, de modo tal que si la apelación, se presentó el 3 de agosto de 2018 y fue decidida por Oficio el 18 de agosto de 2018, se ajustó plenamente al plazo contractual pactado por las partes. Además, el Oficio se encuentra amparado por la presunción de legalidad, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3° de la Ley N° 19.880, en la medida que no ha sido dejado sin efecto, a lo que se une que se trata de una situación ya resuelta y decidida en el año 2018, no existiendo razones que permitan reactivarla el 2020.

3.- Respecto a las demás multas y supuestos incumplimientos reclamados por la empresa contratista, la interpretación y aplicación de las Bases Administrativas Generales, como los anexos de los contratos si hubieren, que constituyen el marco contractual que regula las relaciones de las partes y, que precisamente determinan que la reclamante incurrió en mora y por tanto debe ser sancionada, no son cuestiones que corresponden se ventilen en un reclamo de ilegalidad, atendida la naturaleza de derecho estricto de este recurso.

Consulte texto completo de la sentencia

A %d blogueros les gusta esto: