Corte Suprema rechaza unificación de jurisprudencia y confirma fallo que acogió demanda por despido de funcionaria municipal contratada a honorarios

Se descartó yerro en la sentencia impugnada, dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago, que desestimó la procedencia de la sanción de nulidad del despido.

La Corte Suprema rechazó los recursos de unificación de jurisprudencia interpuestos por las partes en contra de la sentencia que acogió demanda por despido injustificado y cobro de prestaciones de funcionaria que prestó servicios en la Municipal de Huechuraba contratada a honorarios.

El fallo señala que para dilucidar esta controversia, se debe tener presente el criterio permanente expuesto por esta Corte, en el sentido que el artículo 4 de la Ley N°18.883 establece la posibilidad de contratar a honorarios a personas naturales como un mecanismo a través del cual las municipalidades pueden obtener la asesoría de expertos en determinadas materias, cuando necesitan llevar a cabo labores propias y que presentan el carácter de ocasionales, específicas, puntuales y no habituales.

Asimismo sostiene que: “De este modo, corresponden a una modalidad de prestación de servicios, que no confiere a quien los desarrolla la calidad de funcionario público, rigiéndose por las cláusulas contenidas en el respectivo contrato. Sin embargo, en el caso que las labores realizadas excedan los términos que establece la normativa aplicable, revelando caracteres propios del vínculo laboral reglado en el Código del Trabajo, será este cuerpo normativo el que regirá a las partes, por no enmarcarse las pactadas en la hipótesis estricta que acepta el citado artículo 4”.

Para la Sala Laboral, “(…) contrastado tal razonamiento con el contenido del fallo impugnado, en especial, con los hechos establecidos por la judicatura del fondo, es claro que los servicios prestados por la demandante, además de no coincidir con el marco regulatorio de la contratación a honorarios, dan cuenta de elementos que revelan con claridad la existencia de un vínculo laboral, atendido el desarrollo práctico que en la realidad concreta tuvo la relación descrita entre las partes, puesto que se acreditaron indicios que demuestran la correcta aplicación del artículo 7 del Código del Trabajo, por permanecer la demandante sujeta a dependencia y subordinación de la demandada, cumpliendo funciones genéricas y propias del servicio, por las que percibía una retribución mensual, en condiciones disímiles a las de que no pueden considerarse como servicios sujetos a las características de especificidad y no habitualidad exigidas en el artículo 4 de la Ley N°18.883, o desarrolladas en la condición de acotada temporalidad que indica; concluyéndose, por tanto, que el existente entre las partes fue de orden laboral”.

Finalmente concluye que, de esta manera, si bien se constata la disparidad jurisprudencial denunciada por la recurrente, en cuanto a la interpretación y aplicación dada a los preceptos señalados en el fallo impugnado y los acompañados, no constituye la hipótesis prevista por el legislador para que esta Corte por la vía del presente recurso, invalide la sentencia de nulidad y altere lo decidido, por cuanto los razonamientos que contiene para acoger la pretensión de la demandante se ajustaron a derecho, por lo que el arbitrio intentado será desestimado.

Consulte texto completo de la sentencia.

(Fuente: Poder Judicial).

A %d blogueros les gusta esto: