Fiscalía de Aysén y PDI desarticulan red internacional de tráfico que tenía centro de operaciones en Vitacura

Desde la Policía de Investigaciones de Chile, se indicó que este caso histórico surge de los antecedentes la Oficina de Análisis de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Coyhaique y del trabajo coordinado con la Unidad de Drogas de la Fiscalía Regional de Aysén.

La BRIANCO Coyhaique de la Policía de Investigaciones de Chile decomisó 19 kilos 211 gramos de cocaína que sería comercializada en la Región de Aysén, el mayor cargamento de este tipo de droga descubierto -hasta ahora- en tránsito hacia la zona. Además, el Ministerio Público inició hoy la formalización de nueve imputados, tres de ellos del sector oriente de la Región Metropolitana.

Líderes y financistas poseen, además, una empresa de servicios mineros que funcionaba de fachada.

El Fiscal Regional de Aysén, informó hoy que como parte de un trabajo conjunto entre el Ministerio Público de esta zona del país y la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado Coyhaique de la PDI, se logró desbaratar una red internacional de tráfico de drogas, evitando que 19 kilos 211 gramos de cocaína ingresaran a la Patagonia, cargamento avaluado en más de 350 millones de pesos. Se trata, hasta ahora, del mayor decomiso de cocaína descubierto en tránsito hacia la región de Aysén.

Fueron detenidos nueve imputados, tres de ellos ingenieros y con residencia en el sector oriente de la capital, además de otros tres extranjeros, -uno de Ecuador y dos de Bolivia-, un séptimo integrante que proveía la droga a esta asociación ilícita y quien trabaja a honorarios en una repartición pública de Tarapacá; un octavo ex militar con residencia en La Granja, Santiago y un ex funcionario de la policía civil, desvinculado hace 25 años de la institución, quienes forman parte de una organización delictual que traficaba droga hacia Aysén.

En este procedimiento, según el fiscal, detectives de la BRIANCO, bajo la dirección de la Fiscal, decomisaron los 19 kilos 211 gramos de cocaína en distintos lugares, los cuales serían comercializados en Coyhaique, Puerto Aysén y otras localidades, debido al mayor precio que alcanzan los estupefacientes en este lugar del país. La principal autoridad de la Fiscalía en Aysén, agregó que los nueve imputados están siendo formalizados durante la tarde de hoy ante el Juzgado de Garantía de Coyhaique, en una audiencia donde se les imputan cargos por tráfico de drogas, asociación Ilícita, apropiación indebida y estafa.
El Fiscal Regional, explicó también que en mayo de este año, un exfuncionario de la policía civil, recuperó su libertad tras cumplir una larga sentencia por el delito de tráfico de drogas. A los pocos días, el sujeto envió un kilo de cocaína a través de un tercero, el cual fue detenido por Carabineros al ingresar a la Región de Aysén, en el puerto de Cisnes. Tras ello, y a fin de continuar traficando en la región, se incorporó a una asociación ilícita con tres ingenieros, quienes mantienen una empresa de servicios mineros en la comuna de Vitacura.

Desde la Policía de Investigaciones de Chile, se indicó que este caso histórico surge de los antecedentes la Oficina de Análisis de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Coyhaique y del trabajo coordinado con la Unidad de Drogas de la Fiscalía Regional de Aysén, agregando que “el procedimiento se llevó a cabo en primera instancia en la Región de Tarapacá, donde se logró la detención de seis personas, tres chilenos y tres ciudadanos extranjeros que se encuentran con una situación migratoria irregular. Posteriormente, se realizó un segundo operativo en la Región Metropolitana, donde se logró la detención de otras tres personas chilenas, uno de ellos con un amplio prontuario penal, tenía condenas anteriores por tráfico ilícito de drogas, siendo puestos a disposición de la Fiscalía y los Tribunales”.
Así, de forma coordinada entre la Fiscalía y la PDI, se procedió a la entrada y registro de un domicilio en la comuna de Alto Hospicio, donde se incautaron 17 kilos 900 gramos de cocaína. Al mismo tiempo, en la comuna de Vitacura, se decomisó 1 kilo 311 gramos de la misma droga. Los líderes de la banda fueron posteriormente detenidos en la comuna de Las Condes y, además, se incautó en La Granja una escopeta con 37 cartuchos sin percutir perteneciente a uno de los imputados.

El Prefecto, añadió que gracias al trabajo de la PDI “se logró la incautación de más de 19 kilos de cocaína que venía con destino a la Región de Aysén, cuyo ingreso se realizó por el sector de Colchane y, posteriormente, en una empresa en el sector oriente de la capital los ciudadanos extranjeros con conocimientos para someter la droga a un proceso químico la iban a abultar y transformar para luego ser destinada a la Región de Aysén”.

Desde la PDI explicaron que se trata de cocaína base, en cuyo proceso químico se transforma esta sustancia en clorhidrato de cocaína, droga altamente nociva y adictiva que “iba a generar el abastecimiento de personas que se dedican al microtráfico en las diferentes localidades de la región, lo que continúa siendo materia de investigación en conjunto con el ministerio público con la finalidad de determinar el destino final de esa droga que fue sacada de circulación de manera anticipada”, precisó el jefe policial de la PDI.

Por su parte, el Subprefecto, Jefe de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Coyhaique, agregó que, gracias a la investigación que comenzó en Aysén, “se lograron individualizar diferentes actores en esta investigación, participantes del sector oriente de la capital con brazos operativos en la Región de Tarapacá, específicamente en la ciudad de Iquique, donde realizaban los contactos con los proveedores de nacionalidad boliviana como también con sujetos con los conocimientos químicos para el abultamiento y transformación de la sustancia ilícita”.

Este caso también tuvo una arista en Arica, donde los involucrados arrendaron vehículos que fueron cambiados por la sustancia que fue incautada finalmente, subrayó el jefe de la unidad especializada.
La dosificación de la sustancia incautada corresponde a 78 mil dosis, equivalente a más de 350 millones de pesos, explicó el jefe de la unidad especializada.

Finalmente, el Fiscal Regional de Aysén, dijo que este caso “es una muestra más de la persecución penal eficiente que busca desplegar la Fiscalía que dirijo, desde hace ya 5 años, donde tenemos tolerancia cero al tráfico y microtráfico de drogas”.

(Fuente: Fiscalía de Chile).

A %d blogueros les gusta esto: