Despachan al Senado proyecto que regula el teletrabajo y permisos para cuidadores en alertas sanitarias

Se garantizan permisos para que cuidadores de NNA, atendidos por programas del Servicio Nacional de Protección Especializada de la Niñez u otra entidad análoga, puedan acudir a citaciones de profesionales y especialistas.

Por 136 votos a favor y uno en contra, la Sala de la Cámara despachó al Senado la propuesta que fomenta la protección de las labores de cuidados frente a emergencias sanitarias. El proyecto establece, por un lado, el trabajo a distancia o teletrabajo como alternativa.

La nueva norma señala que quienes tengan el cuidado personal de niños o niñas menores de 12 años podrán utilizar este mecanismo cuando la autoridad decrete estado de excepción constitucional de catástrofe frente una epidemia o enfermedad contagiosa.

La moción señala que el empleador deberá ofrecer al trabajador o trabajadora esta modalidad de funciones, sin reducción de remuneraciones. Esto, en la medida que la naturaleza de sus funciones lo permita y el trabajador también lo consienta.

Si sus labores no son compatibles con el teletrabajo, podrá destinársele a funciones que no requieran contacto con público o terceros. Todo esto, siempre y cuando exista consentimiento del trabajador y no le importe un menoscabo.

Finalmente, agrega que, si el cuidado personal es compartido, quien acceda a la modalidad de teletrabajo deberá contar con el consentimiento de la otra parte. Aclara, además, que el otro cuidador no podrá acceder al beneficio.

La propuesta garantiza, asimismo, los cuidados de menores de 18 años y personas con discapacidad severa contagiados por una enfermedad catalogada de epidemia o pandemia. En el debate en la Comisión de Trabajo se agregó, igualmente, el apoyo para el cuidado de contagios graves por enfermedades respiratorias.

La norma otorga un permiso de trabajo, por la duración de la enfermedad, a la madre o padre de niños, niñas y adolescentes (NNA) contagiados. Así, también, a quien cuide de adultos mayores con discapacidad severa o personas con discapacidad afectados por estas patologías.
Por otro lado, se aprobó una indicación con el objetivo favorecer a NNA atendidos por programas del Servicio Nacional de Protección Especializada de la Niñez u otra entidad análoga que cumpla dichas funciones. La propuesta establece que las y los trabajadores que tengan sus cuidados personales podrán acudir a las citaciones en que se le requiera y que se efectúen en su jornada laboral.

Agrega que este tiempo será considerado como trabajado para todos los efectos legales. Por lo tanto, el empleador no podrá sancionarle ni menos despedirle por hacer uso de esta facultad. De hacerlo, se arriesga a multas de 28 a 140 UTM ($1.644.000 a $8.228.000 app.).

Junto a lo anterior, el empleador deberá guardar reserva de los antecedentes que maneje de estos hechos. De todas maneras, la o el trabajador deberá acreditar la necesidad de acudir a las citaciones e intervenciones con al menos 48 horas de anticipación. Esto, a través de comprobantes o documentación emitida por los especialistas e intervinientes del programa.

Consulte Boletines 13886 y 14906.

(Fuente: Cámara).

A %d blogueros les gusta esto: