Corte Suprema confirmó sentencia que acogió recurso de protección contra municipio que no impidió la ocupación y construcción de terceros en una quebrada destinada a área verde

Se hacía necesaria la adopción de las medidas para impedir dicha ocupación, aún más si esta genera un riesgo s la integridad física de vecinos, al considerar la naturaleza y condiciones sanitarias de las obras.

Recientemente, la Tercera Sala de la Corte Suprema confirmó la sentencia que dio lugar a un recurso de protección interpuesto por particulares en contra de un municipio fundado en la ocupación de terceros en una quebrada parte de un área verde, toda vez que se observó que la institución recurrida, entre otras, debía velar por el cumplimiento del Plano Regulador Comunal. Así, los sentenciadores estimaron que, «la ocupación de un área verde de la comuna en la cual no es posible asentar construcciones, tal como sucede en la especie, hace necesario la adopción de las medidas adecuadas para impedir su continuidad, tanto más si se considera que se trata de obras que por su naturaleza y condiciones sanitarias, ocasionan un riesgo inminente a la integridad física de una parte de la comunidad, sin que sea posible que la recurrida considere que no le corresponde adoptar las medidas necesarias para remediar la anomalía denunciada.
Consulte sentencia analizada por Microjuris a continuación

REQUENA BÁEZ, CONSUELO Y OTROS C/ ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE VALPARAÍSO – TERCERA SALA

Tribunal: Corte Suprema
Sala: Tercera
Colección: Jurisprudencia
Cita: MJJ328212
Compendia: Microjuris
VOCES: – RECURSO DE PROTECCION – MUNICIPALIDADES – DERECHO A LA INTEGRIDAD FÍSICA – DERECHO A VIVIR EN UN MEDIO AMBIENTE LIBRE DE CONTAMINACION – URBANISMO Y CONSTRUCCIONES – DIRECCIÓN DE OBRAS MUNICIPALES – PLAN REGULADOR COMUNAL – OCUPACION – RECURSO DE APELACION – RECHAZO DEL RECURSO –

La ocupación de un área verde de la comuna en la cual no es posible asentar construcciones, tal como sucede en la especie, hace necesario la adopción de las medidas adecuadas para impedir su continuidad, tanto más si se considera que se trata de obras que por su naturaleza y condiciones sanitarias, ocasionan un riesgo inminente a la integridad física de una parte de la comunidad, sin que sea posible que la recurrida considere que no le corresponde adoptar las medidas necesarias para remediar la anomalía denunciada. Además, se señala que la adopción de dichas medidas por el municipio recurrido, es sin perjuicio de las acciones o los derechos que estime conveniente ejercitar el titular de la heredad, esto es, el SERVIU, a fin de solucionar el asentamiento irregular en los terrenos de su propiedad.

Doctrina:
1.- Corresponde confirmar la sentencia que acogió el recurso de protección deducido en contra de la municipalidad impugnando la ocupación ilegal de una Quebrada. Al respecto, la ocupación de un área verde de la comuna en la cual no es posible asentar construcciones, tal como sucede en la especie, hace necesario la adopción de las medidas adecuadas para impedir su continuidad, tanto más si se considera que se trata de obras que por su naturaleza y condiciones sanitarias, ocasionan un riesgo inminente a la integridad física de una parte de la comunidad, sin que sea posible que la recurrida considere que no le corresponde adoptar las medidas necesarias para remediar la anomalía denunciada. Por último, corresponde señalar que la adopción de dichas medidas por el municipio, es sin perjuicio de las acciones o los derechos que estime conveniente ejercitar el titular de la heredad, esto es, el Servicio de Vivienda y Urbanismo, a fin de solucionar el asentamiento irregular en los terrenos de su propiedad.

2.- En la especie, el sector ocupado corresponde a un área verde definida como tal en el Plan Regulador Comunal. Sin embargo, dicha área se encuentra ocupada de manera irregular por un número considerable de personas desde un tiempo indeterminado, a pesar de que en dicho lugar se encuentra proscrito el emplazamiento de viviendas. Bajo dichos términos, es inconcuso que lo denunciado es un asunto que se encuentra bajo las competencias del municipio recurrente, puesto que son los municipios los órganos encargados de la planificación y regulación de la comuna y, al mismo tiempo, a quienes compete la confección del plan regulador comunal, con miras a ordenar el uso de los espacios de una comuna, promoviendo, desde luego, su desarrollo armónico, en especial, de sus centros poblados y en concordancia con las metas de cada región. Lo anterior a su vez se justifica en las atribuciones y funciones a cargo de la Dirección de Obras Municipales, al tenor de lo dispuesto en el artículo 24 letra a) del DFL Nº 1 de 2006 del Ministerio del Interior que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la Ley Nº 18.695, Orgánica Constitucional de Municipalidades, en cuya virtud le corresponde velar por el cumplimiento de las disposiciones de la Ley General de Urbanismo y Construcciones, del plan regulador comunal y de las ordenanzas correspondientes.

Consulte texto completo de la sentencia

A %d blogueros les gusta esto: