A ley reajuste al sector público del 3,2% con tope en rentas altas y bonos de término de negociación

SENADOPor 17 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención, la Sala del Senado despachó en general y en particular, el proyecto que establece un reajuste al sector público del 3,2%, con excepción de las autoridades públicas y los sueldos sobre 4,4 millones.

Asimismo la iniciativa otorga un bono de negociación de $114.000 para remuneraciones de hasta $550.000 (líquidos) y de $35.000 para sueldos entre esa cifra y $2.345.000 (brutos).

Los parlamentarios coincidieron en que la votación de este reajuste significa una disyuntiva compleja y abogaron porque el Ejecutivo acoja el compromiso del envío de un proyecto que contempla un bono de mitigación en diciembre, si la inflación acumulada de 12 meses es superior al 3,3% y también el estudio de una iniciativa que establezca parámetros más claros para el reajuste de los funcionarios públicos, y la remuneración de las autoridades.

Los senadores de oposición afirmaron que este es el incremento más bajo de los últimos años y obedece a una serie de malas decisiones económicas del gobierno; en tanto sus pares del oficialismo lamentaron que, por primera vez, se haya roto una tradición de negociación con el sector público.

¿EN QUÉ CONSISTE EL REAJUSTE?

Se trata de un reajuste de 3,2% para trabajadores del sector público (incluidos Municipalidades y Salud Primaria), profesionales ley N°15.076  (médicos-farmaceúticos -químicos farmacéuticos-bioquímicos y cirujanos) y personal Congreso Nacional. En total, 687.605 personas

El reajuste no regirá para:

• Autoridades: Presidente de la República, Ministros de Estado, Subsecretarios, Intendentes; Presidente, Ministros y Fiscal de la Corte Suprema; Contralor General de la República, Senadores, Diputados, Ministros del Tribunal Constitucional, Presidente del Consejo para la Transparencia, Fiscal Nacional y Director Ejecutivo Nacional del Ministerio Público; Secretarios del Senado y Cámara de Diputados; Director de la Biblioteca del Congreso y funcionarios del Congreso categorías B y C.

• Trabajadores del sector público cuyas remuneraciones sean iguales o superiores a $4.400.000 líquidos, sean fijadas de acuerdo con disposiciones sobre negociación colectiva del Código del Trabajo o fijadas por la entidad empleadora, o aquellos trabajadores del sector público remunerados en moneda extranjera.

  • Bonos especiales: Se concede, por una sola vez, un bono especial de $114 mil para 490.000 trabajadores cuya remuneración líquida sea igual o inferior a $550.000; y otro bono de $35 mil para 456.915 personas que perciben rentas líquidas iguales o inferiores a $2.345.060 brutos de carácter permanente, excluidas las bonificaciones, asignaciones o bonos asociados al desempeño individual, colectivo o institucional. Ambos bonos, que en total benefician a 946.915 personas, se pagarán en el mes de diciembre de 2016.

Ingresó veto del gobierno reponiendo reajuste de 3,2% para el sector público

Camara-Diputados-ChileSobre la base de un acuerdo alcanzado con parlamentarios de la Nueva Mayoría, ingresaron hoy a trámite las observaciones (veto) de la Presidenta Michelle Bachelet al proyecto de reajuste del sector público, considerando la reposición del 3,2% y una nueva escala y montos para el bono de negociación.

Sobre este punto, en concreto, el nuevo artículo 49 establece la entrega de un bono especial, no imponible, que no constituirá renta para ningún efecto legal, que se pagará dentro de los 30 días siguientes al otorgamiento del reajuste, de 104 mil pesos para los trabajadores con una remuneración líquida (a noviembre) igual o inferior a 550 mil pesos; de 75 mil pesos, para los que perciban entre 550 mil y 770 mil pesos; y 38 mil pesos para los que tengan remuneraciones sobre los 770 mil pesos y hasta los 920 mil pesos.

Se detalla que las remuneraciones (550 mil pesos, 770 mil pesos y 920 mil pesos) se incrementarán en 34 mil 807 pesos para el solo efecto de la determinación del monto del bono especial no imponible, respecto de los funcionarios beneficiados con la asignación de zona.

El veto también determina que las remuneraciones iguales o superiores a los cuatro millones cuatrocientos mil pesos no tendrán derecho al reajuste. La norma definía previamente un corte en las remuneraciones iguales o superiores a los cuatro millones ochocientos mil pesos.

Además, se especifica lo que se entenderá por remuneración líquida y se aclara que el Ministerio de Hacienda impartirá las instrucciones destinadas a normar las remuneraciones máximas de los contratos a honorarios de la Administración Central del Estado.

Según consta en el informe financiero, las presentes observaciones aumentan el costo fiscal del proyecto en tres mil 502 millones de pesos, costo que será ejecutado en el presente año. Con todo, el costo fiscal estimado para 2016 es de 152 mil 977 millones de pesos; en tanto que para el año 2017 es de 837 mil 737 millones de pesos. Costo total: 990 mil 715 millones de pesos.

(Fuente: Diputados)

Consulte el proyecto de ley, Boletín Nº 10938.

Reajuste del Sector Público: los beneficios que ya fueron aprobados por el Congreso

Funcionarios JudicialesPese al desacuerdo generado ayer en torno a algunos puntos claves del proyecto de reajuste del sector público, principalmente el porcentaje de aumento de las remuneraciones y el tope salarial para su aplicación, la iniciativa legal obtuvo igualmente la ratificación de una parte importante de sus contenidos.

En efecto, aparte de estos dos puntos, la propuesta contempla aguinaldos de Navidad y Fiestas Patrias para los funcionarios del sector público; personal de las universidades y servicios traspasados; y para los trabajadores de establecimientos particulares de enseñanza subvencionados, de educación técnico-profesional, colaboradores del Sename, Corporaciones de Asistencia Judicial y de la Fundación de Asistencia Legal a la Familia.

Asimismo, la iniciativa contempla la entrega, en 2017, de un bono de invierno de $59.188 para los pensionados del Instituto de Previsión Social (IPS), del Instituto de Seguridad Laboral, de las Cajas de Previsión y de las Mutualidades de Empleadores (Ley 16.744), que se encuentren percibiendo pensiones mínimas con garantía estatal, los que se encuentren percibiendo aporte previsional solidario de vejez y a los beneficiarios de pensiones básicas solidarias de vejez. Además, se consideran los respectivos aguinaldos de Navidad y Fiestas Patrias para este sector.

Adicionalmente, el proyecto incluye la entrega de un bono de escolaridad y las ayudas complementarias a este beneficio; los aportes a los servicios de bienestar; el aporte a establecimientos de educación superior; la bonificación de nivelación y otras bonificaciones generales.

Pero, además de estas materias que se focalizan más bien en beneficios monetarios específicos para el sector público, la iniciativa aborda otras consideraciones que también fueron aprobadas por las dos Cámaras.

En este último contexto, se pueden mencionar una autorización para la modificación de la Planta de Personal de la Fiscalía Nacional Económica; cambios a los requisitos de ingreso y promoción de las Plantas de Profesionales y Administrativos de la Subsecretaría de Economía y Empresas de Menor Tamaño; la autorización para crear la Planta de Técnicos en la Dirección de Presupuestos; la modificación de requisitos de ingreso y promoción de la Planta de Profesionales del Consejo de Defensa del Estado; el perfeccionamiento de las leyes sobre incentivo al retiro; el otorgamiento de una asignación por desempeño en condiciones difíciles al personal asistente de la educación; y la entrega de una facultad al director nacional del Instituto Nacional de Propiedad Industrial para crear un Plan Piloto de Teletrabajo, entre otros.

Escenario del reajuste

Luego que la Comisión Mixta no llegara a acuerdo, se procedió a notificar a la Presidenta de la República. La Mandataria podía hacer uso de la facultad constitucional de solicitar a la Cámara de Diputados que considerara nuevamente el proyecto aprobado en segundo trámite por el Senado.

Este procedimiento, conocido como «insistencia» fue descartado por la Mandataria, según comunicó esta mañana, por lo que el proyecto fue remitido para su promulgación, constando en él solo aquellas materias en que no hubo discrepancias entre ambas Corporaciones.

Respecto de los puntos no aprobados por el Parlamento, la Presidenta Michelle Bachelet puede apelar a su derecho constitucional (artículo 73) de devolver el proyecto a la Cámara de origen con observaciones (veto), dentro del término de treinta días.

Para este último evento, la Constitución establece dos escenarios posibles:

1. Si las dos Cámaras aprueban las observaciones, el proyecto tendrá fuerza de ley y se devolverá al Presidente para su promulgación.

2. Si las dos Cámaras desechan todas o algunas de las observaciones e insisten por los dos tercios de sus miembros presentes en la totalidad o parte del proyecto aprobado por ellas, se devolverá al Presidente para su promulgación.

Cabe mencionar que el veto puede tener tres características:

  1. Supresivo: elimina normas o partes de ellas.
  2. Aditivo: agrega una materia no considerada en el proyecto aprobado, pero que esté incluido dentro de sus ideas matrices o fundamentales.
  3. Restitutivo: reincorpora alguna materia considerada originalmente, pero que no logró la aprobación del Congreso Nacional.

(Fuente: Diputados)

Consulte el proyecto de ley, Boletín Nº 10938.

A %d blogueros les gusta esto: