Comisión de Trabajo aprobó proyecto que rebaja el peso máximo que podrán cargar trabajadores

TrabajoEl presidente de la Comisión de Trabajo, Patricio Vallespín, calificó como una «buena noticia para los trabajadores de Chile», la aprobación en dicha instancia del proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo para reducir el peso de las cargas de manipulación manual por parte de los trabajadores, de 50 a 25 kilos.

La iniciativa corresponde a una moción de los senadores Andrés Allamand, Alejandro García-Huidobro, Hernán Larraín y Jaime Orpis, y que tiene que ver con el máximo de carga que puede hacer un trabajador, ya sea en empuje o levantamiento, «y que va en la línea correcta de garantizar una salud laboral decente como el país se merece y que obviamente disminuya la accidentabilidad» sostuvo el diputado Vallespín.

«Hemos acordado que efectivamente el peso máximo que pueda desplazar un trabajador de sexo masculino va a ser de un máximo de 25 kilos, cuando no exista obviamente tecnología que permita hacerlo, vale decir, cuando sea obligado a hacerlo en forma manual, y que esto va a estar, además, en directa relación con una guía técnica especializada que hay, que se pueda ir adaptando sin necesidad de cambiar nuevamente la ley».

Asimismo, destacó que la norma también hará una diferenciación respecto de la mujer trabajadora «para quienes el peso máximo va a ser solo de 15 kilos», explicó el parlamentario –autor de esta indicación–.

«Obviamente es un avance notable que nos deja en los estándares mundiales respecto de esta materia, y eso por supuesto que es una muy buena noticia para la trabajadora y el trabajador chileno», concluyó.

El proyecto quedó en condiciones de ser visto por la Sala de la Cámara y de ser aprobado, sería remitido nuevamente al Senado para un tercer trámite.

(Fuente: Diputados)

Consulte el proyecto de ley, Boletín N° Boletín 8511.

Moción fortalece principio de igualdad de remuneraciones entre hombres y mujeres

trabajadoresLa moción de los diputados Aguiló, Cariola, Carmona, Gutiérrez, Núñez, Teillier y Vallejo, expone que el artículo 19 Nº 16 de la Carta Fundamental, garantiza “la libertad de trabajo y su protección”, asimismo, en su inciso segundo establece un derecho primordial para el resguardo de los derechos laborales, eso es la prohibición de cualquier discriminación que no se base en la capacidad o idoneidad personal.

Observa luego que, sin perjuicio de lo antes expuesto, existen prohibiciones programáticas, que representan un retroceso en la brecha salarial entre hombres y mujeres que no puede ser explicada por factores relacionados con la productividad, sino que más bien se refiere a efectos relativos a la discriminación.

Al efecto, los autores de la iniciativa recuerdan que de acuerdo a índices entregados por la OCDE, la participación de las mujeres en el mercado laboral nacional oscila alrededor de 48%, distante del 62,3% de los países miembros de la OCDE y del 52,6% de los vecinos en América Latina. Según la OIT, la participación masculina llega al 71,2%.

Y es que según datos entregados por el INE en su estudio de la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos, en Chile el total de personas ocupadas es de 7.199.138, de las cuales 3.104.902 corresponde a mujeres y 4.094.196 corresponde a hombres. El mismo estudio revela que la estructura ocupacional de hombres y mujeres en nuestro país se desagrega en que el 65,8% de las mujeres se ubica en la categoría asalariadas, 20,6% en cuenta propia y 10,9% en servicio doméstico. En el caso de los hombres, estos se ubican principalmente en la categoría asalariados con un 74,6% y en segundo lugar en la categoría cuenta propia 19,2%. Los hombres que trabajan en servicio doméstico solo corresponden a un 0,3%.

Sin embargo, la moción aduce que dicho estudio indica que el ingreso medio para las mujeres asciende a $338.791 y en el caso de los hombres es de $500.787. Esto da cuenta de una brecha salarial desfavorable para las trabajadoras de un 32,3%. La brecha promedio a nivel mundial se estima en el 15,6%

Corresponde ahora que la iniciativa sea analiza por la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados.

Conforme a lo anterior, y con el objeto de fortalecer el principio de igualdad de remuneraciones, el proyecto de ley propone concretar lo dispuesto en la Convenio Nº 100 de la OIT, del que es parte nuestro país, y resguardar de manera pertinente el derecho a la igualdad de remuneraciones entre hombres y mujeres.

Corresponde ahora que la moción sea analizada por la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados.

(Fuente: Diario Constitucional)

Consulte la tramitación del proyecto de ley, Boletín Nº 10576-13.

A %d blogueros les gusta esto: